alojamiento wordpress
alojamiento wordpress
alojamiento wordpress
alojamiento wordpress
InicioManagementCómo Llamar la Atención Sin Romper el Clima Laboral

Cómo Llamar la Atención Sin Romper el Clima Laboral

Si hay un momento difícil de abordar en el ámbito laboral, es sin dudas el anuncio del despido. Pero en el segundo puesto en esa lista, se ubica el momento de llamarle la atención al empleado que se ha salido de los carriles previstos. El apercibimiento, las sanciones disciplinarias, nunca son un asunto fácil de encarar.

- Advertisement -

Poder efectuar adecuadamente esa reprimenda y hacerlo sin afectar el buen clima laboral del lugar, es el anhelo de todo buen jefe que se precie.

Veamos esto, una reprimenda “toca” al cliente interno, no sólo es un momento ingrato, sino que además es riesgoso.

Pero, en definitiva, es nuestra oportunidad para resolver el problema.

¿Cuál es el riesgo de llamar la atención al empleado?

Bueno, puede ocurrir que el empleado que recibe la reprimenda reaccione de un modo disonante, atribuyendo a la personalidad de su jefe o jefa los motivos del llamado de atención.

Además hay que considerar que toda reprimenda repercute, también, en quienes no son “retados”.

La propuesta del llamado de atención

El llamado de atención debe ser entendido como una instancia de aprendizaje, un toque de atención con proyección de futuro, y por cierto, no de un futuro amenazante y vacío, sino de un futuro de cambio y crecimiento.

¿Cómo llamar la atención a un empleado?

1. Piensa qué es lo que deseas señalar

Si la reprimenda verbal es sobre la actitud del empleado hacia la tarea, lo que se cuestionará es que la persona no está aportando a la organización lo que la organización necesita de ella.

- Advertisement -

En este caso, pregúntate si el empleado realmente conocía lo qué se esperaba de su función y de su conducta, revisa las constancias que pueda tener al respecto, como manuales de inducción, contratos, etc.

Pero si la reprimenda es sobre los resultados obtenidos, se deben analizar exhaustivamente las causas y aportar soluciones. Evalúa la instancia individual, pero no pierdas de vista la instancia del trabajo en equipo que llevó a esa situación.

2. Escucha

Es un signo de respeto escuchar la versión de los hechos según el empleado. Pero no lo hagas por ser respetuosa y nada más, házlo para implicarlo en el análisis de la situación y en la búsqueda de las soluciones que él mismo deberá aplicar.

3. Cuida los detalles

Habla a solas, en privado. Ten todo el cuidado necesario en el modo de transmitir lo que tienes que decir, usa palabras conciliadoras y positivas. Evita las interrupciones por un llamado telefónico o una reunión ya agendada.

Tu gesto marcará el estilo de diálogo, no confundas la seriedad con el gesto adusto.

4. El motivo

Precisa el motivo de la charla desde el inicio, desde un punto objetivo, no lo hagas personal, de este modo tendrás más chances de lograr una reacción positiva.

5. No te confundas y no confundirás

Recuerda que tu intención no es valorar a la persona, sino analizar hechos y/o actitudes hacia la tarea que deben resolverse inmediatamente.

6. Dar una reprimenda no es aniquilar

- Advertisement -

Tu intención al llamar la atención es lograr una solución, para eso debes actuar con un sentido educativo, esto es: orientar, guiar, aportar sugerencias sobre procesos para mejorar.

Si el empleado observa que esa es tu intención, podrá comprender la situación y ese será el primer paso para tener su apoyo y compromiso.

7. Justicia

Se equitativa y justa con todos tus empleados. Ya he mencionado que debes evaluar no sólo las instancias individuales, sino también los procesos grupales.

La mayoría de los trabajos en las organizaciones, se realizan en equipo.

Antes de llamarle la atención al empleado que será motivo de esa reprimenda tan pensada que estás a punto de lanzar, evalúa si es realmente el único que necesita un llamado de atención.

8. El reconocimiento esperado

Cuando tú llamas la atención, sugiere estrategias para la solución del inconveniente y espera el compromiso del personal implicado.

Supongamos que el momento tan esperado llega y que se produjo el cambio deseado en la conducta o en los hechos. Bien… ¿ya está? No, falta una cosa más, falta tu reconocimiento.

Fuiste implacable para marcar la falta. Entonces se igual de perspicaz para señalar el reconocimiento por el cambio que esperabas.

Reconocer al empleado que ha enmendado su error, no sólo le hará bien al empleado, también le hará bien al equipo todo (¿o creías que ellos no se habían enterado de nada?) y, por supuesto, te hará mucho bien a ti, después de todo quién tomó la decisión de llamar la atención y qué esperaba de esa decisión.

En toda organización existe un intangible llamado clima laboral, es la atmósfera de trabajo que refleja la moral y el espíritu de equipo y el sentido de cooperación.

Llamar la atención sin romper el clima laboral es todo un desafío, pero es un desafío posible.

Frases para llamar la atención a un trabajador

Llamar la atención a un empleado de forma constructiva y efectiva es fundamental para promover el crecimiento y la mejora continua.

Aquí te ofrecemos algunas frases que puedes utilizar como herramientas de comunicación positiva:

  1. «Me gustaría hablar contigo sobre un asunto importante relacionado con tu desempeño. ¿Podemos tener una conversación en privado más tarde?»
  2. «Quiero destacar que valoramos tu contribución al equipo, pero últimamente hemos notado algunos desafíos que debemos abordar juntos.»
  3. «Entendemos que todos enfrentamos momentos difíciles, pero es esencial mantener un alto estándar de calidad en nuestro trabajo.»
  4. «Tu éxito es importante para nosotros. ¿Puedes compartir tus pensamientos sobre cómo podemos mejorar tu desempeño?»
  5. «Recuerda que estamos aquí para apoyarte en tu desarrollo profesional. ¿Qué necesitas para tener éxito en tus responsabilidades?»
  6. «Estamos comprometidos en ayudarte a superar cualquier obstáculo. ¿Qué podemos hacer para asegurarnos de que te sientas respaldado?»
  7. «Esperamos que esta conversación sea un punto de partida para un mayor crecimiento y éxito en tu carrera.»
  8. «La retroalimentación es una parte normal del proceso de crecimiento. ¿Cómo te sientes respecto a nuestras discusiones?»
  9. «Tener expectativas claras es esencial. ¿Estás al tanto de lo que se espera de ti en tu rol?»
  10. «Recuerda que estamos aquí para aprender y crecer juntos. Tu éxito es nuestro objetivo.»

Estas frases pueden ayudarte a abordar situaciones delicadas con empatía y fomentar una comunicación abierta y constructiva con tus empleados, preservando al mismo tiempo un clima laboral positivo.


¿Te ha gustado este artículo? ¿Si? Entonces te pido que lo compartas en tus redes sociales.

Publicado originalmente: 1/5/2003. Actualizada: 9/10/2023

Silvia Chauvinhttps://www.mujeresdeempresa.com/
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.

Buscar en este blog:

Glosarios

Hosting WordPress