Una Visión Cubana de la Administración

0
901

Esta manera de manejar una organización, como se planteó en el documento citado anteriormente, debe cesar ya que agrede violentamente las posibilidades económicas de la empresa, de manera particular, y de la economía nacional de forma general. Cada organización de producción o servicios debe y tiene que alcanzar su objetivo principal. Esa es la puerta de entrada a la eficiencia del mundo de la economía la que se debe abordar como un ingreso necesario al laberinto racional de los requerimientos económicos.

Bajo esta óptica sería necesario reconsiderar los indicadores económicos que realmente definen el cumplimiento del plan de una empresa estatal socialista y esta óptica también nos enseña cuáles han de ser los indicadores que deben estar en el centro de atención de los administradores empresariales.

El cumplimiento en surtido y volumen de la producción junto con el resultado positivo de la gestión económica de la empresa, manifestado en el indicador ganancia, son a los indicadores a los que nos referimos.

Este último indicador se ha escogido por ser la forma adecuada de medir el nivel de eficiencia con que han sido utilizados los recursos. Dichos indicadores deben pasar a tomar el papel rector dentro del análisis del desempeño empresarial.

El cumplimiento con las cifras planificadas en estos indicadores son los que caracterizan el cumplimiento de la tarea estatal asignada a la organización, o lo que es lo mismo, su deber social. Los logros económicos de nuestra sociedad socialista se manifiestan de forma más concreta y tangible en el cumplimiento de los indicadores antes mencionados.

A primera vista la cuestión de los objetivos de una organización lucrativa pudiera parecer nada controversial. Tradicional e históricamente este tipo de organizaciones ha sido entendida como una institución económica desarrollando como medida de su eficiencia la utilidad obtenida.

En la actualidad los objetivos organizacionales son el elementos más controversial de las organizaciones. Muchos autores han removido las utilidades de su posición como objetivo central y la han reemplazado con objetivos diversos. Algunos autores han marcado las utilidades como inmoral e inaceptable socialmente. Esta aseveración es realmente dudosa. Como se dijo se ha pasado de las utilidades, la maximización de los beneficios y la superviviencia a satisfacer a los grupos de poder a través de objetivos idílicos como excelencia, calidad total, cero defectos, etc.

Cualquier acción organizacional, si no es fruto de ideas descabelladas y poco estratégicas, debe buscar una mayor competitividad, es decir, asegurar la supervivencia

En Cuba se ha reflejado un despertar en este sentido. El mismo ha sido declarado explícitamente en la Resolución Económica V Congreso del Partido Comunista de Cuba que en su Sección II (La política económica en la fase de recuperación de la economía cubana) plantea lo siguiente: «La eficiencia es, por tanto, el objetivo central de la Política Económica pues constituye una de las mayores potencialidades con que cuenta nuestro país… Lograr un propósito de esa envergadura obliga a profundizar en algunos aspectos conceptuales y en las prácticas del funcionamiento de la economía que permitan sostener la recuperación económica.»

En ese sentido se plantean algunos lineamientos a seguir, de los cuales mencionaremos los que se relacionan estrechamente con el presente trabajo y lo que se quiere demostrar:

  • «El empleo de técnicas modernas de dirección empresarial, adecuadas a nuestras características y basadas en las mejores y más avanzadas prácticas contemporáneas…»
  • «Hacer estudios de mercado y practicar una política gerencial más dinámica y coherente se impone como condición indispensable para acceder a ingresos y segmentos de mercado para nuestras exportaciones.»
  • «La ciencia, la innovación y la asimilación de tecnologías son elementos esenciales en la elevación de la eficiencia económica y condición primordial para el desarrollo…»
  • «La elevación de la calidad de la producción, tanto para el consumo nacional como para la exportación…»

Más adelante se plantea que «se continuará promoviendo la inversión extranjera…y que la necesaria vinculación entre los elementos más globales de la Política Económica y aquellos que corresponden al ámbito empresarial tiene su expresión en aspectos institucionales, organizativos, jurídicos y en el principio de dirección ómica y de gestión de empresas.»

Se destaca además que «dentro de estos aspectos, la Planificación desempeña el papel fundamental en la conducción de la economía, aún cuando se ha abierto un espacio para el funcionamiento de mecanismos de mercado bajo regulación estatal.» No obstante se hace la acotación necesaria de que «corresponde al Estado socialista corregir las distorsiones inherentes a los mecanismos de mercado a fin de disminuir sus efectos negativos y, sobre todo, tomar en cuenta que su inevitable presencia supone retos y peligros que es indispensable enfrentar en lo económico, político, ideológico y social…

En las nuevas condiciones en que opera la economía, con un mayor grado de descentralización y más vinculadas a las exigencias de la competencia internacional, el control oportuno y eficaz de la actividad económica es esencial para ón a cualquier nivel…»

Sin embargo se reconoce que «a pesar de los avances, todavía se manifiestan debilidades e insuficiencias en el sistema empresarial estatal, por lo que se deberá continuar el completamiento de las transformaciones de manera sistemática, mediante el reordenamiento organizativo y de las facultades que progresivamente se otorguen a las empresas y teniendo como definición que su principal misión es incrementar el aporte a la sociedad

El V Congreso precisó la necesidad del perfeccionamiento de nuestras empresas, por tanto el Perfeccionamiento Empresarial Estatal de la Empresa Estatal Cubana, se aprobó como reto del quinquenio y una meta para el VI Congreso del Partido pasando a ser ley.

Todo este proceso demuestra una brecha abierta hacia el reconocimiento de la necesidad de un vuelco en nuestro sistema empresarial hacia una búsqueda de mejores desempeños. Esta necesidad es de inaplazable reconocimiento en esta época de cambios en la estructura productiva por la que atraviesa nuestro país y de un mundo en donde las fronteras geográficas ya no significan nada para las relaciones comerciales y financieras.

Sólo en la medida que seamos capaces de hacer más exitosas nuestras empresas seremos capaces de hacer más exitosa nuestra región y como consecuencia nuestro país. Tener mejor desempeño empresarial significa entre otras cosas realizar eficaz y eficientemente los procesos de adaptación a los cambios del mercado y de la propia organización según lo exija el entorno empresarial, esto implica:

  • 1. Otra forma de pensar: una nueva filosofía de administración que facilite una nueva forma de ver y administrar la empresa,
  • 2. Otra forma de organización: de la empresa y su interacción con el mercado,
  • 3. Otra forma de medición: de los resultados que apunten a las verdaderas restricciones para tener mejor desempeño,
  • 4. Otra forma de analizar los resultados: teniendo en cuenta cuán competitiva es o no la empresa.

No obstante se ha de reconocer que en medio de los cambios que se han venido desarrollando en la Economía Cubana, se sentía la ausencia de cambios en la empresa estatal. El Perfeccionamiento Empresarial ha venido a responder a este «llamado».

El mismo se encamina a potenciar de manera continua los niveles de eficiencia, autoridad y ejecutividad de la Empresa Estatal Cubana como eslabón fundamental de la economía exigiendo que estas cubran sus gastos con sus ingresos y genere un margen de utilidades de manera tal de que se logre un alto desempeño para producir o prestar servicios con la competitividad, calidad y oportunidad que nuestro pueblo merece.

Sin ánimo de concluir la polémica

En la opinión de los autores el Perfeccionamiento Empresarial es el proceso económico más importante, decisivo, estratégico y complejo, que se lleva a cabo en el país, ya que presupone un cambio en la concepción de la forma de hacer y pensar que puede llevar a la empresa actual hacia un nuevo estadio, o sea, hacia una empresa perfeccionada, aunque no constituye una filosofía administrativa y aún está notablemente influido por el pensamiento funcional, es, como ya se ha dicho, una nueva forma de hacer y establecer nuevas y mejores relaciones (más autónomas) y funciones (más profesión).

Sin embargo esta nueva empresa debe de cuidar que el proceso no caiga en las tendencias del conservadurismo. Este proceso exige que cada empresario capte lo que se le está pidiendo, que es un proceso de cambio y cualquier atisbo de resistencia puede llevar a la empresa al estancamiento o su total retroceso.

Referencia Bibliográfica

Stoner (1995): «Quizás el elemento común más obvio de ellas [se refiere a las organizaciones] es una Meta o finalidad. Las Metas variarán, pero sin una Meta no habrá razón para que exista una organización».
Talcott Parsons (1969) Sugestions for a Sociological Approach of the Theory of Organizations. Chicago, Aldine Publish. Citado por Idalberto Chiavenato (1981). Introducción a la teoría general de la administración. Editorial McGraw – Hill de México. México: «La organización debe ser analizada como un tipo especial de sistema social, organizado alrededor de la primacía de intereses por la consecución de determinado tipo de Meta Sistémica».
Kenneth J. Albert (1984) Manual de administración estratégica. Mc.Graw – Hill. México: «Con frecuencia las compañías confunden los objetivos últimos de la organización (qué desean y para cuándo) con sus estrategias (cómo van a alcanzar los objetivos)».
Marx, C. y Engels, F. (1974) Obras Escogidas. 3 t. Editorial Progreso. Moscú.
Marx, C. y Engels, F. (1974) Obras Escogidas. 3 t. Editorial Progreso. Moscú. Lenin, V. I (1961). Obras escogidas. 3 t. Editorial Progreso. Moscú.
Marx, C. y Engels, F. (1963) Obras Escogidas. 2 t. Editora Política, La Habana.
Resumen de «A problemas viejos soluciones nuevas. El perfeccionamiento empresarial en el MINFAR» Julio Casas Regueiro, Armando Pérez Betancourt, Berto González Sánchez, José Cazañas Reyes, Raúl Lazo. Editora Política. La Habana. 1990.

Bibliografía

    • 1. Brockman, John. (1996). La tercera cultura. Más allá de la revolución científica. Tusquets Editores, S. A. Barcelona. España.
    • 2. Casas Regueiro Julio, (1990). A Problemas Viejos Soluciones Nuevas. El perfeccionamiento Empresarial en el MINFAR. Editora Política. La Habana. Cuba.
    • 3. Chiavenato I . Introducción a la Teoría General de la Administración. McGraw – Hill. México. l986.
    • 4. Wren. The Evolution of Management Thought, 3ra. Ed. New york, John Wiley&Sons, 1987.
    • 5. Dettmer H. William (1996) Goldratt’s Theory of Constraints: A Systems Approach to Continuous Improvement.
    • 6. Guerreo, Ramos Rosalina y Rafael Díaz Crespo (2000) La misión de la empresa ¿Obtener beneficios o prestar un servicio? Folletos Gerenciales. Año III. No. 12. Diciembre. La Habana. Cuba.
    • 7. Goldratt, E. (1990). Theory of Constraints. North River Press. USA
    • 8. Goldratt, E. (1990).The Haystack Syndrome. Sifting Information out of the Data Ocean. North River Press. USA
    • 9. Goldratt, E. (1994). It’s Not Luck. North River Press. USA
    • 10. Goldratt, E. (1997). Critical Chain. North River Press. USA
    • 11. Goldratt, E. Carol A. Ptak, Eli Schragenheim. Necessary But Not Sufficient. http://www.goldratt.com
      Goldratt, E. y Jeff Cox (1992)The Goal. North River Press. USA
    • 12. Goldratt, E. y Robert F. (1992), La Carrera. Ediciones

Castillo S.A. Monterrey, Nuevo León, México.

  • 13. Hampton D. (1992) Administración Contemporánea. McGraw – Hil. Brazil
  • 14. Koontz H y Weirhrich. (1994) Administración. Una perspectiva global. Décima Edición. McGraw – Hill. México.
  • 15. PCC, V Congreso.[1997] Resolución Económica del V Congreso del Partido Comunista de Cuba./ La Habana, 70pp.
  • 16. Llanes, Wilder. (2000). La dirección por Valores. ¿Es realmente nueva? Folletos Gerenciales. Año III. No. 11. Noviembre. La Habana. Cuba.
  • 17. Lenin, V. I. (1975) Las tareas inmediatas del poder soviético. Obras Escogidas. 2t. Editorial Progreso. Moscú.
  • 18. Renau, J. J. (1985), Administración de empresas. Una visión actual. Editorial Pirámide. España.
  • 19. Stein, Robert E. (1996) The Theory of Constraints: Applications in Quality and Manufacturing. Marcell Dekker, Inc. USA
  • 20. Stoner James A. F. (1995). Administración. Quinta Edición. Ediciones Prentice – Hall. México.
  • 21. Stoner, James A. F. (1984). Administración. Segunda Edición. Prentice – Hall Hispanoamericana. México.