Trabajar Desde Casa: Lo Primero es la Investigación

Si tu meta es encontrar una oferta legítima de trabajo para realizar desde casa, en esta nota encontrarás consejos para ubicar una que sea completamente real y con la que te sientas cómoda. Hay muchas compañías contratando trabajadores a distancia, solo hay que ser paciente y estar al acecho de las oportunidades.

1
14274

Cuando comienzas a pensar en trabajar desde casa a través de Internet para alguna empresa (ya sea que realices encuestas, tareas de empaquetado, estudios de mercado, secretaría virtual, etc) seguramente vas a encontrarte en un dilema en muy poco tiempo: ¿Cómo puedes saber qué compañías ofrecen trabajos para hacer en casa legítimos y cuáles sólo están buscando estafarte?.

Algunas veces es imposible saberlo a ciencia cierta, especialmente con compañías de reciente creación o que están comenzando a construir una reputación en el mundo del Internet.

De cualquier forma, hay algunas cosas que puedes hacer cuando quieres saber si la oferta de trabajo es legítima y la primera de ellas será para investigar para qué tipo de compañía vas a trabajar.

Para aprender a identificar las ofertas de trabajo legítimas y no perder tiempo (y dinero) con las falsas, te damos algunas señales que te van a indicar que una oferta de trabajo es fraudulenta.

6 Pistas Para Saber Si Una Oferta de Trabajo es Legítima

1) Calidad, contenido y enfoque de la página web de la empresa

Primero lo primero, revisa muy a fondo su página web. ¿Tiene una apariencia limpia y profesional o parece improvisada? ¿Se enfocan mas en vender su producto o en el hecho de que están contratando trabajadores desde casa?

¿Está inundada de testimoniales sobre sus productos o servicios o sobre gente que supuestamente ha trabajado para ellos y ha llegado a la gloria de sus finanzas?

Ya sea que tengas experiencias previas en este sentido o no, el sentido común te indicara con solo ver la página, si la oferta de trabajo es real o es una estafa. Si ya viste que su página de Internet luce profesional y completamente creíble, aun no te emociones demasiado, hay más cosas que investigar.

Toma un momento para revisar quien es el dueño del dominio de la pagina, puedes buscarlo en paginas como “Whois.com”. Esto te dirá cuando fue registrado el dominio y por quien fue registrado. Si encuentras que el dominio fue registrado hace tan solo un mes o que había estado inactivo por mucho tiempo esto puede ser una señal de alarma.

2) Información de contacto

En la página web de la compañía también debe haber un número telefónico real para contacto y de preferencia una dirección con calle y numero reales. Si hay un número de teléfono es aconsejable que llames para obtener información, si te contesta una compañía diferente, una casa particular o un buzón de voz, desconfía.

Si hay alguna dirección, búscala en google maps, yahoo maps, Mapquest o algún sitio de búsqueda de mapas similar.

Si la referencia apunta a un lugar inexistente, o que muestra una compañía diferente, intenta buscar en la sección amarilla del directorio. Una vez estuve a punto de aceptar una oferta, hice toda la investigación y estaba casi perfecta pero algo no sonaba bien, busque en las páginas amarillas y resulto que la dirección que daban era la de una funeraria, llame a la funeraria para preguntar y me confirmaron que habían estado ahí por años. Tiempo después descubrí que la supuesta oferta de empleo era una muy elaborada forma de estafa.

3) Si te piden dinero, simplemente olvídalo

Este apartado debería ser en realidad el numero uno de la lista de advertencias, especialmente desde que los estafadores se han vuelto más inteligentes y sutiles para pedir el dinero haciéndolo a través de membresías o hasta que ya has hecho una solicitud del empleo. Si ves que hay una petición de dinero a primera vista, simplemente cierra la página y olvídate de que existe, no necesitas investigar nada mas, es una estafa.

Los empleadores legítimos no te pedirán un solo centavo, tal vez harán peticiones de otro tipo como abrir una cuenta de pay pal para depositar o algo por el estilo, pero todo será encaminado a darte dinero, no a pedírtelo. No importa como lo llamen, cuota de recuperación, cuota administrativa, membresía, prueba de que eres un solicitante serio, cuota para los exámenes en línea o cualquier otra cosa que signifique un desembolso para ti. Simplemente no les des tu dinero y punto.

4) Revisa las páginas web especializadas en estafas

Hay algunas páginas web en donde a través de foros, los usuarios reportan casos de estafas de todos tipos. Puedes ir a scambusters.org y buscar el nombre de la compañía o de quien te invite a participar en el supuesto negocio, si lo encuentras aquí, ya sabes que hacer.

Si no lo encuentras aquí, de nuevo, la investigación no ha terminado, puedes buscar en esa misma página otros datos como el nombre del dominio, la dirección, el teléfono, el nombre del dueño y cuanto dato aparezca en los emails que te han hecho llegar o en la misma página de la supuesta compañía.

Asegúrate de leer bien los comentarios que ponen de la empresa, pues algunos usuarios pueden poner comentarios ambiguos o dañinos hacia una empresa para darle mala reputación sin que signifique que la oferta de empleo es una estafa, puede ser que el que comenta sea un empleado que no cumplió con su trabajo y fue despedido, es por eso que debes leer todos los comentarios al respecto y decidir después.

5) Búsqueda general en Internet

Por otro lado, puedes hacer una búsqueda general en los diferentes motores de búsqueda usando los nombres y datos que aparecen en la página que te ofrece el trabajo.

Para optimizar tu búsqueda, utiliza para los nombres las comillas para que solo aparezcan los resultados que coincidan perfectamente por ejemplo, “www.nombrededominio.com” o “nombre del contacto” o “nombre de la compañía”, cualquier pagina, foro o blog que menciones estos datos te dará información muy útil sobre la confiabilidad de la oferta, mucho más confiable aun si en el foro participan personas que ya tienen un trabajo desde casa.

6) Confía en tu sexto sentido

Tu instinto usualmente sabe más que tu cerebro. Finalmente, el arma más poderosa que puedes tener para defenderte de las estafas por Internet es el sentido común. Si algo no te suena bien, si sientes que no es real o tienes un presentimiento de que es una estafa, simplemente sigue a tu corazón y no te dejes llevar por la desesperación para luego terminar tomando decisiones de las que puedes llegar a arrepentirte.

Conclusiones

Si tu meta es encontrar una oferta legitima de trabajo en casa, sigue buscando hasta que encuentres una que sea completamente real y con la que te sientas bien. Hay muchas compañías contratando trabajadores a distancia, solo hay que ser paciente y estar al acecho de las oportunidades.

¿Tienes otros consejos para compartir? Por favor deja tus sugerencias debajo.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.