Técnicas de Creatividad Aplicada a los Negocios: El Storyboarding

0
2100
contar historias, el storyboarding aplicado a los negocios

El genial Leonardo Da Vinci ya lo usaba. ¿Qué espera para comenzar a aplicar el “storyboarding” en su vida profesional y personal?

El “storyboarding” se remonta a los comienzos del cine, cuando el celebre director ruso Sergei Eisenstein (El acorazado de Potemkin) empezó a usar esta técnica, pero se cree que una metodología similar fue puesta en práctica por Leonardo Da Vinci, quién utilizó tarjetas para poner sus ideas sobre la pared y examinar su disposición.

El Storyboarding es una técnica de creatividad que permite sumergirse de forma total en ciertas ideas, con el fin de resolver un problema o generar un nuevo concepto, pues gracias a ella es posible ver las ideas de forma conjunta, junto con sus similitudes e interconexiones.

La práctica del Storyboarding es hoy en día una popular técnica para facilitar el proceso de pensamiento creativo, que consiste básicamente en escribir sus ideas y pensamientos -y los de otros-, y ubicarlos sobre un pizarrón o pared, tanto si se trabajará en un proyecto o en la resolución de un problema.

Claro que si bien, como señalamos, esta técnica tiene una larga historia, la misma no se popularizó sino hasta que, dentro del mundo de la animación, Walt Disney junto con todo su personal desarrollaron un sistema de Story Board en 1928.

Disney buscaba lograr una animación total y para esto necesitaba producir un enorme número de dibujos.

Pero manejar los miles de dibujos era muy difícil, así que Disney les dijo a sus artistas que los sujetaran con chinches sobre las paredes del estudio. De esta manera, se podría verificar el progreso, y así agregar o desechar escenas con suma comodidad.

Con el uso de tarjetas, se logran ver mejor las interrelaciones y correspondencias entre las ideas, y se tiene una mejor proyección del panorama global. Además, una vez que se comenzaron a utilizar las tarjetas, es más probable que las personas que intervienen se comprometan (y entusiasmen) con la tarea, y comiencen a surgir nuevas ideas e interrelaciones.

Para implementar una solución de Story Board, se puede utilizar una pared de corcho o una superficie semejante, que permita sujetar algunas fichas de papel. También existen programas de software de disponibles, como el Corkboard de Macintosh.

Primero se coloca una tarjeta que indica el tema, y bajo la misma se van poniendo diversas tarjetas que hacen las veces de encabezados sobre las tarjetas que vendrán: aspectos generales, categorías, consideraciones, etc.

Bajo estas tarjetas de encabezamiento, se pondrán tarjetas de sub-ítems, que contendrán ideas relacionadas con las tarjetas de cada encabezamiento; estas son ideas de detalles generados por la sesión de pensamiento creativo, es decir ideas que desarrollan o complementan los encabezamientos.

El Storyboarding, funciona muy bien en las sesiones grupales.

Cuatro (4) tipos de Storyboarding aplicado a los negocios:

Según los especialistas, existen cuatro tipos principales de Storyboarding aplicado a los negocios:

  • de Planeamiento,
  • de Ideas,
  • de Comunicación
  • de Organización.

Durante una sesión de storyboarding, se deben considerar todas las ideas pertinentes, incluso por poco prácticas que ellas se vean.

En efecto, se debe pensar positivamente, dejando de lado toda crítica, por lo menos hasta más tarde, y prestando atención -y participando- a las ideas que se consideren relevantes.

En otras palabras: las sesiones de pensamiento creativo deben ser separadas de las sesiones de pensamiento crítico.