Singled Out: El Estigma de Ser Soltera a Comienzos del Siglo XXI

0
646

¿Que pasa con la soltería ya entrado el siglo XXI? Los estudios demuestran que ser soltero es una tendencia, y si bien ser soltera también lo es, no deja de connotar cierta tufillo a estigma.

El concepto de familia está en plena evolución. La soltería aumenta en el mundo, llegando al caso que por primera vez en algunos países el número de personas solteras supera al de las casadas. Si hablamos específicamente de las mujeres cada vez hay más mujeres solteras, madres solteras y mujeres que han decidido no ser madres.

Pero a pesar de esa tendencia, no es lo mismo ser soltero que soltera. Y se da el caso paradójico de China que cuenta con 24 millones más de hombres solteros y mayores de 30 años que mujeres, pero aún así la soltería femenina sigue creciendo de manera constante.

Y para dar prueba del estigma cultural sobre la soltería femenina, aún cuando lo que sobran en China son hombres, a las mujeres solteras se las denomina las shengnu que significa ¡mujeres sobrantes!

Es importante destacar que el notable desbalance poblacional que sufre China (agravado en las áreas rurales) se debe a los abortos provocados cuando a partir de los años 80 fue posible detectar tempranamente el sexo del feto, lo que unido a la preferencia por tener hijos varones y la discriminación cultural contra las mujeres produjo el tremendo desequilibrio poblacional actual.

Si te interesa el tema puedes consultar la obra del economista indio Amartya Kumar Sen quien acuñó el término “missing women syndrome” para alertar sobre el fenómeno.

Tras su estreno el pasado mes de octubre en la Seminci de Venecia, la película Singled Out llega a los Cines Aribau Club de Barcelona los próximos días 14 y 15 de junio, y a los Conde Duque Verdi Madrid, el 21 del mismo mes.

Qué significa Singled out

En inglés “single” significa soltero. También significa uno solo, una unidad singular.

El adverbio “out” significa fuera y a menudo se utiliza como complemento nominal para nombres y adjetivos adquieran una función excluyente, pero también exclusiva.

Cuando “single” se convierte en participe y va acompañado de la preposición “out”, toma una nueva connotación: “Singled out” significa señalado/s. Y en nuestro caso: señaladas.

Señaladas en el sentido peyorativo de diferentes, casi raras. Pero también en sentido positivo: singulares, escogidas, selectos. Únicas.

Sinopsis

El documental sigue a 5 mujeres en 4 ciudades: Barcelona, Estambul, Shanghái y Melbourne. Sus historias personales van acompañadas de las opiniones de algunos expertos en el tema como: Eva Cox (socióloga), Eva Illouz (socióloga), Li Yinhe (socióloga y sexóloga), Albert Esteve (demógrafo), Leta Hong Fincher (socióloga) y Hulya Gulbahar (abogada y activista, lamentablemente no conseguí un enlace en español o inglés), mostrando un conjunto de experiencias sobre cómo se vive la soltería femenina en distintas sociedades.

La película propone reflexionar sobre el lugar del amor en la actualidad, en un mundo donde el individualismo avanza como centro de la ecuación y donde sin embargo la soltería –especialmente la femenina- todavía sigue fuertemente estigmatizada.

El siguiente artículo fue publicado por Gema Lozano en Yorokobu y reproducido aquí bajo una licencia CC.

El estigma “si estás solteras, estás haciendo algo mal” sigue vigente

Por Gema Lozano

Es el tipo de hogar que más crece en todo el mundo: para 2020 se prevé un aumento de 48 millones de nuevos residentes en solitario en todo el mundo, según datos de Euromonitor. Ser soltero es tendencia. Ser soltera, también, aunque con otros añadidos en forma de estigma y discriminación.

Un prejuicio enraizado en la sociedad y para el que la comunidad científica tiene incluso nombre: singlismo.

«Pese a ser sistémica y estar integrada en nuestra realidad, a menudo de manera sutil y no reconocida, esta estigmatización afecta muy significativamente a cómo las mujeres piensan y razonan por sí mismas».

Así lo creen Mariona Guiu y Ariadna Relea, fundadoras de Suricata Stories, y codirectoras (además de encargarse del guion y la producción) del documental Singled Out. En él, a través de la historia de cinco mujeres sin pareja de cuatro ciudades (Barcelona, Estambul, Shanghái y Melbourne), tratan de conocer cómo se vive la soltería femenina en las distintas sociedades.

SINGLED [OUT] – TRAILER VO CAST from SINGLED OUT FILM on Vimeo.

«Más allá del estigma latente, existe toda una construcción transcultural de la imagen de solterona que merecía la pena explorar, puesto que el discurso oficial en Occidente se empeña en afirmar que eso ya está superado».

Que la normalización de la soltería en las mujeres es de boquilla en muchos lugares queda reflejado ya en el uso que aún se sigue haciendo de términos peyorativos para referirse a este colectivo: el ya citado solteronas, en castellano; spinster, en inglés, o shengnu, que en chino mandarín viene a significar algo así como «sobrante».

El propio título del documental quiso recoger esta realidad: «Cuando single se convierte en participio y va a acompañada de out (fuera), la expresión toma una nueva connotación: singled out significa ‘señalado/a’».

«Señaladas en el mal sentido (diferentes, raras), pero también en el positivo (singulares, escogidas, selectas, únicas)».

A través de la experiencia de Manu (40 años, Barcelona), Yang (35, Shangái), Jules (30, Melbourne), Melek (29, Estambul) y Shu (34, Shangái), Guiu y Relea tratan de averiguar si son ciertas sus sospechas acerca de la vigencia de ciertos «discursos obsoletos y tóxicos» que tratan de «guiar la vida amorosa de la mujer en pleno siglo XXI».

«También nos interesaba explorar el lugar del amor en la era del amor moderno, esto es, en un tiempo en que hombres y mujeres ya no nos necesitamos para la subsistencia, pero todavía queremos relacionarnos, cuidarnos, amarnos. ¿Cómo se articulan las relaciones ahora?», añaden.

Tras convivir con las protagonistas de la película y conocer cómo su condición de solteras «afecta» a sus relaciones familiares, de amistad e incluso laborales, las directoras reafirmaron sus suposiciones: «Existen dos narrativas: la oficial y la subyacente. La que dice que como mujeres podemos hacerlo todo y la que todavía se empeña en validarnos por nuestra capacidad de crear y mantener vínculos afectivos. Si eres mujer, te cases, no te cases, tengas hijos o no los tengas, estás siempre en el punto de mira».

poster del film Sigled OutLa manera en que ese estigma toma forma en las diferentes partes del planeta interesaba y mucho a las directoras. «En países donde en teoría “todo está bien”, son las propias mujeres las que acarrean ese estereotipo, heredado de una sociedad patriarcal que aún sigue vigente».

En cambio, en los lugares donde los prejuicios son más evidentes (China, Turquía) «en los que incluso se las insulta por ser solteras», estas mujeres han desarrollado una especie de coraza que les permite seguir su lucha por hacerse respetar.

«Al final estas cinco mujeres son muy similares entre ellas. Son independientes, fuertes y vitales, pero todas tienen que enfrentarse a un conflicto personal, ya sea por las presiones familiares o por la propia historia que se cuenta de ellas mismas. La idea de fondo era ver cómo seguimos siendo nosotras las que nos enfrentamos a una narrativa que sigue siendo la misma de siempre: si estás soltera, algo mal estarás haciendo».

El documental cuenta también con las opiniones de diversos profesionales como demógrafos, sexólogos y sociólogos al respecto de la soltería femenina. Entre ellos se encuentra Eva Illouz.

«Illouz apunta a que el amor romántico ha muerto. Ese tipo de amor se basaba en la superioridad económica y social del hombre hacia la mujer y el establecimiento de relaciones donde el hombre era el proveedor, el sujeto por quien, a través del amor hacia la mujer, esta se veía validada. Ella era el objeto del amor del príncipe azul».

La liberación de la mujer, su acceso al trabajo e independencia, cambiaron la fórmula. «Y nos falta aún entender que tanto unos como otros tenemos que liberarnos de este rol. Ni la mujer debe sentirse validada por el hecho de ser amada ni el hombre tiene que sentirse validado por cuidar a una mujer. El amor heterosexual necesita unas narrativas nuevas».

La maternidad es otro de los temas que se abordan en el documental. Lo hace a través de Manu, la única de las protagonistas de Singled Out que se plantea tener un hijo. «Cuando hicimos el casting, nos dimos cuenta de que, en nuestra generación, el querer ser madre es algo que aparece en edades mucho más avanzadas. Parece que las mujeres han antepuesto otros objetivos al de ser madre».

¿Cómo surge, entonces, el instinto maternal? ¿El algo innato o coyuntural? «Siempre será una gran incógnita saber si el deseo de la maternidad proviene de una misma o de una sociedad que no acepta a infecundas».

El documental es una coproducción de la compañía turca Lacivert Film con Televisió de Catalunya (TV3), y cuenta con la ayuda del Institut Català de les Empreses Culturals (ICEC) y Eurimages. Para su postproducción, además, la productora lanzó una campaña de crowdfunding que sobrepasó en un 10% los objetivos en el tiempo estipulado. Puedes ver el video de la campaña arriba de todo.