Pasión Argentina: En Busca de un Capitalismo Alternativo y Rentable

0
2074

D. A:- Para sus objetos usted combina diseños modernos con tejidos indígenas. ¿De donde provienen sus ideas?
A.P.:- Siempre me gustó el diseño, pero lo veía poco comprometido con los más pobres, por eso me dediqué de lleno a la sociología. Con Pasión Argentina, pude combinar ambos amores, creo que por eso los diseños surgen solos, me aparecen como un flash, los dibujo y de ahí los comienzo a trabajar y perfeccionar.

D. A:- ¿Puede describir su clientela?
A.P.:- Son personas que valoran el diseño por un lado y lo étnico por el otro, ambas cosas por igual. En la gran mayoría de los casos, las características de la empresa: la responsabilidad social, el comercio justo y la defensa de los derechos de la mujer son valores que nuestros clientes comparten con nosotros.

D. A:- Hace años que tanto el mercado del “primer mundo” como el arte moderno adaptan diseños étnicos/indígenas. Está de moda y se venden piezas hechas de mano de indígenas a precios muy altos. ¿Cuál es el papel del comercio justo en este sistema capitalista? ¿Cómo defina usted comercio justo?
A.P.:- Es una muy buena pregunta. Te respondo en dos partes: por un lado se encuentra la moda hacia lo étnico, hacia lo multicultural, por otro lado ubicamos la manera en que se comercializan esas piezas. Lamentablemente no siempre van de la mano. El interés por lo étnico ha hecho que muchos intermediarios se enriquezcan a costa del trabajo de los artistas. Esto es así. Lo que propugnamos es que el papel del comercio justo se extienda cada vez mas, y que los artistas y artesanos, cobren de acuerdo a lo que han realizado y al precio de venta en el mercado.

mesa_madera_diaguita

El comercio justo no es otra cosa que una de las formas de la lucha contra la explotación de los más desprotegidos. D. A:- ¿Cómo mantiene usted el equilibrio entre necesidades comerciales (como el volumen de ventas) y sus principios solidarios?
A.P.:- Son absolutamente compatibles. Cuanto más vendemos, mas familias se benefician y mayor es el crecimiento de Pasión Argentina. Nuestra empresa reinvierte parte de sus ganancias en las comunidades con las que trabaja, con lo cual, el crecimiento de la empresa no esta reñido con los principios solidarios, todo lo contrario.

D. A:- Usted es empresaria, socióloga, mujer emancipada, persona caritativa… Pero también es descendiente de tobas. ¿Se siente en una manera comprometida a ayudar?
A.P.:- La necesidad de ayudar es algo innato en muchas personas. Igualmente no hablaría de ayudar o de ser caritativa, sino de promover la igualdad de oportunidades en un mundo cada da más desigual. El sistema capitalista provoca desigualdades cada vez más profundas y mayores, pero está en nosotros morigerarlas o profundizarlas.

No podemos ser hipócritas y dejar de vernos a nosotros mismos en las pequeñas cosas que hacemos profundizando las diferencias: el regateo de precios en una feria de artesanos, el ofrecer un pago mas bajo a una empleada doméstica, el comprar objetos de China u otro país aun sabiendo que hay trabajo de mujeres embarazadas o niños… debemos mirarnos a nosotros mismos en esas pequeñas actitudes.

D. A:- ¿Quién es más fuerte, la socióloga o la empresaria?
A.P.:- La socióloga, sin lugar a dudas. No me considero una empresaria en el sentido tradicional del término. Soy una mujer emprendedora, eso si.

D. A:- Para armar su negocio, ¿cuales fueron las mayores dificultades a superar? ¿Cómo las superó?
A.P.:- Encontrar proveedores serios y técnicamente sólidos: me refiero a los carpinteros, lustradores de madera, trabajadores del cuero, etc. Las superamos después de muchos traspiés y pérdidas, por medio del ensayo-error, no hay otra manera.

D. A:- ¿Dónde vende usted sus productos en el exterior?
A.P.:- En Francia, Bélgica, Suiza, Mónaco y Chile

D. A:- ¿Dónde cree usted que estará su futura clientela? ¿En el exterior o en el interior?
A.P.:- En ambos mercados el interno y el externo, al menos así ha sido desde los comienzos de Pasión Argentina, crecieron en paralelo.

D. A:- ¿Dónde se ve usted en algunos años?
A.P.:- En mi país, seguramente en Pasión Argentina o trabajando en alguna causa que promueva mayor equidad para los más pobres.

El papel de la mujer

banqueta_largeD. A:- ¿Que importancia tienen las empresas de propiedad femenina o empresarias en general para usted?
A.P.:- Durante años, las mujeres hemos sido relegadas de lugares donde se ejercía el poder, quedando subordinadas al área domestica. Eso no es nada nuevo. Hace algún tiempo, se han comenzado a ver algunos cambios con relación a esta estructura tradicional. Cambios no demasiado significativos, pero cambios al fin.

El gran problema que observo, es que las mujeres que estuvieron el lugares tradicionalmente ocupados por el hombre, por ejemplo una empresa, ejercitaron el poder de manera masculina, creyendo que eso iba a hacer que su función este bien desarrollada, y ese ha sido el grave error.

Las mujeres tenemos un desafío maravilloso. El desafío de sembrar de “femineidad” estas organizaciones, llenarlas de nuestra capacidad amorosa, de contención, de escucha, de entendimiento, de solidaridad y muchas otras características inherentes a lo femenino. Este es nuestro reto: mostrar que se puede dirigir una organización pero basándonos en otros valores.

D. A:- ¿Cuáles son las especialidades o rama de la industria, en las que las mujeres tienen una posición fuerte y en cual no están bien representadas de momento?
A.P.:- Obviamente, las referenciadas históricamente como la educación, las vinculadas a lo sanitario- asistencial, las estéticas y las referidas a la moda son las más fuertes para la inserción de la mujer debido a la raigambre cultural de estos oficios.
La cirugía, la ingeniería, la arquitectura, la dirección de empresas, la investigación científica, son las mas vedadas a la mujer y también son los campos de inserción mas recientes.

Igualmente, considero que las propias mujeres somos “machistas” – usando un término que no me gusta demasiado y ya es antiguo -, seguramente entre un cirujano y una cirujana, elegiremos al varón, lo mismo en el caso de los partos: las mujeres prefieren delegar estas actividades en hombres. Otra vez insisto en mirarnos hacia adentro.

1
2
3
Compartir
Dörte Ahlgrimm es una creativa multitarea con experiencia en periodismo, diseño gráfico y marketing. Esta alemana del norte ha viajado mucho y vive y trabaja en Portugal desde que terminó un viaje de dos años por América del Sur en 2005, donde realizó una pasantía en MujeresdeEmpresa. Además de su trabajo y la vida diaria Dörte se dedica a su marca propia mUITOnICE. Ahora, en compañía de su hermana, se lanzó nuevamente al camino para descubrir Nueva Zelanda, Australia, Fidji y el Sudeste Asiático: http://onelifeonechance.rtwblog.de/new-zea-land/.