Cómo Organizarte Para Trabajar en Casa con Niños Pequeños

0
430
organizarse para trabajar desde casa con niños pequeños

Trabajar en casa cuando se tiene hijos pequeños parece una utopía, pero nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que cada vez son más los padres y madres que deciden organizarse para realizar las tareas del hogar y a la vez trabajar, añadiendo además lo que supone tener un hijo pequeño.

¿Quieres saber cómo lo hacen para no tirarte de los pelos la próxima vez que quieras trabajar desde casa?

En este artículo te contamos todos los trucos para aprender a gestionar tu horario con tu bebé y tu horario laboral, ¡para que puedas llevar ambas cosas sin problemas!

Trucos para trabajar en casa teniendo peques

Muchas madres y padres quieren abrir su propio negocio desde casa y al principio no saben por dónde empezar. Al principio puede parecer imposible gestionar el cuidado de un niño y todo lo que supone el estrés laboral, ¡pero el secreto reside en organizarse bien!

¿Quieres saber cómo conseguir trabajar desde casa y conseguir criar a tus hijos sin problemas?

Sigue leyendo porque aquí encontrarás los tips y trucos que necesitas para mejorar tu productividad laboral desde casa y cuidar el desarrollo de tus pequeños.

¡Organízate y seguro que te encantará trabajar en casa!

No todo saldrá bien a la primera

Ten esto en mente: Cuando decides abrir un negocio y trabajar en casa no todo va a salir bien a la primera, ya tengas un hijo o no. Levantar un negocio no es fácil y requiere tiempo, por lo que no te frustres si ves que al principio las cosas no salen como a ti te gustarían.

¿Quieres saber qué ideas tienes que desterrar de tu mente al empezar un negocio desde casa?

En este artículo te muestran todas las ideas erróneas que suelen surgir al empezar un negocio en casa, ¡y que hay que evitar!

Busca un espacio donde poder trabajar

Ya sea teniendo un hijo o no, lo principal es buscar un espacio donde te sientas cómoda a la hora de empezar a trabajar. No hay nada mejor que un espacio personal y propio para ser productiva y trabajar mejor.

Por eso lo principal es que este espacio de trabajo sea privado, un lugar que se convierta en una especie de santuario donde nadie va a molestarte. Ten en cuenta que además este espacio de trabajo tiene que ser cómodo, ya que vas a pasar muchas horas al día en ese lugar de la casa.

Cuida que ese espacio sea tal y como quieres y que se mantenga ordenado, ya que así trabajar mucho mejor y más concentrada que si te pones a trabajar en cualquier parte de la casa sin pensar primero en este espacio.

Además, cuando se tiene hijos también es importante pensar en ellos a la hora de crear este espacio. No olvides que tiene que ser un espacio seguro para ellos donde no puedan hacerse daño, ya que nunca sabes cuándo van a entrar por sorpresa mientras estás trabajando.
¡Descubre cómo crear un espacio seguro aquí!

Hazte un horario que puedas seguir

Organizarse y programarse bien es de las cosas más importantes cuando se quiere compaginar el ámbito laboral en casa teniendo niños pequeños. Viendo el tiempo que tienes que dedicarles lo primero que tienes que plantearte es si te viene mejor un horario muy estricto o uno que sea más flexible.

Es importante que, para que puedas concentrarte realmente y sin que te molesten, haya alguien que se esté encargando de cuidar de tus hijos. Tener esa ayuda extra es imprescindible para conseguir trabajar desde casa, ya que si no sería una tarea titánica. Otra opción es pedir una excedencia por cuidado de hijos, donde puedes ver los requisitos y condiciones pinchando aquí.

Volviendo al horario, a la hora de crearlo piensa en las horas en las que tu productividad es mejor. Así, si no tienes mucho tiempo, siempre puedes aprovechar precisamente esas horas que son mejores para tu trabajo y hacer el resultado con más facilidad.

También ten en cuenta que los primeros días no van a ser fáciles, y que tienes que tener en cuenta todos esos parones que tengas que hacer por el bebé, como por ejemplo cambiarle el pañal o darle el pecho.

Al planearte este horario también piensa en esos minutos para ti, ya que descansar también es imprescindible para trabajar bien.

Intenta evitar cualquier tipo de interrupción

Una vez te pongas a trabajar y tengas un horario preestablecido es importante que te concentres, y para ello es imprescindible no tener interrupciones a no ser que sea algo estrictamente necesario.

Evita las llamadas innecesarias que puedan sacarte totalmente de concentración. Si crees que pueden ocurrirte, sé previsora y habla con tu círculo más cercano para que no te molesten durante tu horario de trabajo a no ser que sea por algo urgente.

Además, la persona que se encargue de tu hijo/a mientras tú estás trabajando tiene que darte la seguridad suficiente como para no salir corriendo cada vez que le oyes llorar. ¡Si sales cada vez que le pasa algo no conseguirás trabajar adecuadamente desde casa!

Otra cosa que suele quitarnos mucho tiempo mientras trabajamos son las redes sociales. Si quieres desconectar de ellas hay muchas aplicaciones y programas que pueden ayudarte a no desconcentrarte, ya que directamente te bloquean las aplicaciones que quieras a determinadas horas.

Yo por ejemplo uso Antisocial, ¡y desde que me he puesto un horario de redes sociales soy una persona mucho más productiva! Busca los trucos que más te ayuden a mantener la concentración.

Encontrarás la paz en el equilibrio entre niños y trabajo

Está claro que organizar las tareas del hogar con cuidar de los niños y a la vez trabajar en casa no es una tarea nada sencilla. Por eso es importante que encuentres tu equilibrio para poder llevar ambas cosas. Una vez lo encuentres, ¡verás cómo todo es mucho más sencillo!

Ten en cuenta que no pasa nada por pedir ayuda, y que es muy importante que la pidas.

Organízate con tu pareja para que el reparto de las tareas sea equitativo, y pide ayuda a personas cercanas de tu entorno si en algún momento necesitas una ayuda extra para cuidar al niño/a.

También tienes que ser consciente que tus periodos de trabajo posiblemente sean mucho más cortos. Aprovecha esos momentos donde puedas trabajar a gusto, como por ejemplo mientras el bebé se echa la siesta.

Otra idea que te puede ir muy bien para organizarte y conseguir el equilibrio es ser previsora con todas las tareas del hogar. Por ejemplo, cocina las comidas previamente, ¡y así no tendrás que perder mucho tiempo preparando la comida cada día!

Poco a poco verás cómo empiezas a encontrar el equilibrio perfecto entre ambas cosas.

Hazte una lista de cosas por hacer

Otra cosa que te vendrá muy bien a la hora de organizarte es crear un To-Do List. De esta forma sabrás todo lo que te queda por hacer y podrás ir tachándolo cada vez que logres un objetivo.

También viene muy bien tener una agenda donde tener todo organizado. De esa forma sabrás lo que tienes que hacer cada día y podrás controlar mejor el tiempo que tienes que dedicarle a cada cosa para conseguir cumplir tus objetivos. ¡Las agendas son grandes aliadas para organizarse cuando se quiere trabajar en casa!

Evita el estrés

Ya sé que es fácil decirlo y difícil hacerlo, pero el estrés no te va a llevar a ningún lado. Intenta apartar de tu mente los “no puedo” y todas las ideas negativas que te echan para atrás todo lo que has conseguido, porque no hay mayor carga que la que nos ponemos nosotros mismos.

Ten en cuenta que no todos los días se puede ser totalmente productiva, y más teniendo un hijo/a. No te agobies y valora cada paso que das, pensando que todos tus esfuerzos al final te darán los resultados que llevas tanto tiempo queriendo.

Estos ejercicios pueden ayudarte a lidiar con el estrés. Y aquí tienes más técnicas para manejar el estrés.

Recuerda hablar con las personas de tu entorno

Algo muy importante para poder trabajar en casa es que nuestro entorno entienda lo que estamos haciendo. Tienes que educarlos de tal forma que comprendan que durante esas horas no tienen que molestarte, ya que estás trabajando y necesitas tu espacio.

Si no tienes un entorno que te apoye en ese aspecto te será más complicado llegar a lograr tus objetivos, por lo que más vale que primero hables con ellos para hacerles entender que por mucho que estés en casa no significa que estés disponible, ya que tienes que centrarte en tu trabajo.

¿Por qué empezar a trabajar desde casa?

¿Sigues trabajando en una oficina y quieres animarte a trabajar desde casa? Cada vez son más las personas que se animan a probar el teletrabajo por todas las ventajas que ofrece, por mucho que haya que organizarse muy bien para cumplir objetivos.

Hay muchas razones por las que elegir trabajar desde la comodidad de tu hogar, ¡como las que te mostramos a continuación!

  • Evitar los desplazamientos y los atascos (¡puedes dormir más y mejor!)
  • Podrás pasar más tiempo con tu familia
  • No tienes que rendirle cuentas a nadie a la hora de organizar tu tiempo
  • Ahorrarás en gastos

Eso sí, aunque todo esto es muy bonito también es importante tener en cuenta que para poder conseguirlo tendrás que tener una gran disciplina. Tu actitud es la que determinará por completo tus resultados, ya que tienes que ser tu misma la que se organice, planifique y se ponga una disciplina.

Una vez consigas todo esto verás que el teletrabajo es una estupenda forma de organizarse y aumentar la productividad, ¡y todo eso mientras consigues pasar más tiempo con tu familia y tus hijos al día!

Compartir
Amante de los animales. No me gusta irme a la cama sin haber aprendido nada nuevo. Diplomada en Nutrición y Dietética y Licenciada en Ciencias y Tecnología de los Alimentos por la Universidad de Granada. También tengo el Máster en Microobiología por la Universidad Complutense de Madrid. Si tienes alguna duda, pregúntame.