Netiqueta: 11 Reglas Básicas

0
1439

Se denomina netiqueta a las normas básicas de comportamiento online: correo electrónico, chat, foros y mensajería.

Ha llegado el tiempo de las comunicaciones “on line”. Como siempre, están los que se confunden y, a la sombra de un supuesto anonimato, se animan a lo que no se animan.

Esos no tienen cura y, sí la tienen, necesitan un psicoanalista.

Pero también están los que, sin ánimo, sólo por no conocer las normas, pueden molestar u ofender. Para eso se inventó la “netiqueta”. Si, como “etiqueta”, igualito que en Versailles… pero sin tantas reverencias.

Las cuestiones básicas son de absoluto sentido común. Las palabras clave son: buenos modales, cortesía, respeto y tolerancia. Casi nada.

No obstante, hay normas que están establecidas convencionalmente y que es importante conocer.

Netiqueta: 11 Reglas Básicas

  • No hablas con una computadora, sino con una persona. Nunca escribas algo que no puedas decir personalmente. Las declaraciones amorosas son la excepción…
  • NO ESCRIBAS TODO EN MAYÚSCULAS. No sólo dificulta la lectura, sino que se interpreta que estsá GRITANDO. ¿¿¿ME ESCUCHAS???
  • Recuerda que, excepto que tenga una webcam, la otra persona no te estás viendo, por lo tanto, usa las caritas para transmitir ciertos sentimientos, aquí van algunos ejemplos:
    Si estás haciendo un chiste 🙂
    Si estás enojado o triste 🙁
    Cuando quieras guiñar el ojo a “alguien” ;- )
  • Cuida la redacción. Si bien se acostumbra utilizar un lenguaje coloquial… que sea concreto y comprensible. A riesgo de ser cargosa, enfatizo: c o o m p r e e e n s i i i b l e !!!. Relee tus mensajes antes de enviarlo, sobre todo cuando te diriges a una persona que no te conoce y con la que no tienes una “historia” de comunicación. Muchísimos mensajes son totalmente incomprensibles.
  • Revisa la ortografía. Con los procesadores de texto eso es cada vez más fácil. ¿Viste que algunas palabras aparecen subrayadas en rojo y/o verde? Son faltas de ortografía o de sintaxis que el procesador detectó. Si haces click sobre la palabra subrayada con el botón derecho del mouse verás una lista de sugerencias para corregirlo. Y por favor, todos los teclados tienen todos los tipos de acento (ya sea por hardware o por software), no tienen ningún sentido recibir: à, è, ì,ò, ù, cuando tenemos a nuestro alcance: á, é, í, ó, ú
  • Ayuda a mantener las discusiones en un ambiente sano y educativo, no te involucres en “guerras”
  • No repitas públicamente los mensajes que te fueron enviados en forma privada.
  • Cuando hagas un Replay (o responder al remitente, si tienes el programa en castellano) deja el mensaje anterior, pero por favor, no todo!!! Sólo lo necesario para que tu interlocutor entre en tema rápidamente. A veces recibimos emails que son replay de replay de replay, y nadie se molestó en borrar ni una sóla linea!!!
  • Por favor, te lo rogamos, no olvides firmar su email. Te sorprendería saber la cantidad de personas que usan el email de otras, o uno para toda la familia (una promiscuidad en nuestra opinión, :- ), o uno institucional, cuando en realidad no tenemos ni idea de dónde trabaja, etc, etc, en fin, no hay forma de identificar a nuestro interlocutor.
    Además, por más que esto lastime un poco el ego de algunos/as, te aseguramos que no eres la única Mirta, Adriana, Carla, José o Carlitos de la web, mal que te pese, hay mucha gente en el mundo!!!
  • No envíes mensajes en cadena. Las alarmas de virus y las cadenas de mensajes son en general falsas, y su único objetivo es saturar los servidores y con ellos la red. En los viejos tiempos tus privilegios en la red hubieran sido cancelados.
  • El mail debe tener un título (subject) que refleje el contenido del mensaje. Ya pasó el tiempo de “Oh, tengo un email”, ahora decidimos que mensajes abrir y cuales van derecho al tachito de basura sólo por el título que tengan.

En fin, sólo es cuestión de aplicar el famoso “sentido común”, sí, sí, ya sé, como diría Mafalda “sentido común… que es el menos común de los sentidos”.

El resto de las normas son las mismas que se usan normalmente en cualquier intercambio de pluma y tintero.