Versión en:

Planificación Estratégica

| Silvia Trosch | 14. Agosto. 00 |
| 1 | 2 |

La planificación es una herramienta útil en muchos campos de la vida, ya que de esta manera se supera la improvisación. Organizarse para lograr con los recursos que se tienen los objetivos deseados permite lograr mejores resultados, ahorrando dinero, tiempo y esfuerzo.

Este no es un artículo para especialistas sino un recurso aplicable nuestro trabajo concreto. Cuando planificamos, debemos intentar contestar algunas de estas preguntas:

  • ¿Por qué y para qué se quiere llevar adelante una idea?
  • ¿Qué cambios se desea lograr? ¿Cuáles son los objetivos?
  • ¿Cómo se van a realizar las actividades?
  • ¿Cuándo se van a llevar a cabo?  El tiempo.
  • ¿Dónde se van a realizar?  El lugar.
  • ¿Quiénes lo van a poner en práctica?  Los responsables.
  • ¿Con qué se va a hacer?  Los recursos materiales financieros.

 

 

Hay que ser realistas a la hora de dar las respuestas, tener muy claro lo que se quiere, pero también lo que se puede.
Existen diversas maneras y métodos de planificación que varían según el área de aplicación.

Planificar significa elaborar de estrategias de superación de los problemas que se nos presentan en el trabajo y de potenciación de aquellos elementos positivos que ya poseemos pero que no tenemos identificados y que, por este mismo motivo, no lo incluímos en nuestro trabajo.

 

Pasos de la Planificación Estratégica

  • 1. Formular objetivos generales y específicos
  • 2. Análisis F.O.D.A.: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas
  • 3. Formular estrategias
  • 4. Plantear actividades
  • 5. Definir responsables
  • 6. Lugar
  • 7. Tiempo
  • 8. Recursos
  • 9. Ejecutar las actividades
  • 10. Evaluar

Veamos ahora los pasos con más detenimiento

1. Formular objetivos
Los objetivos pueden definirse como aquellas cosas que queremos alcanzar en un período de tiempo con determinados recursos. Tienen la función de ser orientadores en las acciones que se realizarán y, al final, se convertirán en un elemento útil para la evaluación.

2. Análisis
Este paso es clave en la planificación estratégica porque nos va a permitir conocer cuáles son los principales problemas con los que nos enfrentamos y a partir de los cuales deberemos buscar las soluciones específicas.

La identificación de fortalezas y debilidades o de oportunidades y amenazas en nuestro trabajo requiere de un análisis realista. En el se basarán luego las estrategias con las que se intentará revertir la situación apuntando al logro de los objetivos propuestos.

En el análisis de las fortalezas y debilidades se deberán tener en cuenta los recursos humanos, tecnológicos, financieros, físicos y organizacionales. Será necesario analizar cada uno por separado para determinar en cuáles nos vamos a apoyar. La detección de las debilidades servirá para elaborar las estrategias de planificación.

Se requerirá creatividad a la hora de evaluar los recursos y no agotar las posibilidades en un mismo en en el contexto más cercano. Este es uno de los desafíos de la planificación.

Los recursos humanos son las personas con las que trabajamos y las potencialidades y debilidades que ellos y nosotros tenemos en la tarea.

Los recursos tecnológicos son aquellos elementos con los que contamos para realizar mejor nuestro trabajo. Cuando podemos contar con ellos nos fortalecen, cuando no, significan verdaderos puntos débiles. Ej.: muestras, miniaturas, catálogos, revistas, etc.

| 1 | 2 |
Suscríbete a M. de Empresa
suscribir newsletterNewsletter
suscribir feed RSSFeeds RSS
Copyright 2000- Mujeres de Empresa
Sobre Mujeres de Empresa | Contactos |
Pasantías | Prensa | Publicidad |
Términos de uso | Políticas de Privacidad |