Versión en:

Como Encontrar Ideas de Negocios

|Silvia Chauvin | 15 Marzo 10 |

Una de las preocupaciones más habituales que tienen los que quieren iniciar una empresa es cómo hacer para encontrar ideas de negocios. Yo creo que mucha gente se desanima pues no sabe que se debe atravesar un proceso, creen que la idea les va a saltar mágicamente de la nada o alguien les va a decir: Tú tienes que hacer ESTO.

 

 

Si bien es cierto que muchísimas ideas surgen de pronto, también es verdad que cuando estamos tratando de resolver un problema, nuestra mente sigue elaborando datos aun cuando dormimos y generalmente cuando no estamos pensando directamente en el problema, surge la solución casi mágicamente, pero eso es parte del proceso denominado pensamiento lateral, no magia.

Si bien es posible consultar listas de ideas de negocios, yo creo que su utilidad reside en hacer “saltar una chispa” para seguir elaborado y no pensar que nos va a dar una respuesta concreta.

Para mí las ideas para nuevos negocios surgen del cruce entre la observación de necesidades y tendencias sociales con nuestras capacidades personales. O sea del cruce de las necesidades insatisfechas del mercado y de nuestras capacidades para satisfacerlas.

"Las ideas, como las pulgas, saltan de una persona a otra.
Pero no pican a todo el mundo."
Anónimo

Mucha gente comienza analizando sus capacidades, lo que sabe hacer; y eso es realmente muy bueno, pero no basta y hasta muchas veces es limitante. Si sólo analizamos el posible negocio desde nuestra perspectiva, no llegaremos lejos.

Para mí las ideas para nuevos negocios surgen del cruce entre la observación de necesidades y tendencias sociales con nuestras capacidades personales. O sea del cruce de las necesidades insatisfechas del mercado y de nuestras capacidades para satisfacerlas.

Mucha gente comienza analizando sus capacidades, lo que sabe hacer; y eso es realmente muy bueno, pero no basta y hasta muchas veces es limitante. Si sólo analizamos el posible negocio desde nuestra perspectiva, no llegaremos lejos.

Para mí el negocio comienza por el mercado. Si no hay mercado actual o potencial, de nada sirve el producto o servicio. Si existe la necesidad pero no existe quien desee satisfacerla o pueda pagarla, tampoco hay un mercado; si existe la necesidad y el dinero para satisfacerla pero no el apuro por satisfacerla, lo más probable es que el cliente posponga indefinidamente la compra o contratación de nuestros servicios.

En otro artículo habíamos dicho que necesidad, dinero y urgencia son las 3 características que debe cumplir un prospecto y creo que podemos extenderlo al mercado.
La observación de las necesidades insatisfechas y de las tendencias sociales es en mi opinión la mejor base para pensar ideas de negocios.

Algunos ejemplos de tendencias sociales

Hoy existen nichos de mercado impensables hace sólo diez años atrás. Por ejemplo, hasta hace muy poco no existían las secretarias virtuales ni las wedding planners, por poner sólo dos ejemplos bien conocidos.

Si observas como ha ido variando la edad en las que las parejas (sobre todo la mujer) contraen matrimonio te vas a dar una idea de por qué es posible hoy la profesión de wedding planner.

Hasta hace poco tiempo las parejas se casaban más jóvenes, al terminar sus carreras y a veces aún antes; las mujeres estaban menos comprometidas en el mundo laboral y entre la novia y la madre de esta o hasta con la ayuda de la futura suegra, se planificaba la boda. La novia además era muy joven, por lo que las madres tenían un papel muy importante en la planificación de la boda.

Hoy las parejas se casan mucho más grandes, a veces después de un período de convivencia, con la carrera profesional de ambos en pleno desarrollo. En la mayoría de los casos tienen más de 30 años, son jóvenes profesionales, la pareja sabe exactamente que quiere, la novia está ocupada con su profesión y entonces se hace natural contratar los servicios profesionales de alguien que les garantice que todo funcione adecuadamente y a gusto de ellos.

¡La boda que podemos observar en este video dificilmente sería lo que planificaría alguna de las madres!.

 

En este contexto, la wedding planner, viene a satisfacer esa necesidad actual. Está dedicada al diseño, planificación, coordinación y supervisión de bodas. Hace diez años atrás, la mayoría de las parejas no tenían esa necesidad, esa necesidad es producto de los cambios sociales.

Otro ejemplo. Hoy todo el mundo habla de las ventajas de contratar una asistente virtual. Antes ¿quién tenía una secretaria?, además no estaba bien visto (no parecía muy profesional) trabajar desde casa. Y si eras una emprendedora que necesitaba alguna ayuda extra, no podías pagar los servicios de una verdadera secretaria ejecutiva que era un lujo que se podían dar otros, con la asistencia virtual ya no es más así: puedes contratar a una asistente virtual bien capacitada para asistirte en un proyecto determinado, o a tiempo parcial, etc.

Pero con los avances de la tecnología por un lado y la mayor capacitación laboral de las mujeres por el otro, la cosa se ve de otra manera. La tecnología permite en muchos casos separar el trabajo de la ubicación geográfica desde donde se lo realiza. Por otro lado muchísimas mujeres con amplia experiencia laboral se ven ante la disyuntiva de seguir o no con sus carreras cuando tienen hijos pequeños; por eso las actividades o profesiones que les permiten seguir en actividad desde su casa tienen grandes posibilidades de desarrollo hoy.

trabajar desde casa

¿Qué pasa en una empresa cuando la competente secretaria que domina perfectamente el día a día de la gerencia no puede seguir trabajando? Hoy es posible seguir contratando sus servicios a distancia, sin desperdiciar su expertise. Una verdadera situación ganar-ganar.

El otro día leía un blog de una mujer que vive afuera de Buenos Aires y se lamentaba que todas las listas de ideas para emprender se basan en el supuesto que la persona vive en una gran ciudad. Pero yo creo que eso es mirar el problema con los mismos ojos de siempre.

Tanto quien hace la supuesta lista de oportunidades comerciales como quien las lee en busca de una solución, analizan el problema dentro de los límites físicos en vigencia hasta casi fines del siglo XX. Pero el mundo hoy se “agrandó” y en muchos casos los límites físicos ya no son un problema o, al menos, no son un asunto excluyente. ¿Por qué no puedo contratar una asistente virtual, un diseñador, un consultor, alguien que me haga un estudio de mercado, etc, en el otro extremo del mundo?

Después de leer en varios blogs los excelentes resultados que habían obtenido al contratar asistentes, investigadores o escritores en Filipinas, si yo decidiera comenzar a publicar blogs o websites en inglés, tomaría esa sugerencia muy en cuenta.

Pero vayamos a un ejemplo más prosaico, algo que no dependa de la tecnología. Todas las personas que leen esta nota alguna vez han concurrido a un consultorio médico u odontológico, por poner esos lugares en donde la espera es importante (¿por qué nadie les organiza como es debido la agenda a esa gente?) y todas/os hemos experimentado el fastidio de tratar de matar el tiempo leyendo alguna revista. ¿Qué encontramos? Revistas viejas, re viejas, rotas, siempre las mismas.

 

 

Ahora, la otra punta del problema, las editoriales no venden absolutamente todo lo que publican, ¿a nadie se le ocurrió ponerse en el medio y aportar una solución para todos? ¿Por qué no ofrecer a los consultorios un servicio semanal de retiro de ejemplares viejos (con un valor residual como reciclado de papel) y abastecerlos de ejemplares en buen estado, diferentes y con poca antigüedad de publicación? A las editoriales seguro les va a interesar, a los pobres pacientes también, quizás la idea no encuentre demasiado eco en un primer momento entre los profesionales, pero cuando algunos colegas ofrezcan el servicio en sus consultorio, la cosa se pone en marcha inmediatamente.

Este es un ejemplo de nuevo negocio a partir de la observación de necesidades latentes insatisfechas, el mercado no está pidiendo explícitamente eso, pero en el momento que alguien desarrolle esa idea, la necesidad se materializa.

Recordemos que fue un ama de casa de Dresden cansada de lavar los filtros de café (y del sabor amargo que adquiría este) quien se le ocurrió desarrollar una solución, así nacieron los filtros de papel de la Sra Melitta Bentz en junio de 1908 y patentados el 8 de julio del mismo año. Hoy son los nietos de Melitta quienes dirigen el grupo económico que tiene 50 empresas y más de 3300 empleados.

La naturaleza también puede ser una fuente de inspiración

Si te gustan las caminatas por ámbitos agrestes, seguramente recordarás lo que cuesta sacar los pinches que se pegan a las medias o ropa de algodón. No sé ahora quien fue la persona que se inspiró en esa estrategia que tienen ciertas plantas para propagarse e “inventó” el cierre Velcro, también conocido como abrojo.

No tenemos que encerrarnos en nuestro expertise, tenemos que circular, frecuentar otra gente, otros ambientes, todo eso ayuda a destrabar e incentivar la creatividad. Muchas veces me concentro en mi trabajo y me aíslo, si te pasa lo mismo permíteme decirte que es una pésima idea. Cada vez que salgo, converso con otro tipo de gente, voy a alguna exposición (el arte siempre abre la cabeza), viajo, estoy en contacto con la naturaleza, vuelvo con montones de ideas.

Todos los días recibo emails preguntando ¿qué puedo hacer? Lo que realmente no demuestra ninguna actitud proactiva, algo imprescindible para desarrollar un emprendimiento por modesto que sea.

Sinceramente NO puedo contestar esas preguntas en forma seria, la búsqueda de una oportunidad comercial para explotar es un trabajo personal. Es posible conseguir apoyo, contención, ayuda para pensar y analizar oportunidades pero, en definitiva, la decisión ES TUYA.

Estos son sólo ejemplos de negocios que surgen de observar y luego analizar su factibilidad, hay montones de necesidades latentes, en ti está descubrirlas y sacar provecho económico.

Por último, es justo decir, que no se necesitan ideas super creativas, maravillosas, esas ideas que te vuelan la cabeza; hace falta encontrar un nicho de mercado que sea medianamente rentable y responsivo y mucha perseverancia para ponerlo en marcha.

Tener un emprendimiento propio da mucho más trabajo y requiere muchísimo más esfuerzo que trabajar en la empresa de otro. Cuando funciona, también da muchos más beneficios y satisfacciones. ¡Éxito!

Otras notas relacionadas

Si te gustó este artículo compártelo:

Para recibir otras notas similares suscríbete mediante: RSS, Newsletter quincenal ó descarga la toolbar de Mujeres de Empresa.

Fuente: Publicado por Mujeres de Empresa bajo el título: Como Encontrar Ideas de Negocios y distribuído bajo una Licencia Creative Commons
comments powered by Disqus
Suscríbete a M. de Empresa
suscribir newsletterNewsletter
suscribir feed RSSFeeds RSS
Copyright 2000- Mujeres de Empresa
Sobre Mujeres de Empresa | Contactos |
Pasantías | Prensa | Publicidad |
Términos de uso | Políticas de Privacidad |