Los Alimentos Naturales

Hoy en día, a pesar de contar con una tecnología de la alimentación, la educación nutricional se encuentra carente de valor.

0
3548
frutas y verduras benefician tu salud

Hoy en día, a pesar de contar con una tecnología de la alimentación, la educación nutricional se encuentra carente de valor.

Los nutricionistas o médicos especialistas ven fracasar diariamente un estilo de vida alimentario, por múltiples causas.

Pero seguramente la vida sedentaria, las tensiones, las abundantes calorías, grasas, azúcar, sal y encima la ausencia de actividad física, dan una sobrealimentación a la persona que preocupa a tantos profesionales.

Nuestros abuelos bis o tatara abuelos, tal vez no se preocupaban en demasía ya que comían lo que había, pero en cambio quizás sufrían de subalimentación por intoxicaciones o enfermedades infecciosas.

De los alimentos que indicaremos a continuación, 5 de ellos son comunes a la huerta.

Alimentos naturales que podemos encontrar en la huerta

Apio

El apio nos cuida del corazón. También contribuye a personas obesas en los ataques de hambre junto a las zanahorias o hinojos por su bajo valor calórico.

Brócoli

Previene el desarrollo de ciertos tumores mamarios. Una taza diaria de brócoli contribuye a protegernos de este cáncer.
También prevendría el cáncer de pulmón, garganta y vejiga. También reduciría el riesgo de ataque cardíaco.

Pomelo

De la parte blanca y fibrosa del pomelo que rodea la pulpa, desciende el colesterol sanguíneo. Por lo pronto destapa las arterias ateroscleróticas.
La pectina, esta sustancia que se encuentra en el pomelo, hace descender el colesterol. Equivaldría a dos o tres pomelos por día.

Semillas de lino

El lino es un cereal que contiene un ácido graso similar al aceite de pescado.
Que contribuye a la no formación de tumores. Pero también podría ser de utilidad para combatir el asma, la artritis y la psoriasis.
Algunos países desarrollados incorporan estas semillas al pan y a otros cereales. Nosotros los latinos, NO.

Germen de trigo

En el corazón del grano se encuentra el germen, este posee una fuente de proteínas vegetales y de vitaminas del complejo B, E y A. El germen se puede encontrar en el pan integral, budines, ensaladas, sopas o comerse con leche y miel.

Soja

Culturalmente asiático, la soja amortigua los efectos del alcohol sobre el hígado. En animales de experimentación, el consumo de soja ha prevenido el cáncer de hígado.

Algas marinas

Hay muchas clases de algas y ellas aportan grasas, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales, además es la única de origen vegetal que contiene la vitamina B12.

El ajo

Importante ingrediente de cocinas españolas, francesas e italianas.
Es mayormente de la zona mediterránea.
Contiene en el bulbo vitaminas B, C, algo de proteínas, potasio, fósforo y calcio. Es reguladora de la presión arterial, y para quienes lo consumen diariamente, descienden los lípidos sanguíneos y el colesterol.

También suprime el desarrollo de cáncer de estómago. Resulta útil para aliviar catarros, resfríos, tos y afecciones bronquiales. Prevendría afecciones cutáneas, mejoraría trastornos estomacales e intestinales, mejora síntomas diarreicos.

Para tratar las afecciones mencionadas es conveniente ingerir entre una y tres cápsulas diarias.

Lecitina

A diferencia de los otros alimentos mencionados, no es fácilmente reconocible. Está es un constituyente natural de todas las células.

Es un subgrupo de los lípidos o grasas. Contribuye a emulsionar el colesterol en el torrente sanguíneo.

Contiene fósforos, hierro, yodo y calcio, y es valioso para las funciones cerebrales. Se relaciona con la memoria.

Los alimentos que contienen lecitina son: la yema de huevo, los cereales integrales, el hígado, las nueces, el germen de trigo, la harina, el pan integral. Su efecto diurético, combatiría la retención de líquidos frecuente en los obesos.