Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva

17
4597

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey es un excelente texto sobre auto dominio y liderazgo y me gustaría presentar aquí un brevísimo resumen para quienes no lo conocen.

No importa a cuántas personas supervises, hay una sola persona a la cual puedes cambiar: a ti misma/o.

La mejor inversión que puedes hacer, entonces, es mejorarte a tí misma/o desarrollando los hábitos que te harán mejor persona y mejor gerente.

Si quieres cambiar una situación, tienes que comportarte en forma distinta a como lo haces habitualmente. Pero para cambiar tu comportamiento, debe antes modificar tus paradigmas, o sea, tu forma de interpretar el mundo.

“Los 7 hábitos” presentan una nueva forma para cambiar estos paradigmas, al instaurar nuevos hábitos que te permitirán escapar de la inercia y encaminarse hacia sus objetivos.

Los tres primeros hábitos tratan del auto-dominio. Es decir, están orientados a lograr el crecimiento de la personalidad para obtener la independencia.

Los siguientes tres hábitos tratan de las relaciones con los demás – trabajo en equipo, cooperación y comunicaciones; están orientados a lograr la interdependencia.

Finalmente, el hábito siete, se refiere a la renovación continua que te llevará a entender mejor los hábitos restantes.

Los siete hábitos de la gente altamente efectiva son:

Ser proactiva/o: Libertad de poder escoger nuestra respuesta ante los estímulos del medio ambiente. Tomar responsabilidad de nuestros actos.

Comenzar con un fin en mente: Hace que nuestra vida tenga razón de ser, la visión permite que nuestras acciones este dirigidas a lo verdaderamente significativo en nuestra vida.

Primero lo primero: Permite librarnos de la tiranía de lo urgente para dedicar tiempo a lo verdaderamente importante que nos permite llevar a cabo la visión del hábito anterior.

Pensar en ganar-ganar: Los negocios son negocios cuando todas las partes intervinientes ganan. Balancea la consideración con los demás, sienta las bases para la convivencia con las otras personas.

Busca comprender primero y después ser comprendida/o: El respeto a los demás es la clave para las relaciones humanas efectivas y posibilita llegar a acuerdos de tipo ganar – ganar.

Sigerniza: Es el resultado de cultivar la habilidad y la actitud de valorar la diversidad de ideas, trabajo en equipo e innovación.

Afilar la sierra: Es el hábito de la auto-renovación, el mantenimiento básico necesario para mantener los hábitos restantes funcionando adecuadamente. Implica renovarnos física, mental y espiritualmente para ser efectivos en los diferentes roles de nuestras vidas.

Covey ejemplifica este hábito con una historia donde un leñador joven que era muy bueno cortando árboles, reta al leñador más viejo (que tenía fama de ser el mejor) a ver quien cortarba más árboles en una jornada.

El leñador joven comenzó con todas su fuerzas y lo hacía muy bien, de vez en cuando iba a echarle un vistazo al viejo leñador y lo veía de espaldas sentado, y pensaba, este está viejo y no me va a ganar, cuando termino la jornada el viejo leñador había derribado muchos más árboles que el joven. Pero ¿cómo? Si yo te veía descansando, a lo que el otro respondió: No descansaba, afilaba mi sierra…

Posteriormente, Covey introduce un octavo hábito:

Encuentra tu propia voy y haz que tu voz inpire a otras personas a encontrar la suya. Animar hacia la “grandeza” significa actuar con integridad y ayudar e inspirar a los otros a hacer lo mismo.

Inspirador ¿verdad?