Lecciones Que Podemos Extraer de La Quinta del Lobo

1
857
mujer feliz

Pitágoras creía que los planetas danzaban y emitían música que los seres humanos no podíamos oír.

Desarrolló un método de afinación que se utilizó hasta en la edad media. ¿Cómo lo hizo? Valiéndose de un monocordio, dividió una cuerda en dos, tres, cuatro partes y comparó el sonido producido por las partes y la totalidad.

El sistema parte del axioma que obliga a cualquier intervalo a expresarse como una combinación de un número mayor o menor de quintas perfectas. Partiendo de una nota base se obtienen las demás de una escala diatónica mayor, encadenando hasta seis quintas consecutivas por encima y una por debajo, lo que da lugar a las siete notas de la escala.

Cuando se continúa el enlace de quintas hasta encontrar las doce notas de la escala cromática, la quinta número doce llega a una nota que no es igual a la nota que se tomó como base en un principio.

Al reducir las doce quintas en siete octavas, el intervalo que se obtiene es una pequeña fracción del tono llamada coma. No se trata de un error ya que si se intenta afinar las doce notas de la escala cromática, mediante el encadenamiento de quintas perfectas, la quinta es incompatible con la octava.

Una forma de resolver esta diferencia es dejar la última quinta con el valor residual que le corresponda después de encadenar las otras once. Se la llamó La Quinta del Lobo. ¿Y esto a qué viene?

A que NO existe la afinación perfecta ni en la música ni en la vida.

NO existe la afinación perfecta ni en la música ni en la vida Clic para tuitear

En la construcción de sus obras, el ser humano ha buscado el acabado perfecto, una secuencia de estándares que satisfaga sus exigencias. Todos estos resultados son siempre relativos porque no existe tal perfección.

La Quinta del Lobo es el punto de insatisfacción que tienen todas las cosas en este mundo. Disfrutar el proceso, aceptar los límites y asumir los desvíos es la diferencia entre una afinación posible y otra frustrante.

Por favor déjanos tus comentarios debajo y, si te ha gustado la nota, difúndela en tus redes sociales.