Las Religiones También Tratan Mal a las Mujeres

1
567

El ex Presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, explica su distanciamiento de la Convención Bautista del Sur, y dice que en todos los credos existen formas sutiles o brutales para consolidar la injusta discriminación de quienes representan la mitad de la humanidad.

He sido cristiano practicante toda mi vida además de ser diácono y dedicarme a la enseñanza de la Biblia durante muchos años.

La fe es una fuente de fuerza y consuelo para mí, como lo son las creencias religiosas para millones de personas de todo el mundo.

Por eso, mi decisión de cortar los lazos con la Convención Bautista del Sur luego de seis décadas fue dolorosa y difícil.

Fue, no obstante, una decisión inevitable cuando las autoridades de la convención, citando versículos de la Biblia cuidadosamente seleccionados y alegando que Eva fue creada después de Adán y fue responsable del pecado original, decretaron que las mujeres deben estar sometidas a sus esposos y no pueden actuar como diáconos, pastoras o capellanes en las fuerzas armadas.

Eso contradecía mi creencia –confirmada en las Sagradas Escrituras– de que todos somos iguales ante los ojos de Dios.

La visión de que las mujeres son inferiores a los hombres no es exclusiva de una religión o creencia. Está muy difundida. En muchos credos, a las mujeres se les impide desempeñar un papel pleno e igualitario.

Puedes leer la nota completa aquí.

Fuente: Copyright Clarín y The Observer, 2009. Traducción: Elisa Carnelli.