Las Mujeres Estrellas Desarrollan Habilidades Transportables

0
567

Revisando una HBR me llamó la atención un artículo del profesor Boris Groysberg de la Harvard Business School en Boston sobre la capacidad que tienen las mujeres que se destacan en una organización de movilizar esas habilidades cuando cambian de empresa.

A veces damos por sentado que una persona que se destaca en una compañía, brillará en otra.

Sin embargo es un error, explica el profesor Boris Groysberg. Cuando las estrellas cambian de empresa, su desempeño se atenúa.

Excepto cuando la estrella es una mujer. Según verificaciones realizadas por Groysberg, las mujeres talentosas que cambian de empresa mantienen su estrellato.

Groysberg ofrece 2 explicaciones para ese fenómeno:

  1. A diferencia de los hombres, las mujeres que tienen un alto desempeño, cimentaron su éxito en las relaciones externas con los clientes y otros contactos por fuera de la empresa. Esa habilidad es móvil, trasportable.
  2. Las mujeres que consideran cambiar de empresa, sopesan más factores que los hombres, en especial los aspectos culturales, los valores y el estilo de gestión.

Esas estrategias les permiten a las mujeres a realizar una transición más exitosa en la nueva empresa.

Groysberg recomienda seguir estas 2 estrategias:

Strategia #1: Construya una red externa. La mayoría de los hombres sobresalientes dependen de las redes internas que cultiven. Pero las mujeres no tienen acceso a esas redes cruciales, por esos motivos:

Los lazos dentro de la organización son difíciles. Las mujeres enfrentan mucha menos aceptación en los espacios laborales dominados por hombres. Además evitan forjar relaciones cercanas con los hombres por miedo a dar una impresión inapropiada.

Las mujeres reciben un inadecuado acceso a los mentores internos. Por lo que se pierden del servicio vital que provee el mentoring: una red interna de contactos.

Colegas desatentos: La cultura del vestuario y del bar deportivo que caracterizan a la fuerza laboral masculina, impiden a las mujeres forjar lazos fuertes con sus colegas.

Para salvar estas barreras las mujeres estrellas cultivan relaciones con la comunidad externa a la empresa, como clientes y anteriores mentores que no dependen de la empresa actual. Cuando cambian de trabajo, esas relaciones externas que promovieron su éxito, no se ven afectadas.

Strategia #2: Analice potenciales empleadores. A diferencia de los hombres que se enfocan en gran parte en las compensaciones, las mujeres tienen en cuenta otras características cuando piensan en un cambio de empresa, favoreciendo las culturas empresarias que:

  • Se muestran receptivas al talento femenino
  • Son abiertas a los estilos individuales, personalidades y enfoques de trabajo
  • Que tiene sistemas de medición del desempeño no prejuiciosos.

Las mujeres estrella que se cambian a empresas que ofrecen esas características tienen mayores posibilidades de tener éxito que los típicos hombres que cambian de empresa.