La Simplicidad es el Camino al Éxito

Quiero compartir contigo un concepto simple que puede ayudarte a hacer crecer tu negocio, cerrar más ventas, obtener más ingresos y ser más exitosa/o en todo lo que encares. Lo bueno es que lo que estoy por compartir contigo no es difícil ni complicado, de hecho es todo lo contrario: es la simplicidad misma.

0
1076

Quiero compartir contigo un concepto simple que puede ayudarte a hacer crecer tu negocio, cerrar más ventas, obtener más ingresos y ser más exitosa/o en todo lo que encares.

Lo bueno es que lo que estoy por compartir contigo no es difícil ni complicado, de hecho es todo lo contrario: es la simplicidad misma. En otras palabras: la simplicidad es el camino al éxito.

La simplicidad como camino al éxito

El siguiente fragmento ha sido extraído de un artículo publicado en “The Economist”  por Schumpeter: Simplify and repeat. Creo que habla por sí mismo:

Mantén las cosas simples, dice Schumpeter. Esa es la clave para un negocio exitoso, de acuerdo con los consultores Chris Zook y James Allen de Bain & Co. En su nuevo libro, Repeatability (Repetición), explican cómo las empresas más exitosas del mundo “hacen un culto de la simplicidad” y aplican sin descanso modelos de negocio despojados cuando se presentan nuevas oportunidades.

Tú misma/o puedes ver esta fórmula ganadora “simplificar y repetir” en un piso lleno de muebles Ikea, en las hamburguesas de McDonald, y en el enfoque de inversión de Berkshire Hathaway: compra, mejora y mantiene.

Lego aprendido la lección por las malas. A mediados de los ‘90, la empresa de juguetes danesa se amplió febrilmente en parques temáticos, televisión, y líneas de ropa, que condujo a años de pésimos resultados. Sólo cuando volvió “a sus raíces “- esos pequeños ladrillos de plástico – volvieron las grandes ganancias.

Las empresas tienen una tendencia natural “a crecer en complejidad a medida que maduran”, y la complejidad puede ser un “asesino silencioso”. Todas las empresas se preocupan por no ser aplastados por la “próxima gran cosa”; la mejor manera de sobrevivir es “seguir machacando con el mantra de la simplicidad”

Lo bueno de ese artículo es que nos recuerda que debemos enfocarnos en lo que nos hace exitosas/os.

Veamos algunos ejemplos:

1) Cuando era un representante de ventas luchando por cerrar negocios estaba siempre a la espera de la última técnica o los mejores clientes potenciales (tenía que haber una mejor fuente de referidos que la que yo utilizaba), o buscando alguna otra manera más fácil de encontrar negocios.

Invertí mucho tiempo en cambiar mi enfoque, buscando referidos, etc., pero al final lo que aprendí fue que yo era más exitoso cuando llamaba a un montón de posibles clientes y utilizaba los guiones que habían desarrollado meses antes.

De hecho, cerré mucho más negocios cuando me concentré en seguir las secuencias de comandos y técnicas probadas que siempre me funcionaron.

Cuando me concentré en los fundamentos simples de calificar adecuadamente a los prospectos y en hacer el seguimiento de los compradores, mi negocio despegó.

Lo que aprendí últimamente es que no hay formas mas fáciles de hacer negocios, simplemente tengo que hacer las cosas que dan me resultados una y otra vez.

Y una vez que lo acepté y me concentre en ser el mejor calificador y cerrador de tratos de la oficina, combinado con el hecho que hacia mas llamados que cualquiera de las personas de la empresa, me convertí en el mejor vendedor de las 5 sucursales.

Tan simple como eso.

2) He perdido mucho tiempo y dinero persiguiendo la siguiente mejor (y complicada) técnica. En mi línea de trabajo surge a diario nuevas distracción que promocionan una nueva manera de conseguir más clientes.

Hay programas para generación de referidos, nuevos medios sociales a los que apuntarse, nuevas formas de publicar contenido, la lista es interminable.

He seguido muchos de esos programas que me han costado mucho dinero, energía y tiempo. ¿Me proporcionaron nuevos y mejores negocios? No. Lo que aprendí es que cuando me enfoco en mis competencias nucleares (lo que en inglés se conoce como core competency) mi negocio despega. Tan sencillo como eso.

¿Puedo mejorar mi sistema CRM? Por supuesto que si. ¿Puedo unirme a otro grupo en LinkedIn? Seguro!. ¿Podría iniciar un website por suscripción para conseguir dinero extra? Pero la pregunta clave es ¿todas estas complicadas y costosas medidas, me van a producir más dinero que si me concentro en hacer lo que se hacer mejor? No.

Mi sencilla verdad sobre los negocios es (igual que lo fue para Lego) que gano mucho más dinero cuando me enfoco en mis habilidades principales que, en mi caso, es ayudar a las/os empresarias/os a desarrollar equipos de venta internos. Es lo que he hecho en los últimos dos años y has sido mis dos mejores años comercialmente.

Conclusiones

Ahora es tu turno de descubrir cuales son tus competencias nucleares, tus competencias claves. ¿Que es lo que tu y tu empresa hacen mejor? Si por ejemplo eres un representante de ventas pregúntate cuál fue la última vez que te concentraste en los fundamentos de la venta.

Si en cambio eres  la/el dueña/o de tu empresa cual fue la última vez que pensante cómo podrás servir mejor a la gente. Al volver a centrarnos en lo básico y perfeccionar esos conceptos seguramente vas a conseguir un mayor segmento de mercado y obtendrás más éxito en tu empresa.

Tan simple como eso.

Te invito a comentar tus ideas debajo y a compartir esta nota en tus redes sociales.