La Importancia de las Pequeñas Cosas

8
836

Quizás una de las mejores cosas que tiene trabajar en Internet, ya sea porque eres una editora web profesional como yo, o eres un/a profesional de marketing que hace campañas online, o tienes tu propia empresa montada en la web, es que rápidamente comprendes el impacto que tiene en tu actividad el hacer pequeñas cosas diarias.

La posibilidad de medir y analizar, prácticamente en tiempo real, los cambios que hacemos y como repercuten en nuestros ingresos, es una característica propia de este medio que no tiene ningún otro.

A veces mover una publicidad unos pocos cm produce un cambio notable en su visibilidad, lo mismo cambiar una frase, etc. Como además el dinero en Internet se gana muchas veces de a centavitos, esos pequeños ajustes, ese tiempo de dedicación diaria, va sumando y al poco tiempo muestra los resultados.

Por eso, aunque la tuya no sea una empresa que trabaja en la web, igual te puede beneficiar de esos pequeños ajustes si los encaras sistemáticamente: todos los días un poco.

Hoy recibí un email de Alejandro Wald que hablaba de la importancia del uno.

El uno es un número pequeño. Pero si lo piensas un poco, el uno puede tener un gran impacto en tus ingresos.

Imagina la diferencia en tus resultados si:

  • Haces UNA llamada más por día;
  • Consigues UNA entrevista de ventas más por semana;
  • Recomiendas la compra de UN producto adicional a cada cliente;
  • Pides la compra UNA vez más con cada prospecto;
  • Inviertes UN día por mes en desarrollar sus aptitudes;
  • Lees UN libro relacionado con tu actividad cada dos semanas;
  • Haces UNA pregunta más en cada entrevista de ventas;
  • Empiezas a trabajar UNA hora antes;
  • Enfrentas UNA objeción más antes de darse por vencido;
  • Envías UN mensaje de correo electrónico más al prospecto que no termina de decidirse;
  • Pides a tus clientes UN referido o recomendación;
  • Haces UNA llamada adicional antes de irte a su casa;
  • Haces UNA pausa por un momento antes de responder a la pregunta de un cliente;
  • Sugieres UNA idea más para ayudar a un cliente a mejorar sus negocios;
  • Estableces UN objetivo más para alcanzar.

El uno puede ser un número muy poderoso. Una venta adicional cada día, semana, o mes, dependiendo de tu negocio, puede generar un impacto significativo en tus ventas, al final del año.

Un consejo final: la próxima vez que estés pensando en rendirte ante un prospecto difícil, considera que puedes estar a sólo una llamada, mensaje de correo electrónico o carta de hacer la venta.

¿Tienes algún consejo para compartir? Usa el formulario que se encuentra debajo.