La Gestión Como Una Serie de 10 Conversaciones Efectivas

La Gestión eficaz del rendimiento se logra teniendo sesiones de retroalimentación regular con las personas del equipo y conversaciones regulares y productivas con todas las partes interesadas dentro y afuera de la empresa, adoptando un enfoque de liderazgo de 360 grados.

0
2097

La gestión a veces es presentada como una ciencia compleja, pero yo prefiero pensarla como una serie de conversaciones efectivas.

Si la gestión fuera un juego de mesa, algunos dirían que es un poco como Campaign, el juego de estrategia compleja de los años setenta (un poco como nuestro TEG pero con Napoleón como personaje central), pero para mí es más como Snakes & Ladders (serpientes & escaleras, parecido al juego de la oca donde si tu ficha cae en una escalera subes, mientras que si cae sobre una serpiente retrocedes).

Una “buena conversación” hace subir a los gerentes por una escalera y una conversación “mala” los envía a una serpiente y bajan.

En la parte superior de cada escalera está el logro de un objetivo particular – por ejemplo aumentar ingresos, aumentar las ganancias, elevar los índices de satisfacción del cliente, motivar a un individuo en el equipo, etc.

Cuando utilizamos el término “gestión del desempeño” para algunos esto simplemente significa que el sistema de evaluación probablemente incluiría una entrevista anual de desarrollo personal. Pero hay mucho más en la gestión del rendimiento que una discusión de 90 minutos una o dos veces al año.

La Gestión eficaz del rendimiento se logra teniendo sesiones de retroalimentación regular con las personas del equipo y también conversaciones regulares y productivas con todas las partes interesadas dentro y afuera de la empresa, adoptando un enfoque de liderazgo de 360 grados.

Así que si te convence la idea de que una gestión exitosa se logra teniendo una serie de “buenas conversaciones”, entonces llegamos a las diez conversaciones. De hecho, estas son las categorías de los tipos de conversación que los gerentes pueden esperar tener e incorporar al enfoque de liderazgo de 360 grados.

10 Conversaciones Efectivas

  • 1. La conversación que recluta al próximo miembro del equipo – un cuestionario de detección eficaz junto con un fuerte sondeo e improvisación flexible
  • 2. La conversación que inspira un equipo a trabajar juntos de manera productiva – colaboración conversaciones colaborativas del equipo apoyadas por actividades de grupo y eventos sociales
  • 3. La conversación que inspira a los individuos en el equipo para llevar a cabo un desempeño de alto nivel – intercambio 1:1 que cubren cuestiones generales y discusiones de mejora de rendimiento
  • 4. La conversación que prove un feedback eficaz a las personas del equipo después de eventos específicos – por ejemplo, tras la conclusión de un proyecto, una presentación, un informe o una reunión
  • 5. La conversación que negocia con clientes internos o externos – Por ejemplo, tiempo y dinero
  • 6. La conversación que resuelve diversos problemas con clientes internos o externos – es decir, project monitoring, servicio al cliente y manejo de quejas
  • 7. La conversación que mantiene contacto con el Gerente de línea – por ejemplo las actualizaciones de progreso, procedimientos difíciles, asegurar el presupuesto para programas de Aprendizaje & Desarrollo, etc.
  • 8. La conversación que resuelve problemas con el reporte directo – o sea la corrección de bajo rendimiento, disciplinaria.
  • 9. La conversación que administra proveedores internos o externos – es decir, establecer criterios de desempeño, evaluación y monitoreo
  • 10. La conversación que mantiene motivación interna (auto-conversación)-es decir, no permitiendo que problemas personales impedan su funcionamiento, permaneciendo positivo y orientado a los resultados.

La palabra “Liderazgo” tiene asociaciones coloridas: visión de la marca, objetivos dinámicos, charlas inspiradoras, redes productivas, olfato empresarial, etc.

El término “Gestión” – aunque no es tan ‘sexy’ como Liderazgo implica un conjunto de disciplinas y rutinas sin las cuales las organizaciones no pueden existir. Cuando se ve como una serie de grandes conversaciones, el management se ve a través de un lente diferente.

En conclusión, la gestión del desempeño eficaz se logra teniendo una serie de conversaciones regulares y productivas con los individuos en el equipo y también con todos los otros roles de apoyo en y fuera de la empresa.

Apéndice

La siguiente guía puede utilizarse como una lista de verificación para directivos y entrenadores para ayudar a los miembros del personal que se preparan para una conversación importante.

Guía para conversaciones efectivas

  • Establecer un objetivo claro
  • Establecer una agenda clara con estructura
  • Elegir/invitar al público apropiado
  • Prepararse para la conversación mediante una investigación apropiada
  • Entrar en la conversación en un estado de ánimo positivo (CREATIVO?)
  • Incluir presentaciones/escenarios si es necesario
  • Escuchar atentamente a terceros con el fin de obtener un entendimiento completo
  • Buscar/permitir a otras partes expresar opiniones y estar abiertos a la influencia de esas opiniones
  • Tener un intercambio abierto y honesto
  • Gestión de aspectos prácticos tales como tiempo, equipo, materiales, ubicación o refrescos
  • Comportarse con integridad y dignidad
  • Anticipar cuestiones que podrían plantearse, preguntas que podrían surgir
  • Humanizar la interacción – por ejemplo, compartir experiencias o aclarar el estado de ánimo (si procede)
  • Ser consciente del poder personal – por ejemplo ser demasiado arrogante, persiguir demasiado antes/después
  • Ajustar el ritmo de la conversación para permitir participar a terceros
  • Dejar los problemas personales fuera
  • Ser flexible en cuanto al curso que podría tomar la conversación
  • Ser sensible a las necesidades emocionales y prácticas de otros
  • Comprobar la comprensión después de transmitir información
  • Estar alerta a oportunidades imprevistas que puedan ocurrir durante la conversación
  • Lograr el objetivo de la conversación
  • Aceptar y grabar puntos de acción derivados de la discusión
  • Hacer un seguimiento para asegurar que la acción sea completada
  • Dejar a los otros en “buena posición”

Conclusiones

La Gestión eficaz del rendimiento se logra teniendo sesiones de retroalimentación regular con las personas del equipo y conversaciones regulares y productivas con todas las partes interesadas dentro y afuera de la empresa, adoptando un enfoque de liderazgo de 360 grados.

¿Cuál es tu experiencia? Déjanos tus comentarios debajo..