La Estafa Nigeriana se Moderniza

15
3616

Lo que por estos lugares conocemos como “el cuento del tío” o “vender un buzón” continúan existiendo sólo que cíclicamente se modernizan, se aggiornan para ponerse a tiro con los tiempos.

Tal es el caso de la estafa nigeriana que circulaba por email hace unos años atrás y que ahora se recicla bajo la forma de compra de espacio publicitario en un blog.

Antes: Fraude 419

Veamos la Wikipedia:

La estafa nigeriana, o timo nigeriano, también conocida como timo 419 (por el número de artículo del código penal de Nigeria que viola), es un fraude en el cual el estafador obtiene dinero de la víctima en concepto de adelanto a cuenta de una supuesta fortuna que le ha prometido, y que consiste generalmente en una porción de una supuesta millonaria herencia vacante, de una cuenta bancaria abandonada, de un contrato de obra pública o simplemente de una gigantesca fortuna que alguien desea donar generosamente antes de morir.

Existen muchos otros argumentos y variantes, pero todos ellos tienen en común la promesa de participar en una gran fortuna, en realidad inexistente, y los diversos trucos para que la víctima pague una suma por adelantado como condición para acceder a tal fortuna.

nigerian_scamExisten muchos otros argumentos y variantes, pero todos ellos tienen en común la promesa de participar en una gran fortuna, en realidad inexistente, y los diversos trucos para que la víctima pague una suma por adelantado como condición para acceder a tal fortuna.

Para leer toda la historia de la estafa nigeriana, sus variantes y su jerga, les recomiendo seguir leyendo la Wikipedia, vale la pena.

Ahora: La estafa se moderniza

Como hay que modernizarse para seguir cazando incautos/as, ahora la estafa se disfraza de compra de publicidad en un blog.

Funciona de la siguiente manera, el bloguer o la bloguer en cuestión reciben un mail con el tema: Partnership Enquiry, Website Partnership Enquiry. Los nombres de quienes la envían son: Richard Thompson, Edward Johnson, Daniel Lee, Jason Miller, George Nelson, etc.

El mail en cuestión le pide cotización para comprar espacio publicitario en el blog, por ejemplo:

  • publicidad sólo en la homepage
  • publicidad en todas las páginas
  • banner de 120×60, 125×125 en la homepage
  • banner de 120×60, 125×125 en todas las páginas

Cuando la persona contesta, arreglan el monto y el comprador manda el cheque. Usted se preguntará ¿y donde está la estafa?

Pues hay un pequeño detalle. Digamos que usted le vendió publicidad por us$2000 pero recibe un cheque por us$3000. Al otro día recibe un mail diciéndole que por favor le envie un cheque por la diferencia, pues al extender el cheque cometió un error… Si le envía el cheque: alpiste, perdiste…

Resulta que el cheque original no es bueno, el banco no lo va a pagar y como ese proceso demora cierto tiempo, en muchos casos hasta un mes, si usted de buena fe y para quedar bien con un cliente nuevo, le manda un cheque suyo por la diferencia, termina poniendo ese dinero de su bolsillo.

Todas estas estafas apelan a la codicia humana, en la versión original se traba de cantidades significativas de dinero, en la actualización parecen ser más modestos, pero siempre juegan con sus ganas de recibir dinero y el apuro por concretar la operación.