La Energía Latente en el Marketing

Hay un montón de recursos y actividades de marketing que tienen real potencial pero que en este momento no te reportan ningún beneficio pues no los utilizas, están latentes. Como detectarlos y ponerlos a trabajar para hacer crecer tu negocio.

¿Sabías que hay todo tipo de energías de marketing en tu negocio de las que no sacas provecho?

Una de esos tipos de energía es la latente e incluye lo siguiente:

  • Listados de prospectos (posibles clientes) o clientes a quienes no has contactado recientemente
  • Testimonios y estudios de casos de antiguos clientes
  • Mensajes de marketing que son poderosos pero que has usado poco
  • Ideas creativas que todavía no has aplicado en tu marketing
  • Estrategias de marketing que te han producido resultados anteriormente pero que por algún motivo no has vuelto a aplicar
  • Clientes pasados o asociaciones que pueden darte referidos
  • Servicios o programas que no has promovido recientemente

Todas estas son actividades de marketing o recursos tienen real potencial pero que en este momento no te reportan ningún beneficio pues no los utilizas. Y si no los utilizas son recursos latentes.

El diccionario define latente como “… dormido u oculto hasta que las circunstancias son adecuadas para su desarrollo o manifestación”.

Y dado que no hay mejor tiempo que el presente, ¿por qué no dar un vistazo a todas esas ideas y recursos dormidos y encontrar una forma de ponerlos en acción?

Eso es justamente lo que hizo Cheryl, una de mis alumnas. Revisó todos los listados de clientes y prospectos, asociaciones con los que no había estado en contacto durante un tiempo.

Los puso en una base de datos y les mandó un email para ponerlos al tanto de sus nuevas actividades y servicios. También incluyó un artículo que escribió a tal efecto.

¿Quieres saber los resultados que obtuvo? En unos pocos días consiguió 3 nuevos clientes. Ellos respondieron al email que les mandó comentándole que necesitaban de sus servicios para unos nuevos proyectos.

A menudo nos quedamos sentadas/os esperando que el teléfono llame… Eso es una colosal pérdida de tiempo a la vez que una fuente de frustraciones.

En vez de esperar, toma una actitud proactiva, haz un inventario de los recursos citados al comienzo de esta nota y busca una forma de ponerlos en acción.

Podrías, por ejemplo:

  • Mandar un email a tus clientes con nuevas ideas, tal cual hizo Cheryl.
  • Llamar a antiguos clientes para reactivarlos y/o pedirles referidos
  • Relanzar una actividad de marketing como, por ejemplo, una charla sobre temas de interés de tus clientes (a los que puedas dar soluciones)
  • Publicar algunos estudios de casos en tu Website o blog para incrementar tu credibilidad e invitar a los prospectos a leerlos.

Recuerda, tienes a tu disposición un montón de herramientas que no estás usando. Quítales el polvo y ponlas a trabajar lo antes posible.

Te contaré un secreto, cuando trabajo con un nuevo cliente, lo primero que hacemos es lo que cuento en esta nota. Descubrimos toda la energía latente de marketing y ponemos manos a la obra.

Muy a menudo, toda esa energía, puesta a trabajar, nos trae nuevos clientes, nuevos negocios, nuevos beneficios.

Deja de esperar que suene el teléfono y ponte en acción.

¿Sugerencias, comentarios? Por favor comparte tu experiencia debajo.

Compartir
Robert Middleton de Action Plan Marketing ayuda a los profesionales independientes a atraer más clientes. Por favor visite el site de Robert para leer otros artículos y recursos de marketing.