Joint Ventures: ¿Propuestas de Valor o Publicidad?

Un joint venture es una gran manera para que las personas se asocien. Casos en los que se desvirtúa la idea y como hacer correctamente una alianza estratégica para promocionar nuestros seminarios online.

0
1182

Un joint venture es un tipo de acuerdo comercial de inversión conjunta entre dos o más personas o empresas.

Citando a la Wikipedia “El objetivo de una «empresa conjunta» puede ser muy variado, desde la producción de bienes o la prestación de servicios, a la búsqueda de nuevos mercados o el apoyo mutuo en diferentes eslabones de la cadena de un producto. Se desarrolla durante un tiempo limitado, con la finalidad de obtener beneficios económicos durante su desarrollo”.

Esta idea de negocios conjuntos no es nueva. Aprendí el concepto hace más de 20 años con el famoso consultor de marketing, Jay Abraham.

Aún así este puede ser el artículo más fuerte que he escrito. Y lo hago porque me he “quemado” demasiadas veces y estoy harto y cansado del tema.

Me refiero concretamente a los Joint Venture para dar seminarios online, los que no son más que tediosos discursos cuyo único objetivo es exponer una serie de argumentos de venta, ofreciendo poco valor real o sustancia.

No he realizado muchos seminarios de ese tipo. Muy pocos, en realidad, porque la mayoría de ellos son pura propaganda con contenido sospechoso. El valor real de lo ofrecido es bajo, pero es promocionado como “el regalo más maravilloso para la comunidad empresarial en su vida.”

Sin embargo, la idea de un joint venture es simple y ponderosa si es ejecutada correctamente.

Beneficios de los Joint Ventures

La persona A tiene un producto o servicio valioso que ofrecer a un mercado específico. Y la persona B sirve el mismo mercado, pero no es competencia directa. La persona B también tiene una lista de clientes o una lista de correo electrónico muy buena y se compromete a promover los servicios de la persona A en su lista.

Esto funciona muy bien porque la persona A está “tomando prestada la credibilidad” de la persona B. Los clientes de B se aseguran, de esta manera, que es un buen negocio tratar con A.

Hoy en día, esto se realiza normalmente a través de webinarios o seminarios en línea. La persona B invita a los miembros de su lista de correo a asistir a la teleclass o webinar de A para obtener “información muy valiosa” que les ayudará en su negocio.

Si esto se hace bien (y rara vez se hace), la persona A da una gran conferencia con mucho contenido valioso y jugoso. Es una información que los asistentes pueden utilizar. Y luego, al final de la presentación realiza una oferta por sus servicios. Estos servicios se presentan sin bombo, y comunican el valor real.

Y luego hay un enlace para obtener más información en línea, o para ordenar el producto o servicio promovido.

No hay absolutamente nada de malo con esta metodología. Es una gran manera para que las personas se asocien. Puede aportar una triple ventaja: La persona A gana algunos nuevos clientes. La persona B se gana una comisión por la introducción, y el cliente se beneficia al conocer un servicio valioso.

El problema es que todo este proceso ha llegado a tales extremos que se ha desvirtuado. Aquí están algunas de las cosas que he visto:

Características de un Joint Venture mal aplicado al dictado de seminarios online:

  • 1. La tele-clase o seminario tiene un contenido mínimo y con poco valor real, y se convierte en un argumento de venta total. Se trata de intentar hacer una venta a toda costa. La idea es que si no aceptas su oferta, te estás perdiendo algo grande.
  • 2. El actual servicio ofrecido, a menudo a precios exorbitantes (porque el servicio “totalmente transformará tu empresa” prácticamente de la mañana a la noche), es casi siempre material que ha sido reciclado, refrito y representado para parecer “un don de Dios”, cuando no es nada de eso.
  • 3. Estos servicios a menudo “construye un ciclo de dependencia” que nunca te suelta. Necesitas comprar el próximo servicio o programa y luego el siguiente, (con el correspondiente aumento en el precio) hasta que se agote tu cuenta bancaria, a menudo con resultados mínimos.

Y luego está el problema de los que caen en la trampa de hacer un joint venture con cualquiera que se acerca a ellos con su servicio “nuevo e increíble” (y buenas comisiones).
En última instancia envían una promoción tras otra, a menudo tanto como una al día, promocionando otro “servicio simplemente increíble” del que no puedes prescindir.

Basta ya de tonterías!

En última instancia, este enfoque de marketing y modelo es tan insostenible como un esquema piramidal. Tarde o temprano, la relación entre promociones y clientes estará completamente desequilibrada y todo se vendrá abajo. Si te encuentras inscripta en varias listas de correo te habrás dado cuenta de que decenas de personas están promoviendo exactamente lo mismo. ¿Cuánto tiempo puede durar eso?

Pensemos, si alguien te envía cinco correos electrónicos a la semana con varias promociones y poco valor real, ¿vas a seguir leyendo sus correos electrónicos? Yo no. ¿No querrás darte de baja rápidamente?

Y después de asistir a algunos de esos seminarios en línea que no son más que exageraciones y cuyo único objetivo es lograr la venta, ¿no empiezas a desinteresarte por completo?

Entonces, ¿qué vamos a hacer con este triste estado de cosas?

  • 1. Deténte y realmente piensa antes de engancharte en estas propuestas de joint venture. La mayoría con una pérdida de tiempo y drenan tu presupuesto.
  • 2. Cuando una publicación electrónica en la que te has inscripto comienza a enviar de más de dos correos electrónicos a la semana (y si no tienen contenido realmente valioso), date de baja inmediatamente.
  • 3. Si por casualidad te encuentras en uno de estos seminarios web y su “radar” empieza a sonar porque hay muy poco contenido, sólo argumentos de venta, vete inmediatamente, no pierdas tu tiempo.
  • 4. Si estás tentada/o a promover a alguien que está ofreciendo un seminario web a tu lista de suscriptoras/es, anda con mucho cuidado y hace un poco de diligencia debida. No querrás que la promoción socave tu credibilidad.
  • 5. Si se te acerca alguien que conoces y confías para hacer una presentación conjunta, lo mejor es pedirle una grabación de la tele-clase o seminario web y haz muchas preguntas acerca de los servicios actuales o los programas que se ofrecen.

No estoy orgulloso de decir que he roto muchas de estas reglas yo mismo. Pero no más! Me he quemado demasiadas veces. Sin embargo, hay momentos y maneras de hacer correctamente seminarios online en forma conjunta.

Algunas pautas para la realización de webinarios bajo la modalidad de Joint Venture

  • 1. Que sea educativo, divertido, participativo y valioso. En realidad enseña a los participantes algo que pueden utilizar, en lo posible, ya mismo. Literalmente regala tu mejor repertorio. No te contengas.
  • 2. Deja que los participantes sepan que al finalizar vas a presentar un servicio que pueden contratar, pero que durante el seminario no habrá publicidad ni venta.
  • 3. Asegúrate de que lo que ofreces tiene “valor comprobado real”, es decir, un programa o un servicio que ha sido utilizado con éxito por otros para producir resultados medibles.
  • 4. Evita palabras rimbombantes como “increíble, sorprendente, chocante, sorprendente transformación, cambio de vida, y estupenda.” En realidad debilitan tu mensaje.
  • 5. Comparte datos, modelos, historias, cómo hacer, ejemplos, principios, estrategias y técnicas. Construye un caso sólido para tus ideas. Y haz que sea divertido y que invite a participar al mismo tiempo.
  • 6. Cuando finalmente des tu charla, explica por qué se necesitan estos servicios, y cuáles son los resultados previstos y los beneficios. Y luego explicar la estructura y el formato del programa o servicio. A continuación invítalas/os a conocer más mediante un enlace a una página web.
  • 7. Haz luego el seguimiento después por correo electrónico, pero no abuses. Incluye el enlace a tu página web de ventas y explica de una manera discreta por qué este servicio es digno de inscribirse.

Conclusiones

Si ya estás siguiendo estas pautas, ¡enhorabuena!

Esto es lo que hemos trabajado para hacer en cualquier tele-clase o seminario que he realizado. He descubierto que muchas exageraciones e intentos desesperados por vender, son absolutamente innecesarias y, de hecho, contraproducentes. Que espantan a más personas de las que atraen.

Si quieres asistir a un seminario que demuestra estos principios, te invito a asistir a mi  teleclase mensual: How to Attract More of Your Ideal Clients.”

Se que este artículo es controversial. Sin embargo, creo firmemente que este enfoque sobre el joint venture o trabajo conjunto entre empresas o personas se dirige al desastre a menos que la industria de la información online haga un cambio radical y comience a entregar más valor que autobombo.

¿Has realizado alguna vez una alianza estratégica para dictar un webinario? Sería muy bueno que este artículo levantara una discusión sobre los pros y contras de esta modalidad de hacer negocios.

Por favor, déjanos tus comentarios debajo.

Compartir
Robert Middleton de Action Plan Marketing ayuda a los profesionales independientes a atraer más clientes. Por favor visite el site de Robert para leer otros artículos y recursos de marketing.