Investigación y Desarrollo: Mini Guía

0 35

Esta mini guía se enfoca en los motivos por los que la investigación y el desarrollo, acompañados del diseño de productos, son tan importantes para que tu negocio siga siendo competitivo. Aporta algunos consejos sobre cómo podemos gestionar la investigación, el desarrollo y los procesos de diseño.

Todas las empresas, independiente de si son grandes o pequeñas, necesitan seguir mejorando sus productos, servicios y procesos comerciales para anticiparse y responder a las cambiantes necesidades de sus clientes.

Esto significa invertir tiempo y dinero en hacer investigación de mercado para establecer esas necesidades y para desarrollar productos y servicios que las respondan.

Investigación y desarrollo (I&D o R&D en inglés), junto con el diseño de nuevos productos y actualización de los existentes, constituye una parte esencial para lograr que tu actividad sea más rentable y productiva.

Esta mini guía tratará de enfocarse en los motivos por los que la investigación y el desarrollo, acompañados del diseño de productos, son tan importantes para que tu negocio siga siendo competitivo.
Aporta algunos consejos sobre cómo podemos gestionar la investigación, el desarrollo y los procesos de diseño.

Qué es Investigación, Desarrollo y Diseño

Para mantenerte competitiva y al frente de tu Mercado, tu negocio necesita verificar si cumple con las necesidades de sus clientes actuales y anticiparse a lo que los clientes necesitaran en el futuro próximo.

La investigación, el diseño y el desarrollo son factores claves en este proceso, ya sea que vendas productos o prestes servicios.

Investigación

La fase inicial implica observar las necesidades actuales y futuras de clientes y proveedores mediante su feedback, preguntando su punto de vista y quizás hasta haciendo una pequeña investigación de mercado.
Una vez que entiendes las necesidades de los clientes y el estado del Mercado, puedes identificar:

  • Modificaciones potenciales a tus productos o servicios y actives siempre que esos cambios sean realistas.
  • Nuevos productos y servicios de ser comercialmente viables, y
  • Mejoras a los procesos comerciales que beneficiarán a los clientes

Desarrollo

Tu investigación seguramente aportará ideas y mercados para potencialmente nuevos productos. El proceso de desarrollo testea esas ideas, demuestran o no su factibilidad y colabora a convertir esas ideas en realidad.

El proceso de investigación debería examinar todos los riesgos potenciales y los obstáculos a superar para poner el producto o servicio en el mercado. Por ejemplo, debería comprobar si el producto responde a una necesidad del mercado y si se vendería al precio necesario para obtener beneficios económicos. Implica la definición de las especificaciones y el diseño del producto o servicio: dibujo, modelos o prototipos.

El buen gerenciamiento del proyecto es un factor clave para el éxito del proyecto y debería establecer fechas límites (deadlines) para cada etapa clave del proyecto. También necesitarás aportar los recursos apropiados y tomar en consideración factores claves como precio y demanda.

Diseño

El diseño de producto es una parte crucial del desarrollo de un nuevo producto. Un diseñador de producto, a menudo un diseñador industrial, diseña y produce la documentación técnica que permite fabricarlo eficientemente. Muchas empresas contratan diseñadores externos a la firma.

Puedes buscar un profesional en diseño gráfico, web o multimedia directamente en el Centro de Negocios de Mujeres de Empresa.

Beneficios Comerciales de la Investigación y Desarrollo

Una sólida investigación y desarrollo te permiten seguir siendo competitiva (o empezar a serlo) y desarrollar la lealtad de tus clientes. Los productos o servicios que desarrolles te pueden ayudar a:

  • Aumentar las ventas
  • Aumentar tu rentabilidad
  • Abrir nuevos mercados, ya sean locales o en el exterior
  • Resaltar tu marca y ganar reputación de ser una empresa innovadora (aunque seas pequeña)
  • Atraer a los mejores empleados debido a la mejora de tu reputación
  • Encontrar nuevas alianzas comerciales y asociados
  • Atraer financiamiento externo

Al estudiar los procesos comerciales que te permiten fabricar, comercializar y vender tus productos y servicios, puedes:

  • reducir costos
  • mejorar la calidad de tu oferta
  • introducir tus productos en el Mercado más rápidamente

Tu investigación puede aportar también beneficios menos tangibles como, por ejemplo, un mayor conocimiento de tu mercado que puede resultar de utilizad en el futuro pero que no tiene una aplicación comercial inmediata.

Debes asegurarte de proteger toda propiedad intelectual que crees como consecuencia de tu investigación, desarrollo y diseño de producto. Para ellos es conveniente que consultes a la oficina de marcas y patentes de tu país.

Para averiguar sobre marcas y patentes en varios países de la región.

Recuerda que si no facilitas los recursos necesarios para llevar a cabo esa investigación y desarrollo, podría significar que tu empresa pierda ventajas competitivas. Las ventajas competitivas no duran para siempre, es necesario mantenerse activa/o y no perder la forma.

Explorar tus Ideas

Si exploras tus ideas más concienzudamente, antes de comprometer los siempre escasos recursos en Investigación y Desarrollo (I&D), puedes ahorrarte un considerable tiempo y dinero.

Es muy fácil entusiasmarse considerablemente con ideas que parecen maravillosas y poner dinero en proyectos que, si los analizamos fríamente, veríamos que no tienen posibilidades de tener éxito. Por eso, antes de poner dinero en un producto o servicio que no se venderá o que no puede ser producido con los recursos o el estado de la industria actual, es conveniente que des un paso atrás y revises lo que se puede hacer.

Pregúntate:

  • ¿Cubrirá el producto o servicio una falta o necesidad del Mercado?
  • ¿Encaja el producto servicio con tu oferta actual o con tu estrategia de negocios o corres el riesgo de meterte en mercados desconocidos?
  • ¿Es el producto técnicamente practicable o requerirá tecnología o expertise adicional?
  • ¿Será el producto único o de entrada tendrá que enfrentar competencia?

Tu investigación de Mercado o tus conocimientos de la actividad pueden contestar algunas de esas preguntas. Sin embargo, es posible que necesites conocimientos adicionales o información extra sobre el mercado, algún aspecto técnico, de comercialización, etc, para ayudarte a evaluar las nuevas ideas.

En muchos países existe un departamento gubernamental, tipo secretaría pyme, que cuentan con especialistas y herramientas para ayudarte en esta evaluación.

Algunas de esas secretarías gubernamentales son:

Al filtrar ideas antes de lanzarte con todo en el desarrollo y producción de un nuevo producto o servicio, puedes evitar gastar dinero en productos que tienen muy pocas posibilidades de despegar. Lejos de desanimarte, esto te permite explorar un rango mayor de ideas y alternativas en las etapas iniciales.
Para asegurarte que la idea no está ya registrada, puedes consultar la base de datos de la oficina de propiedad Intelectual de tu país.

La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.

Artículos similares