Innovación Y Diferenciación No Siempre Funcionan De Entrada

0
1872
dos personas haciendo experimentos en busca de la fórmula mágica

A veces creemos que la innovación y diferenciación son procesos que funcionan de una. Recientemente en participé en una sesión sobre creatividad e innovación. En ella, guiados por Amparo Camacho (@mariampcs) realizamos un ejercicio tan simple como dibujar varias veces una casa.

La primera casa de todo el mundo era prácticamente igual. Dibuja una casa y la mía era prácticamente igual a la que dibujes. Repitiendo el ejercicio iba apareciendo la creatividad.

Este simple ejercicio nos demuestra que las primeras soluciones que pensamos a nuestros problemas, o para los problemas de nuestros clientes, serán tan poco originales como las de casi cualquiera.

Necesitamos empezar de cero una y otra vez para obtener resultados que nos diferencien de los demás.

“La creatividad se logra replanteando las cosas repetidas veces.” –Tuitear

Si no eres distinto solo te queda bajar precios

Si no nos diferenciamos somos como cualquiera. Si somos igual que los demás, sólo podremos vender nuestros productos si los ofrecemos más baratos que el resto. Si sólo vendemos gracias a un precio bajo entramos en un camino de difícil salida. Competir sólo en precio es posiblemente aún más difícil que competir por otros aspectos.

Si no queremos competir por precio y vernos posiblemente cada vez más presionados hasta que la situación se haga difícilmente sostenible, la única salida que tenemos es innovar. Ser distinto. Ser distinto es fácil. Simplemente hay que ver lo que hacen los demás y hacer otra cosa. Lo difícil es ser distinto y que esta diferencia sea recompensada por el mercado.

¿Cual es tu diferencia? ¿En qué eres distinto? Una pregunta tan sencilla no tiene una fácil respuesta. Si se la hacemos a diferentes empresas es muy probable que nos den una respuesta incoherente. Es decir, nos contarán que son distintos por una característica del producto, por el servicio, por la calidad, etc. Pero si analizamos su mercado es probable que nos demos cuenta de que esa diferencia no es tal, encontraremos empresas con calidad similar, con productos muy parecidos, a precios similares.

“¿Puedes realmente decir en qué se diferencia tu empresa?.” –Tuitear

Apostar por tu diferencia es de valientes

Encontrar la diferencia de tu empresa, aquella en la que merece la pena invertir, por la que hay que apostar valientemente, arriesgando, no es en absoluto trivial. Es importante que la identifiques. Te tiene que servir para comunicarla a tu mercado, y sobre todo para priorizar sus decisiones empresariales.

Otra dificultad en aislar esa diferencia, la fuente de la inspiración de nuestras estrategias, es que no siempre es algo que desde un principio va a ser visto positivamente por tu mercado. A veces incluso todo lo contrario; si planteas un concepto innovador es muy posible que en un principio sea rechazado, por desconocimiento o incomprensión.

El camino de la creatividad y la innovación no es el más fácil, presenta sinsabores y riesgos. A veces lo tomaremos por valentía, otras porque las consecuencias de no tomarlo son aún peores.

Con frecuencia tendremos que “tirar” nuestro trabajo porque la opción elegida fue inapropiada. Sin embargo no debemos pensar que hemos malgastado nuestros recursos, como hemos visto, para hacer algo innovador y que merezca la pena hay que repetir el proceso varias veces y partir de cero seguramente en más de una ocasión. Es el peaje que tenemos que pagar para hacer cosas que merezcan la pena.

¿Ya tienes identificada en tu empresa la diferencia por la que merece la pena arriesgarse?

Compartir
Gregorio Delgado es ingeniero - Executive MBA, tiene 19 años de experiencia en sectores tecnológicos y web, 9 como director comercial y marketing. El especialista en el análisis para buscar soluciones, diseñar modelos comerciales, y formar equipos de ventas.