Hablar en Público Es La Habilidad Dominante del Marketing

0
1126
una buena imagen personal para dar una presentación exitosa

Este es el sexto artículo de la serie: Los 10 errores más burdos del Marketing de servicios y el error que exploraremos en esta nota es  “Evitar hablar en público”; este error puede resultar en detrimento del éxito de su marketing y de su bienestar financiero.

  • ¿Qué pensamientos cruzan por su mente cuando piensa en pararse frente a un grupo de gente para dar una presentación?
  • ¿Tiene miedo de cometer errores y parecer tonta/o? ¿O tal vez usted se siente segura/o de los resultados de su presentación?

La forma en que conteste a estas preguntas es una especie de “litmus test” sobre si tendrá o no éxito en el marketing y la venta de sus productos y/o servicios.

Si su mente inmediatamente se llena de pensamientos temerosos, luchará un poco más y tenderá a evitar las actividades de marketing y ventas. Sin embargo, si su reacción inicial es de entusiasmo ante la idea de dar una presentación, muy probablemente enfrentará estas tareas con una buena predisposición.

Ante todo, no quiero que piense que dar presentaciones y charlas es una de las muchas estrategias posibles de marketing. Es mucho más que eso.

La habilidad de dar una presentación confiada y naturalmente es la base sobre la que se edifican todas sus otras habilidades de marketing. Por ese motivo podríamos denominarla “la habilidad dominante de marketing”.

Cuando usted da una gran presentación, demuestra lo siguiente:

  • Que organiza sus pensamientos en forma lógica
  • Que tiene conocimiento de su tema
  • Que tiene los pies en la tierra
  • Que es persuasiva/o
  • Que tiene coraje en sus convicciones
  • Que tiene habilidad para inspirar y motivar

¿No es muy probable que se sienta inclinada a hacer negocios con alguien que demuestra tener estas cualidades? Y ¿no se sentiría poco entusiasta de contratar los servicios profesionales de alguien que careciera de estas habilidades?

Admito que algunas personas no tienen el don de hablar en público, o son menos agraciadas que otras, pero es una habilidad que puede ser aprendida, desarrollada y refinada con los años. Ahora soy un orador muy confiado, pero no lo era cuando comencé en este trabajo.

Justamente por ese motivo me propuse aprender los conceptos básicos que me permitieran dar una presentación. Sabía que tenía cosas para compartir, por eso me tome el tiempo e hice el esfuerzo de dar una presentación que causara un mínimo de impacto real.

A continuación le contaré algunas cosas que me sirvieron y que le recomiendo probar:

1. Comprométase a dar una charla (hay muchos libros buenos que le dicen como conseguir una, incluyendo mi InfoGuru Manual). Cuando usted tiene una fecha cierta, se motiva para entrar en acción.

2. Escriba un punteo de la charla. Dedíquele tiempo a esto. No sólo le ayudará a clarificar y ordenar sus ideas, también es posible que sea una charla que pueda repetir varias veces, por eso es una buena inversión en tiempo y esfuerzo.

3. Practique su presentación en voz alta. Utilice un espejo, de ser posible fílmese. Es mejor parecer tonta sola/o que enfrente de un grupo de personas (sobre todo si quiere impresionarlos bien…)

4. Aprenda a poner toda su atención en trasmitir sus ideas a la audiencia. Una de las mejores formas es mediante ejemplos e historias que ejemplifiquen cada uno de los puntos sobresalientes. Las historias son las herramientas de marketing más persuasivas.

5. Haga lo posible por no poner toda la atención sobre su persona. Y eso le va a resultar mucho más fácil si cumple los puntos anteriores. Si está bien preparada/o y entusiasmada con su mensaje, no va a estar tan preocupada por la impresión que cause.

6 No use PowerPoint como una muleta. Unas diapositivas para clarificar cada punto principal está muy bien, pero una presentación que incluye cada palabra, es un verdadero desastre. Además, jamás desarrollará sus habilidades como orador de esta manera y aburrirá a su audiencia.

7. Consiga ayuda o asistencia profesional. Considere la posibilidad de que un coach la/o ayude a preparar y ensayar la charla. Es una buena inversión de tiempo y dinero, al menos hasta que se sienta confiada/o.

No le voy a mentir, usted puede evitar hablar en público y aún desenvolverse en su actividad durante años. El beneficio es que no tiene que sentirse incómoda/o o enfrentar parecer ridícula/o. Pero ¿cuál es el costo? La respuesta es simple: Su actividad no será tan exitosa como podría ser. La elección es suya.

Aprender a dar presentaciones y charlas debería ser una prioridad es su desarrollo profesional. Es una habilidad que se pagará sola miles de veces en el curso de su carrera profesional.

 

Compartir
Robert Middleton de Action Plan Marketing ayuda a los profesionales independientes a atraer más clientes. Por favor visite el site de Robert para leer otros artículos y recursos de marketing.