Gestión Exitosa del Tiempo

0
1659

Mucha gente se queja que necesita más tiempo diariamente.

Como usted ya sabe, es imposible convertir los minutos en horas, sin embargo, es posible aprender a gerenciar el tiempo de una manera más eficiente.

Es probable que su trabajo se encuentre siempre atrasado. En esa situación, el nivel de estrés que experimenta va en aumento y, como consecuencia, aumenta diariamente su nivel de frustración.

A pesar de que no podemos controlar el tiempo en sí mismo, siempre es posible tomar el control del que tenemos.

No es tan difícil como tal vez le parezca.

Se necesita deseo y determinación de su parte para cambiar sus viejos hábitos de hacer las cosas. A continuación le damos algunos consejos sencillos de implementar.

Mantenga un registro

Registre todo lo que hace durante uno o dos días. Posiblemente se sorprenda cuando descubra cuánto tiempo se pierde con las interrupciones o buscando cosas. Antes de que comience a hacer cambios drásticos, fíjese cómo utiliza el tiempo libre.

Use un planificador diario

Tome nota de todo lo que necesita hacer durante el día. Esto le permitirá reservar tiempo para esos proyectos que quedan relegados por cosas menos importantes.
Además, le permitirá llevar un registro de todo los que necesite hacer. Es muy fácil olvidarse de esas pequeñas cosas y luego fastidiarse cuando se dá cuenta de que permanecen sin hacer. A medida que vaya tachando los ítems de la lista, se sentirá satisfecha/o con el esfuerzo realizado.

Tómese un descanso

Es imposible seguir trabajando productivamente si no se toma un descanso. No puede concentrarse sin parar por extensos períodos de tiempo.

Cada tanto tómese un respiro, estire las piernas o vaya por un refresco.

Volverá renovada/o y lista/o para seguir trabajando. Si se siente frustada/o, el descanso la/o ayudará a despejar la mente y volver a enfocarse en el problema.

Descubra sus momentos productivos

Todos tenemos momentos del día en que nos sentimos más productivas/os.
Tal vez sea a primera hora de la mañana o después de la comida.

Agende las tareas más difíciles para esa hora. Si se encuentra en su mejor forma, es muy probable que los soluciones mejor y más pronto.

Manténgase organizada/o

Es muy estresante trabajar en un entorno desordenado. Puede resultar dificultoso hallar cualquier cosa en un entorno semejante.

Invierta parte de su tiempo en mantener su entorno de trabajo ordenado, le ahorrará un montón de energía y no pocas frustraciones, sobre todo cuando busque ese memo o ese documento importante que justo, justo, necesita ahora.

Y si aún así, siente que se le fue el día en tareas improductivas, vea a continuación los siguientes consejos:

Aprenda a detener las dilaciones

Tiene varias tareas que deben estar listas para la próxima semana y, sencillamente, no conseguí terminar ninguna. Cada vez que se sienta a trabajar, se acuerda de otra cosa que necesita hacer.

Pareciera que, no importa cuán duramente trate, siempre termina haciendo otra cosa y no la que realmente necesita hacer.

La tendencia a posponer es un tremendo problema para alguna gente. Se encuentran permanentemente estresadas porque están siempre corriendo detrás de las cosas y haciéndolas a último momento.

Romper este ciclo es posible. A continuación le damos algunos consejos al respecto.

Descubra sus momentos productivos

Todos tenemos momentos del día en que nos sentimos más productivas/os.
Tal vez sea a primera hora de la mañana o después de la comida.

Agende las tareas más difíciles para esa hora. Si se encuentra en su mejor forma, es muy probable que los soluciones mejor y más pronto.

Haga una lista

Tome nota de las cosas que quiere resueltas y ordénalas según su importancia. Las tareas que debieran ser resueltas con urgencia, van al tope de la lista. Usa la lista como guía diaria.

Determine objetivos pequeños

Emprender un gran proyecto puede llegar a ser intimidante. Cuando se siente empantanada, es muy fácil evitar trabajar en el proyecto.

Antes de empezar a trabajar es conveniente dividir el proyecto en partes más pequeñas. Le va a resultar más fácil si puede ir cumpliendo objetivos parciales, más acordes a su medida y, además, tiene la ventaja extra de mantener la moral alta ya que sentirá que cada etapa la acerca más al resultado final.

Sáquese las distracciones de encima

Puede ser que usted luche para conseguir hacer las cosas porque cada vez que se pone a trabajar, la asaltan una lista interminable de cosas por hacer.

La cantidad de llamadas telefónicas que quedaron sin hacer, y los pequeños encargos personales de los que se tiene que ocupar después del trabajo, por eso es tan sencillo abandonar lo que está haciendo y correr detrás de otras cosas.

Cuando esto le ocurra, tome una hoja de papel y vaya anotándolas pero no deje lo que está haciendo hasta que haya terminado.

Asigne un tiempo para cada tarea

Si tiene que hacer una tarea importante, asígnele un tiempo especialmente.

Si tiene una cita consigo misma, se sentirá mejor si la cumple. Posponer no debe convertirse en una forma de vida. En la medida en que deje de posponer, seguramente su nivel de estrés tenderá a disminuir y su entusiasmo por el trabajo aumentará.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.