Cómo Generar Impacto en Una Entrevista de Empleo

Si hay alguna situación o circunstancia que genera expectación, ansiedad y nervios, es la de asistir a una entrevista de empleo y puede ser peor cuando el puesto al que aspiras lo deseas realmente, es decir, luchaste para conseguir esa oportunidad.

Puede ser que tengas muchos conocimientos en el área y la experiencia que exige el cargo, pero si los nervios te atacan o no te preparas lo suficiente para convencer a quien te entreviste, todo se irá por la borda.

Para ayudarte a causar impacto entre tus entrevistadores, te he enumerado una serie de consejos sumamente sencillos, pero que si lo llevas a cabo con disciplina, puedes ganarte el puesto que desde siempre has soñado.

¡Vamos a ello!

Claves para causar impacto en una entrevista de empleo

La apariencia es la oportunidad de causar una buena impresión

Puede sonar cliché o tradicional, pero la apariencia jamás dejará de ser importante a la hora de causar una buena impresión. Aplica en las entrevistas de trabajo y aplica para todo lo demás.

Tan solo fíjate en tu actitud cuando estás al frente de una persona con buena apariencia física que te atiende por primera vez en una tienda por departamentos y compara la misma situación, pero esta vez con una persona que no posee buena presencia. Sin siquiera estar conscientes, hay un choque entre ese individuo y tú, y solo porque solemos juzgar a simple vista por su apariencia.

Lo mismo pasa cuando vas a una entrevista laboral demasiado casual. No importa que tan casual sea el estilo o la imagen de la empresa, tu vestimenta y tu lenguaje corporal siempre dirá muchas cosas sobre ti. Así que antes de pensar en todo lo demás, toma nota sobre lo que llevarás puesto a tu entrevista de empleo.

Tu postura corporal revela tu personalidad y carácter

La forma en cómo te paras, te sientas y cómo observas al entrevistador mientras charla contigo, es otra de las claves para causar impacto en una entrevista de trabajo. En todos tus movimientos debes reflejar seguridad, confianza y serenidad.

La idea no es que parezcas un robot mecanizando tus movimientos, pero en cada movimiento que hagas debes lucir seguro. Por ejemplo, al momento de la presentación, un apretón de manos fuerte es una acción inteligente que causa impacto y hace clic en la mente del entrevistador.

Llamar su atención de forma positiva antes de iniciar la entrevista, es un plus para que tu presencia vaya causando ruido. Y si todo marcha bien en la entrevista respondiendo acertadamente a las preguntas, puedes asegurar que el puesto es tuyo.

Prepárate para la entrevista

Si te preguntaran cuántos años tiene la empresa operando en el mercado, ¿sabrías contestar?
Conocer parte de las operaciones de la empresa es clave para causar impacto en una entrevista de empleo. Eso dice mucho sobre ti, pero sobre todo que eres una persona responsable, eficiente y  que te toma muy enserio tu rol, aunque todavía el puesto no sea tuyo.

El proceso de preparación para una entrevista de empleo consiste, principalmente, en informarte sobre todo los aspectos más importantes de la empresa, por ejemplo, el mix de marketing que llevan en desarrollo, año en que empezó a operar, cuántas sedes tiene (en caso de tenerlas) cuáles son las funciones del cargo, incluso si está en tus manos saberlo, cuáles son las fallas del cargo al que estás aspirando y un abreboca para explicar a groso modo las soluciones que propones.

Todo aquello que sea de provecho para indicar que eres bueno en lo que haces y que el puesto debe ser tuyo. Así que ponte a investigar y verás que vas a causar impacto.

Un ejercicio bastante práctico es asistir a entrevistas previas al puesto que estas aspirando y practicar en casa las respuestas a algunas de las preguntas que suelen hacer durante una entrevista, tal y como se tratara de practicar la exposición cuando asistió a la universidad. Sin duda, esto puede ayudarte a liberar tensiones.

Sé tú misma siempre

Prepararte para una entrevista de empleo y causar impacto, no es lo mismo que tratar de no ser tú. No se trata de fingir para ganarte el puesto que has deseado desde siempre, se trata que desde tu personalidad, hagas movimientos inteligentes para conquistar la opinión de los entrevistadores.

Ser tú, durante de una entrevista de trabajo puede significar que intentes ser gracioso, jovial, divertido, etc. Es decir, debes ser tú mismo siempre, pero mostrando el lado profesional y responsable.

Tratar de ocultar tu propia personalidad puede ponerte como última opción en la lista de los postulados. Ser sincero en las respuestas y en los test, aunque no lo creas, causa impacto.

Vale hacer preguntas sobre las operaciones de la empresa

Si hubo detalles que no aprendiste durante la preparación previa a la entrevista de empleo, no tengas miedo en hacer preguntas sobre las dudas que tengas. Las preguntas son indicios sobre el nivel de interés que tienes sobre la organización y de las necesidades corporativas para generar tu aporte cuando el puesto sea tuyo.

Las preguntas pueden abrir el debate y dar lugar a una conversión natural entre el entrevistador y tú, y así se revelan detalles que te pueden interesar y viceversa.

Hablar demasiado puede hacerte perder el foco de la entrevista

Puede ser que ya te sientas en confianza y hayas entrado en calor, pero no por eso debes hacer que tu entrevista parezca un monólogo. Sé que la cuestión se trata de ser tú mismo, pero trata de hacerlo más controlado.

Hablar demasiado puede arruinar de forma espontánea la impresión que has causado al entrevistador. Además, por los mismos nervios, hablar de más puede hacerte perder el foco de la entrevista.

Hay un montón de ítems que debes atender cuando quieres generar impacto en una entrevista de empleo, pero creo que debes prestar especial atención a lo que se ha mencionado aquí, pues la apariencia, la postura, la preparación y la seguridad con la que abordas la entrevista, dice todo lo que quiere saber el entrevistador de ti.

Compartir
Fundador y CEO de Genwords, empresa especializada en Content Marketing. Formado en Administración de Empresas y apasionado del marketing. Emprendedor. Viajero. Amante de los desafíos.