Franquicias: Pros y Contras. Comprar una Franquicia Versus Comenzar desde Cero

Negocio propio o franquicia, cada opcion tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas que debes conocer antes de embarcarte en una aventura comercial.

0
2479

Una de las primeras preguntas que debes contestar antes de comenzar un negocio es si quieres llegar a tener una pequeña empresa independiente o comprar una franquicia.

Cada opción tiene sus propias ventajas y desventajas, el tipo de negocio que elijas depende de un conjunto único de circunstancias.

 Veamos primero lo que dice la Wikipedia sobre esta modalidad:

“La franquicia es un tipo de contrato utilizado en comercio por el que una parte llamada franquiciador cede a otra llamada franquiciado la licencia de una marca así como métodos de hacer negocios a cambio de una tarifa periódica o royalty.

La franquicia consiste en aprovechar la experiencia de un empresario que ha conseguido una ventaja competitiva destacable en el mercado. Dicha ventaja puede consistir en una marca de prestigio, productos o métodos patentados o, simplemente, un profundo conocimiento del negocio que le hace conocedor de la fórmula de obtener beneficios.

Mediante el contrato de franquicia, el franquiciador se compromete a transmitir parte de esos valores al franquiciado y éste consigue una sensible reducción de los requisitos de inversión así como el riesgo.”

Antes de tomar una decisión, investiga las opciones disponibles y reduce las alternativas. Luego conversa con algunos franquiciados, tanto actuales como anteriores (después de todo quien se retiró de un negocio tiene cosas interesantes que decir que podrían abrirte los ojos…).

Plantéate las siguientes preguntas

¿Por qué quieres comenzar un negocio?

¿Es porque deseas ser tu propia/o jefa/e? Si quieres tener control total de tu negocio, entonces probablemente la franquicia no sea lo tuyo. Una franquicia determina las reglas y guías que debes seguir.

Las políticas impuestas al franquiciado pueden incluir: los proveedores, la forma de hacer publicidad, el porcentaje de ganancia y hasta los horarios de atención y, por supuesto, todo lo relacionada a la ambientación del lugar, la forma de atención, etc.

¿Buscas una guía sobre cómo comenzar un negocio y mantenerlo funcionando?

Un franquiciador se ha tomado el tiempo y el esfuerzo para desarrollar un modelo de negocio exitoso. Es un sistema probado que funciona en diferentes localizaciones del país de origen y muchas veces también en otros.

El franquiciador puede ofrecerte información para comenzar el negocio, entrenamiento y reconocimiento de marca. Dado que la gente está familiarizada con la franquicia, te tomará menos tiempo establecer una base de clientes que desarrollar un negocio independiente.

¿Quieres decidir tus propias tarifas para tu servicio o producto?

Una franquicia muy probablemente dictará las tasas de marcación de los servicios y hasta el tipo de servicios o productos que puedes ofrecer. Si quieres ampliar tu oferta fuera de su guía, una franquicia tal vez no sea tu mejor opción.

¿Te sientes cómoda/o entrenado a los empleados y manteniendo toda la documentación requerida?

Dado que una franquicia es un modelo de negocio establecido, la misma te proveerá de material de entrenamiento para tus empleados. La empresa te dirá que tipo de entrenamiento debe tomar cada empleado y que tipo de documentación debes llevar y archivar.

Un franquiciador muy probablemente te de todas las descripciones de cada puesto de trabajo y una guía sobre los salarios a ofrecer.

¿Sabes dónde comprar tus suministros a buen precio?

Un contrato de franquicia puede imponer el tipo de suministros y equipamiento a usar en el negocio. Dado que el franquiciante compra a gran escala, es de esperar que puedas obtener insumos y equipamiento a buen precio.

Pero ten presente que quizás se requiera que compres suministros y equipamiento a compañías determinadas lo que no te permitirá gozar de descuentos por cantidad y/o promociones especiales de otros proveedores.

¿Estas dispuesta/o a pagar una parte de tus ingresos mensuales a otra persona?

Los acuerdos comerciales difieren de una franquicia a otra, pero la mayoría te pedirán que hagas una inversión inicial además de un porcentaje de tus ingresos al franquiciante.

Además, en muchos casos, existen cuotas de publicidad obligatorias para cubrir los costos de las campañas publicitarias. Cuando converses con otros franquiciados asegúrate de preguntarles si sienten que obtienen

¿Tienes las habilidades necesarias de marketing para promocionar tu negocio?

Las personas independientes son responsables de todo lo concerniente a la comercialización, desde: tener tarjetas de negocios, un web site para apoyar el negocio, material promocional (folletos, volantes, etc.), publicidad en medios locales, campañas, promociones, etc.

¿Tienes una localización específica para tu negocio?

Una franquicia seguramente determinará la cantidad de negocios en determinada área. Hasta es probable que te asignen un territorio a trabajar.

Recuerda, una franquicia es un modelo listo para poner en funcionamiento, tendrás apoyo para que tengas tu negocio en funcionamiento lo antes posible sin necesidad de “reinventar la rueda”. Sin embargo, una franquicia tiene reglas y procedimientos que debes seguir y que, en cierto modo, dictará lo que puedes o no hacer con tu negocio.

La forma en que quieras desarrollar tu empresa debería guiarte para determinar si quieres tener un negocio independiente o si deseas tener una sucursal local de una franquicia nacional o internacional.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.