Estrategia de Construcción de una Ventaja Competitiva en las Empresas de Mujeres

4
1498

Los consumidores de productos y servicios hoy en día cuentan con un sinfín de posibilidades para satisfacer sus necesidades y deseos. Con tantas opciones, es muy difícil para las empresas la construcción de una ventaja competitiva.

Este problema no es ajeno a las empresas lideradas por mujeres, por lo que se torna muy importante conocer aquellos elementos que pueden llevar sus negocios a un desempeño superior respecto del de sus competidores.

El presente trabajo de Paola Rodríguez Gutiérrez, María del Mar Fuentes Fuentes y Lázaro Rodríguez Ariza (publicado en la revista Ideas CONCYTEG, de México de diciembre de 2011) pretende destacar cuáles recursos y capacidades pueden considerarse indispensables en la creación de una ventaja competitiva, y en consecuencia, como determinantes de un nivel de desempeño superior.

Este análisis se hace dentro de la literatura de las mujeres emprendedoras y sus negocios, considerando como marco de referencia la Teoría de los Recursos y Capacidades.

Las capacidades que se han encontrado como elementales y con alta correlación entre si, son:

  • La orientación emprendedora
  • La orientación al mercado y
  • La orientación al aprendizaje

En cuanto a los recursos, tres han sido considerados esenciales para la creación de ventaja competitiva sostenible y de un desempeño empresario superior.

Tres recursos esenciales para la creación de ventaja competitiva sostenible y de un desempeño empresario superior:

  • El capital financiero
  • El capital humano y
  • El capital social

El artículo menciona el trabajo de Fielden y Dawe (2004)  que cita

5 obstáculos importantes para las mujeres al momento al momento de decidir iniciar un emprendimiento y que son:

  • Miedo al fracaso
  • Falta de capital financiero/miedo a los bancos
  • Falta de apoyo de la pareja
  • Falta de conocimientos en “negocios”
  • Falta de lugares o personas confiables a quienes derivar el cuidado de los hijos

Estos obstáculos o barreras coinciden con la combinación de recursos que Centidamar et al (2007) consideran esenciales al comienzo de la actividad emprendedora y la combinación que Ireland et al ( 2003) considera importante para su constructor.

Finalmente se encontró una relación entre las barreras y obstáculos que producen un mayor impacto negativo en los emprendimientos, demostrando que son esos 3 capitales en conjunto los que dan mayores armas a una empresa para sobrevivir.

La carencia general de capital financiero que se observa en las empresas de mujeres (también motivada por sus menores ingresos cuando se desempeñan en relación de dependencia) disminuye su capacidad de invertir en los otros dos recursos considerados esenciales: el capital social y el capital humano.

Puedes bajar el artículo completo en formato PDF “Estrategia de construcción de una ventaja competitiva en las empresas de mujeres”.