El Método Carpe Diem Para Encontrar Tiempo Para Trabajar y Para Descansar

Hay tantas cosas que hacer y tantas otras que quiero hacer, tanto que aprender… Te presentamos el método carpe diem para administrar tu tiempo laboral y también el de descanso.

0
1540

Muchas veces decimos: Cuando tenga tiempo voy a escribir un libro (o lo que sea que deseas hacer). La gente dice esas cosas todo el tiempo. Como si mágicamente un día fuera a aparecer un “bloque de tiempo” disponible para hacerlo. Y esperan el momento mágico.

Y, tal cual te imaginas, ese momento nunca llega. Entonces se frustran. Creen que son la gente más ocupada del mundo.

Pero eso no es verdad. La administración del tiempo no tiene que ver con cuan ocupadas/os estemos, porque realmente todas/os estamos súper ocupados hoy en día.

Administrar el tiempo tiene más que ver con cómo aprovechamos el día, cómo aprovechamos los momentos.

En otras palabras el “método carpe diem” de gestión del tiempo.

El término ‘carpe diem’ significa en latin ‘aprovecha el momento’. Y seré honesto, tengo problemas para aprovechar cualquier día. Y el motivo por el que solía luchar por hacer las cosas era porque creía que tenía un bloque de tiempo disponible.

Entonces cuidadosamente marcaba ese tiempo en mi agenda. Pero hay tantas cosas que tengo que hacer y tantas otras que quiero hacer, tanto que aprender…

Y nunca tenía tiempo para eso. Entonces comencé a observar las cosas que hacía y los lugares en los que tenía tiempo. Y me di cuenta que casi nunca tenía bloques de tiempo, pero si fragmentos de tiempo. Fragmentos diminutos que me ayudaron.

Entonces los llamé mis momentos ‘carpe diem’

Si quieres hacer todas esas cosas entonces no puedes esperar a que aparezca un bloque de tiempo apropiado, dificilmente lo hará. Tienes que aprovechar los momentos a medida que estos se presentan. Y para eso teienes que estar preparada/o. Por ejemplo, siempre tengo media docena  de libros para leer, quiero aprender otro idioma y mil otras cosas.

Quisiera tener más tiempo para perfeccionar mis habilidades fotográficas y tomar más fotos, además de actualizarme en las nuevas versiones de media docena de programas (¡por lo menos!). Y todo eso lleva tiempo, mucho tiempo.

Y yo me marco bloques de tiempo para esas actividades. Un poco a la mañana (no mucho). Otro poco a última hora de la tarde. Pero, sobre todo, estoy en modo ‘carpe diem’  (aprovecha el momento).

Por ejemplo, la otra noche mientras lavaba los platos, escuchaba un libro. Sí, escuchaba un libro. Alguna gente dice que no puede aprender escuchando, bueno yo pienso que estoy escuchando la radio. Pongo el iPhone en modo speaker y escucho, siempre algo rescato.

Otro ejemplo, cuando estoy en la sala de espera del dentista (siempre hay que esperar…) tengo mi libro de bocetos a mano y dibujo. Cuando llega mi turno, ya no estoy tan molesto como solía estar.

Y esa es más o menos mi estrategia para el día. Aprovecho mi dia en momentos. Por supuesto también uso técnicas de gestión del tiempo más tradicionales y llevo una agenda diaria, seminal y mensual. Y funciona de maravillas.

La clave es la preparación

La clave es sencillamente la preparación. No puedo escribir mis metas para la semana si no tengo lápiz y papel (o PC, lo que sea que uses). Y no puedo escuchar el audio si antes no lo he descargado en mi iPhone. Así que estoy preparado, incluso preparado en exceso.

Tengo cinco o seis libros de audio pre-cargados todo el tiempo. Tengo un camión cargado de libros en mi Kindle. Tengo mis pinceles, mis cuadernos de dibujo, mis tintas conmigo en todo momento. Puedo quedarme varado en cualquier lugar, y no irritarme en absoluto, porque es mi tiempo carpe diem.

Pero también trato de no ser tonto

Bueno, dije ‘trato’. Yo sé que no debería estar navegando en mi iPhone o tratando de abrirme paso en un foro. Así que lo dejo para cuando me tomo una pausa para tomar un café cuando estoy en mi escritorio. Es más rápido, y más atractivo visualmente. Pasar tiempo (o más bien perder el tiempo) en el iPhone no me va a ayudar.

Y este es un punto importante. Tenemos diversas herramientas para trabajar. Y algunas herramientas, como el teléfono, son adecuados para algunas cosas y torpes para otras actividades. Así que es mejor evitar el uso de las herramientas equivocadas, porque entonces sólo estás desperdiciando tus momentos carpe diem.

Y seamos justos: Algunos trabajos requieren bloques completos de tiempo

Nadie dice que tienes que hacer todo de una manera casual. Si tienes la intención de escribir ese libro, vas a necesitar montones enormes de tiempo. Y tendrás que separarlo.

Pero incluso si escribir ese libro es tu único proyecto (y rara vez lo es), todavía tienes que esbozar, todavía tienes que reunir un montón de ideas. Y puedes hacer todo esto en modo ‘momentos carpe diem’ que se presentan durante el día.

Pero ¿no es esto agotador? Todo esto tratando de exprimir cada momento de cada día

Sí, puede ser. Así que no haces esto todos los días. Pero lo haces a menudo. Porque verdaderamente hablando, nadie tiene tiempo. Nadie ha tenido jamás el tiempo (en toda la historia). Es la misma y vieja historia.

Y la gente tiene tiempo para lamentarse y quejarse. Van a estar de pie en la cola del supermercado con esta cara con exceso de trabajo. Ellos le dicen que no tienen tiempo.

Lo que quieren decir es que no tienen bloques de tiempo.

Lo que quieren decir es que no utilizan los momentos carpe diem que se presentan a lo largo del día.

El tiempo pasa volando

No tenemos otra opción. Si de verdad queremos ser las personas que queremos ser, tenemos que aprovechar nuestro día.

El momento ha llegado. ¿Vas a apoderarte de el? ¿O te quejarás? Es tu elección.

PD: Me tomo tres meses de vacaciones cada año. Visitamos lugares de todo el planeta y, a veces sólo nos quedamos tranquilos en el patio bebiendo una cerveza. Todo esto lleva su tiempo también. Y es importante, porque si estás cansado todo el tiempo, vas a  funcionar ineficientemente. Lo que obtienes es estar más cansada y más irritada con tu trabajo.

Así que hay que tener bloques largos para hacer nada. Para poder conseguir este tiempo vacante, tenemos que aprovechar los momentos carpe diem en nuestro año, mientras trabajamos.

Así que hay un tiempo para relajarte y no ‘hacer carpe diem’. Sólo para no hacer nada. Nada más que comer, beber y dormir o lo que te guste.

Conclusiones

Y sí, los bloques de tiempo funcionan, pero puedes aprovechar los momentos carpe diem para hacer interrupciones también. La mayoría de la gente espera poder conseguir una semana o dos para hacerse una escapada. Bueno, ¿y este fin de semana? Mi esposa y yo solíamos cometer este error y esperar juntar todos esos días..

Y cada vez estábamos más cansados y sí, a veces nos enfermábamos también. Y entonces descubrimos que un par de días sin una agenda, a menudo era igual de bueno. Nos empezábamos a relajar casi desde el momento de partir. Y dos días más tarde, estabamos súper frescos.

El método carpe diem funciona tanto para el trabajo como para los descansos. Y necesitamos ambos.

Bonus: ¿Recuerdas la película “La Sociedad de los Poetas Muertos? A continuación podrás ver un extracto con la llegada del Sr. Keating y las voces del pasado que nos dicen “Aprovecha el momento”.

https://www.youtube.com/watch?v=ugHUHdTFNpw

Repito: El momento ha llegado. ¿Vas a apoderarte de el? ¿O te quejarás? Es tu elección.

Por favor, déjanos tus comentarios debajo.