El Cairo, Ciudad de Minaretes y Puerta de Entrada a Oriente. Parte II

Una ciudad sede de califas, sultanes, visires y pashas hasta el siglo XIX.

0
1065

El Museo Egipcio y las pirámides nos transportan al mundo faraónico, pero El Cairo tiene otras facetas. La más evidente es la que lo relaciona con el Mundo Islámico, faceta poco oportuna si las hay, en los tiempos que corren… pero hagamos oídos sordos a los locos (muy locos) dirigentes que pretenden demonizar a todo un pueblo o, mejor dicho, a un puñado de pueblos y hacernos creer que son nuestros enemigos, así en bloque.

Aquel famoso y desacertado “Conmigo o en mi contra” (qué inocente resulta hoy aquel famoso “Conmigo o sinmigo”…).

En fin, que como a mi el atentado del 11-S me sorprendió trabajando en el Sinaí (soy arqueóloga) y compartí la mirada asombrada de muchos egipcios, mis amigos, gente de trabajo, como yo después de todo…. (aunque yo use un jean bastante ajustado y ellos una túnica amplia….) que ni planean atentados, ni los miran con naturalidad…., quise hoy, en una fecha clave para despertar a los demonios… (y hay quien anda en eso, quedénse tranquilas), aportar mi granito de arena para unir a los pueblos, a la gente buena de todas partes, que no es terrorista de ninguna clase: no pone bombas, pero tampoco ordena bombardeos (¿qué curioso que sea distinto poner bombas a bombardear…no? o ¿no es igual después de todo?).

Tampoco especula con el dolar, ni le vende armas a Ecuador, o vende el país, ya que está…. No secuestra, no mata, no roba… Hay mucha gente así, aunque a veces no parezca….

Para El-Sayed, Jasmin, Entisaar, Ramadán, Tarik, los dos pequeños Mohamed, Anuar, Selim… y para toda la gente musulmana de bien va, entonces, este texto con la intención de acercar a quienes no la conozcan a la cultura de los pueblos árabes.

La ciudadela de Saladino

citadelUno de los paseos más hermosos es, sin duda, la visita a la ciudadela de Salah al-Din (The Citadel). Se ubica en la colina Muzzattam y ofrece una fabulosa vista de la ciudad. Fue el asiento de los califas, sultanes, visires y pashás hasta los tiempos de Mohamed Alí en el siglo XIX. Podemos dividirla en tres sectores principales.

La fortaleza y los muros del este fueron construidos por Salah eddin Al-Ayoubi en 1176. La parte sur es del siglo XIX y el sector que desciende la ladera por el oeste, donde está la puerta principal y la Mezquita del Sultán Hassan. En la parte sur están los palacios y establos.

El más hermoso monumento de este complejo es la Mezquita de Alabastro, o mezquita de Mohamed Alí. Fue construida por Mohammed Ali Pasha en 1830.

mesquita_alabrastroEs un enorme domo sostenido por cuatro columnas, con otros menores a los lados. Dos minaretes de estilo otomano completan la estructura.

El patio enorme se ubica al oeste de la construcción y tiene en su centro la fuente para abluciones. Revestida completamente en alabastro por dentro y por fuera, es un lugar sobrecogedor.

La mezquita y mausoleo del sultán Hassan es un extraordinario ejemplo de arquitectura islámica. Está decorada con mármol y grabados sobre estuco y cientos de lámparas de aceite.

Por supuesto que hay muchos monumentos más para conocen en la ciudadela, el museo de armas, el pozo Bir Usef, la mezquita Sidy Sariah.

La Ciudad de los Muertos

De espaldas a la ciudadela, se encuentra la Ciudad de los Muertos. Se trata de un cementerio musulmán en el que se encuentran, entre muchas otras, las tumbas reales de los mamelucos. Las tumbas, construidas como casas, fueron ocupadas por familias de clase baja. En muchos casos se ha llegado a un acuerdo entre las familias de los muertos y las de los vivos. Unos permiten la ocupación y los otros se comprometen al cuidado. Es una visita que conviene hacer con alguna suerte de guía y, aún así, no es para todo el mundo ya que, sin duda, tiene su costado macabro.

El Cairo Viejo

barrio_coptoCairo Viejo, o Cairo Copto es otro paseo impostergable. Como forma de llegar, lo más sencillo, económico y rápido es el subte.

Puede tomarlo en la plaza del Tahir y bajarse en Mari Girguis. Siempre que pueda trasladarse en subte, piense que ahorra tiempo y dinero porque Cairo es una ciudad de embotellamientos permanentes.

Pero, volvamos al Cairo Copto. La tradición copta se relaciona con la con la aparición y escalada del cristianismo en Egipto entre los siglos IV y VII, aunque la realidad copta llegue hasta nuestros días.

En el barrio podrá visitar innumerables iglesias de aquellos tiempos, la sinagoga y, sobre todo, caminar por callejuelas increíbles. La más famosa es la de iglesia de Santa María, levantada en el siglo IV, se la conoce también como iglesia colgante.

La iglesia de San Pedro data del siglo V y fue erigida sobre una pequeña cueva donde se refugio la Sagrada Familia cuando huía de Herodes. También, la capilla de Santa Bárbara, la iglesia de San Jorge y la sinagoga Ben-Ezra que fue levantada en el 600. Algunos aseguran que fue allí, entre los juncos, que la hija del faraón encontró a Moisés…

Cerca, está el Museo de Arte Copto. Uno de los tesoros que alberga este museo son los Códices Nag Hammadi, más de 1200 papiros encuadernados del siglo IV. Están escritos en copto y son la principal fuente de información para los historiadores que se dedican a los primeros días del cristianismo.

Los bazares

Y, para las compras, Khan el-Khalili es el bazar más famoso y antiguo de El Cairo. Fue construido por el emir Djaharks el-Khalili en 1382. Allí podrá comprar casi cualquier cosa. Muy pocas pueden comprarse con tarjeta de crédito, téngalo en cuenta… ah! Y nunca acepte el primer precio que le den… como en casi todo Oriente Medio, el regateo es parte de la transacción. Acéptelo y disfrútelo. Seguramente el vendedor le propondrá un precio muy alto y usted deberá contraponer uno muy bajo… Es una de las artes más antiguas del mundo.

El vocabulario necesario es breve: how much? (o ‘cam filuz’, si se anima), very expensive, last price?, gesticular mucho ayuda… (si no le da risa, en cuyo caso, ¡adiós efecto!)… seguramente ahorrará algunos pounds… y se divertirá infinitamente.