Ejercicios Para Mujeres Ocupadas

0
643

Tienes la mejor de las excusas para no hacer ejercicios: una abultada agenda diaria. Sin embargo, siempre es posible encontrar unos minutos en el día para realizar ejercicios. Aquí te contamos cómo aprovecharlos al máximo.

No son pocas las personas que afirman que, con la gran cantidad de compromisos que tienen en su vida diaria, el ejercicio es un lujo que no pueden dar.

Efectivamente, lo que muchos creen es que si deben ocuparse de cumplir adecuadamente con su trabajo, educar a sus chicos, mantener su casa en orden, pagar todas las cuentas, y responder a todos los contratiempo que se presentan -casi siempre inesperadamente- en la rutina diaria, no existe un espacio para el ejercicio.

Sin embargo, siempre podemos encontrar un “hueco” de media hora en nuestra vida, donde poder colar algunas rutinas de entrenamiento. Y si sabemos como maximizar estos pocos minutos efectuando las técnicas correctamente, no necesitaremos más tiempo para mantener a nuestro cuerpo saludable y en buen estado.

Además, el ejercicio no tiene por que ser aburrido. Tal vez a usted le guste patinar sobre hielo, o bien subir montañas: eso también es actividad física.

Comenzando una rutina

Un entrenamiento básico, consta de 20 a 30 minutos, tres a cinco días a la semana. Se puede optar por un gran número de actividades, muchas de ellas muy divertidas.

Algunos ejemplos:

  • Trotar por bellos parques
  • Concurrir a gimnasios con los equipos más modernos
  • Levantar pesas en el soleado balcón de su hogar
  • Seguir videos de entrenamiento

Si dispone de un poco más tiempo:

Una rutina, ajustada a su escaso tiempo

A continuación, presentamos una rutina para quienes menos tiempo poseen para realizar ejercicios.

El domingo, debe levantarse temprano por la mañana para caminar durante 15 minutos. Si puede, haga lo mismo un par de horas después del almuerzo. Por la noche, destíneles otros quince minutos al levantamiento de pesas en su hogar.

El lunes, vuelva a levantarse temprano por la mañana para caminar durante 15 minutos. Si tiene tiempo, vuelva a hacer lo mismo después del almuerzo. Finalmente, trote durante quince minutos en la noche.

El martes, será uno de sus días de descanso, pero no estaría mal mantenerse activa caminando algún trayecto que suele recorrer en automóvil o autobús.

El miércoles, debe destinar 30 minutos, preferentemente por la mañana, a hacer ejercicios en su casa, con algún video de fitness.

El jueves, debe hacer lo mismo que el día lunes.

El viernes, lo mismo que el domingo.

El sábado, será su segundo día de descanso.

Nota: puede variar los días, pero no el orden en que fueron dados los ejercicios

El siguiente paso

Una vez que haya logrado mantener esta rutina, podrá comenzar a maximizar aún más su tiempo de ejercicio.

Sus caminatas de quince minutos, por ejemplo, variarán a un ejercicio en el que, después de efectuar el calentamiento, deberá correr muy rápido por un minuto, para luego recuperarse y volver a efectuar la rutina. En el caso de las pesas, será preferible que levante un mayor peso, aunque reduzca la cantidad de alzamientos.

La clave será efectuar ejercicios con mayor intensidad, para que, además de ahorrar más tiempo, pueda quemar una mayor cantidad de calorías y acelerar su metabolismo. Este ejercicio será mucho más efectivo que uno realizado con un entrenamiento lento y a un ritmo estable.

FuenteEn Plenitud
Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.