Ejercicios Anti Estrés

Sacando el estrés de tu cuerpo te vas a sentir más saludable. Te contamos algunos ejercicios fáciles, para que puedas hacer hasta con tacos altos!

¿Cuándo y donde realizarlos?
Se pueden adecuar a: durante el manejo (en los semáforos ) un viaje en ascensor, en la oficina, en un hall de espera, en el toilette, un avión y allí donde te encuentres y cada vez que lo precises, adaptándolos a cada situación particular.

Para aflojar la nuca con suavidad: decir que si, decir que no. Inclinar la cabeza hacia un hombro y hacia el otro, hacer giros con la cabeza hacia un lado y otro como haciendo círculos con la naríz.

Hombros: subirlos y bajarlos y rotarlos uno por vez y simultáneamente.

Brazos y espalda: entrelazar los dedos de las manos entre si y extender los brazos hacia delante del cuerpo: gira las palmas hacia delante como empujando el aire. Haz lo mismo por encima de la cabeza, afloja los brazos; estíralos por detrás de tu espalda, y afloja nuevamente.

Manos: rota las muñecas hacia ambos lados. Extiende un brazo delante de tu cuerpo con la palma hacia arriba; tira de los dedos hacia abajo, alejándolos de la palma, manten 10 minutos y repita con el otro lado. Sacúde las manos como si salpicaras agua.

Piernas: sentada delante de un escritorio, empújate con las manos contra él y estira sus piernas; contrae y extiende los pies varias veces y rota los tobillos; no te olvides de aflojar entre ejercicio y ejercicio.

De pie apoyada de frente contra el escritorio o una pared, adelante un pie y flexionando la rodilla, estirar la pierna de atrás, cambiar y hacer lo mismo con la otra. (sostener como mínimo 10 minutos y máximo unos 30)

Sentada o parada estirar simultáneamente piernas y brazos, relajar y volver a estirar un par de veces.

En los últimos tiempos tanto la mujer como el hombre disponen de más horas de tiempo de ocio, que a lo largo de toda la historia. Justificadas por cambios sociales gracias a la revolución industrial entre otros motivos. Es visto como tiempo de descanso, de relax, de hacer algo diferente de lo que normalmente te ocupa el tiempo de trabajo.

Columna: sentada en la silla relajar la columna hacia delante, aflojando la cabeza entre las piernas y dejando colgar los brazos. Subir y bajar lentamente. Colocar las manos detrás de la nuca y llevar los codos hacia abajo y el mentón al pecho, respirar en esa posición tratando de aflojarse, relajar la mandíbula.

Desde la posición de sentada, rota el tronco lentamente hacia un lado y al otro, como si quisieras mirar hacia atrás rotando todo el torso. Manten los brazos flojos.

Para los ojos: abrirlos y cerrarlos con fuerza. Llevar la mirada en distintas direcciones, arriba – abajo, a un lado y otro.Unir los puntos como haciendo círculos con la vista. Para finalizar, masajear suavemente con las yemas de los dedos alrededor de los ojos. Frotar fuertemente una palma contra la otra, acercarlas a los ojos y dejarlas apoyadas por unos instantes. Abrir lentamente los ojos y luego retirar las manos.

El orden de los ejercicios es indistinto. Se pueden realizar todos o el que más te guste. Lo importante es hacerlos de manera consciente y de ser posible no escribas E-mails o atiendas llamados mientras los realizas!

Para que estas técnicas sean eficaces debes realizarlas con regularidad

Ante cualquier duda no dudes en consultar a tu médico, nadie mejor que él para orientarte y colaborar con el cuidado de tu salud.

VIA Lic. Lidia Ariovich
FUENTE Salud femenina
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.