Diseño de Producto: 7 Pasos Para Tener Éxito

Conoce los 7 pasos básicos y las fases requeridas será mucho más fácil.

0
23517

La creación y diseño de un producto puede parecer una tarea desalentadora, pero si conoces los pasos básicos y las fases requeridas será mucho más fácil.

El diseño de un producto es un proceso que se puede dividir en 7 pasos consecutivos que vamos a explicar en este artículo. Comencemos.

7 Pasos Para Diseñar un Producto

  • Evaluación del problema
  • Especificaciones de diseño
  • Generación de Ideas
  • Diseño Conceptual
  • Diseño detallado
  • Pruebas
  • Manufactura

Paso 1. Evaluación del Problema

Es una buena idea anotar en primer lugar cuál es el problema. No escribas la solución al problema en esta etapa, incluso si sabes cómo hacerlo.

Sólo tienes que indicar cuál es el problema y nada más. He visto complicarse innecesariamente el desarrollo de nuevos productos durante mucho tiempo, simplemente porque nunca se puso el problema por escrito.

Una declaración correcta del problema ayuda a mantener a todos en la misma página y a evitar el descontrol del proyecto, efecto que en la gestión de proyectos es conocido como “síndrome del lavadero”.

Paso 2: Especificaciones de diseño

Este es momento en el que se empieza a formar una solución al problema anteriormente definido. En este punto, se debe escribir una lista de los requisitos de todo lo que se te ocurra.

Por el momento no estás esbozando una solución, sólo estás establecimiento los requisitos necesarios para crear el producto.

Algunos ejemplos de lo que debería estar en la lista incluyen:

  • un precio de venta (tener una clara idea de cuanto estaría la gente dispuesta a pagar por ese producto)
  • el tamaño físico del objeto (necesita poder encajar en la mano de alguien o pasar por una puerta común, o en un garaje )
  • ¿qué velocidad necesita?,
  • ¿tiene que ser a prueba de agua?,
  • ¿qué material sería más apropiado?,
  • ¿utiliza baterías o se enchufa en la pared?,
  • etc., etc.

checklist
Esta lista puede seguir y seguir, pero lo importante es que la lista contenga lo que es importante para ti. Esta lista será de gran utilidad para ti y tu diseñador en el paso siguiente.

Paso 3: Generación de Ideas

Ahora ya vamos a alguna parte, el problema se ha definido y se han establecido los requisitos.

En este punto debes comenzar con las sesiones de brainstorming (tormenta o lluvia de ideas) y esbozar tus ideas. No te preocupes si los dibujos no son bonitos, sólo estás tratando de ver si los conceptos podrían servir o si aparece alguna falla obvia.

Es posible que debas encontrar a alguien especializado en diseño de producto o diseño industrial para ayudarte. Muchas empresas de diseño no tienen ningún problema en concertar una reunión para discutir y esbozar algunas ideas antes de que de tener que firmar un contrato o pagar nada.

Necesitas encontrar una o dos buenas ideas antes de pasar al siguiente paso.

Paso 4: Diseño Conceptual

Una vez que tienes al menos el esbozo de una buena idea para el nuevo producto querrás tener el diseño elaborado con un poco más de detalle.

El diseñador seguramente estará en condiciones de plantear un diseño 3D básico en una PC que está lo suficientemente detallado para asegurarte de que la idea va a funcionar, pero no tan detallado que se necesita algo más que un par de horas para completar el render.

Este es el último paso, es cuando la idea recibe luz verde o va a parar a la papelera.

Paso 5: Diseño detallado

Ahora que tienes un diseño conceptual sólido, es necesario dedicar tu tiempo para desarrollar los detalles.

En esta fase, el diseñador creará detalles completos en 3D de todas las partes, resolverá los problemas de diseño, creará los planos de montaje y de piezas para cada parte, luego se dedicará a encontrar proveedores para todos los componentes y creará, de ser necesario,  prototipos físicos 3D.

Esta fase se completa cuando todos los problemas se han resuelto y tenemos un conjunto completo de planos.

Paso 6: Pruebas

Las pruebas son una parte muy importante del diseño del producto y no deben pasarse por alto. Este paso puede ser tan simple como tener un par de personas que utilicen a fondo el producto y te den un feedback o tan complicado como enviarlo a un laboratorio de análisis, para una prueba a fondo realizada por profesionales.

Cada país, cada mercado y cada industria tiene diferentes estándares de calidad y pruebas que debe superar el producto, es importante que no te saltes esta etapa.

También es importante que hagas testear el producto por alguien que no haya estado involucrado en el proceso de diseño, incluso si es un amigo/a. Alguien que no ha participado del diseño dará una opinión menos sesgada y además podrás ver cualquier dificultad que haya para utilizar el producto.

Paso 6: Manufactura

El paso final en el proceso de diseño es la fabricación del producto, en este paso tú o tu diseñador deben encontrar las instalaciones de fabricación adecuados para crear el producto.

Tendrás que llegar a un acuerdo con el fabricante en los términos de lo que ellos entregarán, su calidad, el costo y los plazos de entrega

Conclusiones

Siempre es mejor invertir tiempo en diseñar concienzudamente el producto y testearlo entre quienes están entre su público objetivo que seguir adelante con una idea que nos parece maravillosa y fracasar estrepitosamente, habiendo perdido por el camino tiempo, dinero y energía.

¿Has desarrollado alguna vez un producto? ¿Agregarías algo a esta lista?

Por favor comparte tus ideas debajo. Recuerda compartir esta nota en tus redes sociales.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.