Cómo Diseñar Una Newsletter Con Un Call to Action Irresistible

Dale un impulso a tu empresa utilizando las opciones que te ofrece el email marketing

diseñar una newsletter con CTA efectivo

El CTA, es actualmente un recurso muy utilizado en el diseño de newsletters. Es también conocido como “Call to Action”, y hace referencia a provocar una actividad en nuestro usuario, “llamarle a la acción”.

Desde el boom del comercio electrónico, el email marketing en Argentina u otros países de Latinoamérica y habla hispana, está viviendo un momento dulce ante el alcance de sus
posibilidades para lograr la conversión.

Y un elemento clave en este redescubierto canal de comunicación es el CTA.

Qué es el CTA o Call-to-Action

boton CTAEl CTA o Call-to-Action (llamada a la accción) es un botón o enlace que ubicamos en nuestra newsletter o en nuestra web que busca atraer al cliente potencial para que haga clic sobre el y así el usuario es enviado a una página de nuestra tienda, a rellenar un formulario, etc.

De esta manera buscamos convertir un cliente potencial en uno real.

Por lo tanto dependiendo de adonde querramos dirigir al cliente, usaremos diferentes CTAs. O sea que los botones CTAS serán diferentes y conducirán a diferentes páginas o acciones según nuestro objetivo.

Crear CTA’s irresistibles y por lo tanto efectivos se ha convertido en una tarea cada vez más necesaria. Aún así, a la hora de diseñar newsletters, son muchos los que olvidan la gran importancia de cuidar también esta parte de la campaña de email marketing, tan importante como el resto del contenido o el atractivo visual del email.

Mejora la conversión de tu empresa usando CTA’s en tus newsletters

La conversión empieza con un clic. Así de simple…

El CTA efectivo es aquel que consigue que el usuario haga clic sobre él y se realice la acción que se persigue.

Saber diseñar una newsletter que integre de forma correcta el CTA y se traduzca en conversiones, requiere prestar atención a algunos aspectos.

Aquí van algunos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Establece la acción prioritaria

Por lo general, siempre obtendrás mejores resultados si te centras en una sóla acción por newsletter.

Pregúntate a ti mismo: ¿Qué quiero conseguir con esta campaña?.

En base a tu respuesta, coloca tu única acción (CTA) de una forma clara. Es mejor no despistar a los usuarios con más opciones/acciones, ya que lo más probable es que el destinatario acabe distraído con el resto del contenido, y ante la confusión, la mayoría no realiza ninguna acción.

¿Quieres comprobarlo?

Te invito a que hagas la prueba tú mismo, utilizando un test A/B entre tus amigos antes de lanzar tu campaña a tus destinatarios reales, utilizando extensiones como el Split Test que ofrece la empresa de email marketing Mailify entre sus servicios.

Si aún así, insistes en utilizar más de un CTA, la regla es la misma: da prioridad a la más importante (tamaño, posición, color) e incluye el resto de una forma más discreta y secundaria.

Escoge la posición del CTA

El CTA debe ser tan evidente, que prácticamente sea lo primero que el destinatario vea al abrir la newsletter. Sigue una progresión natural para escoger los lugares donde colocar tu CTA.

Recuerda que leemos de arriba a abajo y de izquierda a derecha.

Ahora bien, no será igual lo que el usuario vea al abrir el correo electrónico desde un ordenador de escritorio que desde su smartphone. En este punto entra la importancia de contar con un diseño responsive (adaptado a cualquier dispositivo), y decidir si localizamos nuestra llamada a la acción “above the fold” o no.

“Above the fold” hace referencia a toda esa información que aparece en la pantalla tras una primera carga, sin hacer “scroll”. La expresión viene del mundo editorial y se refería al lo que estaba ubicado sobre el pliego, imaginate un diario doblado en un stand de revista y ya te imaginarás la importancia que toma si la nota se ve sobre o debajo del pliego.

Cuanto más abajo se encuentre un CTA, más difícil es que el destinatario llegue a verlo, por eso, una vez más, es importante ofrecer un contenido atractivo “above the fold”, ya que la buena noticia es que los usuarios sí hacen “scroll”, pero sólo si les interesa el contenido.

above de fold

Si no quieres arriesgarte y la estructura de tu email te lo permite, te aconsejamos que siempre añadas el CTA prioritario por encima del “fold” para no dejar que este quede diluido u olvidado, y el contenido informacional lo dejes para la parte “below the fold”.

Color y tamaño

Otra manera de hacer que tu CTA destaque, es a través de su tamaño, forma y color. Utiliza colores llamativos. La psicología del color es una ciencia que no has de olvidar al diseñar una newsletter, ya que sigue dando buenos resultados.

Según algunos estudios, el 93% de los consumidores creen que la apariencia visual es el factor que más les influye a la hora de tomar la decisión de compra. Y, el 85%, afirman que es el color la principal razón.

Los estudios también, ofrecen resultados diferentes según el sexo, ya que entre las mujeres se prefieren colores como el azul, el rojo, o el verde, rechazando el marrón, gris y naranja. Y entre los hombres, funcionan mejor los colores negro, azul y verde y se rechazan los rojos, marrones y naranjas.

¿Cuál sería el mejor color para un CTA efectivo?

Lo primero que deberías tener en cuenta es la audiencia a la que está destinada, y basar tu decisión en ello. La lógica no siempre funciona, ya que cada caso es diferente: para unos el rojo sería asociado a detenerse, pero para otros no.

De nuevo, te recomendamos ajustar este tipo de decisiones según los resultados que obtengas testeando previamente. Usa colores que combinen, pero que también creen cierto contraste para destacar sobre el resto.

Por otro lado, te irá bien mantener un margen de seguridad alrededor del botón CTA, ya que su aspecto será más limpio y lo hará destacar más.

En cuanto al tamaño, debe ser lo suficientemente grande para que los usuarios que realicen la apertura del email a través de un dispositivo móvil, pueda hacer clic con el dedo sin dificultad.

Para ello, lo ideal sería un botón de, como mínimo, 50 x 50 píxeles. La idea es hacerlo lo más fácil posible al destinatario.

Texto

Algo tan sencillo como el texto del CTA podría ser decisivo para la conversión. No olvides su nombre (“Call to action”) y asegúrate de redactar un texto legible, llamativo, corto y práctico para atraer a los lectores. Evita palabras inapetentes para los usuarios, como “enviar” o “ingresar”, y apuesta por verbos más convincentes, como “obtener”, “leer”, “probar”.

Puedes también, probar a usar un lenguaje directo hacia tu destinatario, y crearle sensación de urgencia, como por ejemplo “Obtén ya tu descuento”, “Prueba gratis“ o “¡Quedan pocas entradas!”. No te cortes, se trata de decirles a los usuarios lo que deben hacer.

Prueba tus CTA’s

Llevamos todo el artículo diciéndote que debes probarlo tú mismo. Esa es la única forma de no cometer errores que pueden ser evitados.

Las llamadas a la acción de tus campañas de email marketing son el reclamo a tus clientes para lograr mayor tasa de conversión, por lo que es importante que estos funcionen.

Preocupate en comprobar que están enlazados de forma correcta y que la imagen aparece en cualquier caso, incluso si el usuario tuviera estas desactivadas por defecto.

Aprende de tus anteriores campañas

Tal y como dijo Charles Dickens, “Cada fracaso enseña algo que necesitas aprender”, por eso, no tengas miedo de tus resultados; toma nota y aprende de ellos.

Analiza tus campañas anteriores, fíjate en tus CTA, estudia su distribución, contenido y forma, y no sientas recelo a probar cosas diferentes y realizar más versiones y pruebas A/B, al fin y al cabo, no existe un botón CTA definitivo que funcione siempre.

“Cada fracaso enseña algo que necesitas aprender” - Charles Dickens Clic para tuitear

Conclusiones

Si has llegado hasta aquí pensando que todo lo leído es muy complicado, tampoco debes preocuparte demasiado, ya que existen herramientas de email marketing como Mailify que
podrían facilitarte mucho la creación de tus botones CTA, haciéndolos, además, funcionar para todo tipo de dispositivos, y permitiendo que seas tú quien se encargue del contenido, el diseño y la distribución dentro del correo electrónico.

No olvides los consejos que te hemos dado, y recuérdanos cuando vayas a crear una newsletter para tu campaña.

¿Te ha gustado la nota? ¿Verdad que sí? Pues entonces ayudanos a alcanzar a meas personas, compartiéndola en tus redes sociales.