Decídete a Cambiar tu Vida

5
1061

La mayoría de las personas carecen de un objetivo en sus vidas. No se dan tiempo para pensar qué es lo que realmente esperan de la vida. Aceptan lo que han recibido. Aceptan sus resultados como parte de su vida. ¿Qué harían si sus vidas fueran diferentes?.

Pregunta a cualquier persona mayor, de escasos recursos financieros, si cuando fueron jóvenes tuvieron un plan claro con metas definidas para su vida… podremos asumir que la respuesta será “no”.

Por el contrario, pregunta a una persona que llega a la edad mayor sin problemas financieros… ¿cuál crees que sería su respuesta?

Las personas que llegan a la plenitud de su vida con una seguridad económica, normalmente han tenido un plan de vida sobre el cual han basado sus acciones y esfuerzos, teniendo muy claro su meta.

Tenemos más de lo que imaginamos

Nuestro potencial va más allá de cualquier idea que podamos tener sobre nosotros mismos. Contamos con recursos ilimitados e increíbles.

Una persona normal quedaría en estado de shock si pudiera ver todo lo que es posible de lograr, si lo intentaran, si usaran todos los recursos disponibles.
Debido a que la mayoría de las personas desconoce todo el potencial con el que cuentan, limitan sus aspiraciones al nivel que están acostumbrados a llegar.

Es bien sabido que un susto o peligro repentino, libera cada partícula de energía requerida para llevar a cabo cosas sorprendentes, tales como entrar a un edificio en llamas, sumergirse en aguas profundas, levantar objetos pesados …, y todo esto se hace sin pensarlo, sólo se tiene muy claro lo que se desea: salvar la vida o rescatar a otra persona.

Si tu pudieras tener algo en la vida ¿qué es lo que sería? Si tu pudieras ser alguien que tu quisieras, o hacer algo que quisieras ¿qué escogerías?

Tu puedes ser, tener o hacer cualquier cosa que tu quieras.

Varias fuentes coinciden que para que tu puedas lograr que ocurra un cambio en tu vida, hay 3 elementos básicos que deben estar presentes: Deseo, Expectativa e Imaginación.

1. Deseo

Primero que nada debes desear que algo cambie. No limites tus deseos con sólo aquello que crees que puedes tener. Atrévete a soñar y a tomar riesgos.

El deseo y los poderes mentales del hombre son ilimitados… entonces viene la pregunta lógica: ¿por qué la mayoría de los hombres y mujeres viven vidas limitadas? La respuesta radica en que la mayoría de los hombres y mujeres nunca han explorados todas sus posibilidades.

Asumen erróneamente que lo que han logrado en el presente, es lo que son capaces de lograr. Falsamente creen que el mañana será tan poco exitoso como el hoy. Así que tristemente aceptan la auto-limitación.

Tanto como vivan dentro de sus limitaciones, no serán motivados a descubrir las grandes oportunidades que se encuentran frente a ellos.

2. Expectativa

Debes de comprender que todo lo que quieras lograr se puede lograr mediante la constancia y la persistencia. Nunca deseas algo que no esperas ni esperas algo que no deseas.

Si por un lado esperas que tu vida sea grandiosa, te motivas y tienes metas claras, pero esperas recibir sólo fracasos y desgracias… difícilmente lograrás esas metas, por muy motivado que estés al inicio.

Por eso muchas personas se desesperan, porque intentan algo nuevo, pero como no les funcionó como querían, prefieren no cambiar y mejor continuar recibiendo “más de lo mismo” haciendo con sus vidas “más de lo mismo”.

Esperar un resultado positivo implica también fe. Tener la seguridad que pase lo que pase, lograras tus deseos y si hay obstáculos levantarse y continuar el camino, sin voltear atrás.

3. Imaginación

Pensamos en imágenes. Cuando traes a tu mente un recuerdo del pasado, una situación presente o un sueño que deseamos lograr, aparece en nuestra mente una imagen.

Todo lo que existe en el mundo primero fue creado en la mente de alguien, por ejemplo la luz eléctrica, el avión, el internet… ¡ la misma silla donde te encuentras sentanda/o primero estuvo en la mente de una persona!!

Sueña, si sueña… trae a tu mente las imágenes de lo que deseas obtener en tu vida, y añade emociones positivas a lo que ves… actúa como si ya lo tuvieras, y aunque muchos o pocos se puedan burlar de ti… que eso no te detenga… nunca vas a darle gusto a los demás.

Reflexiona: si no es ahora… ¿cuándo?… si no eres tu…¿quién?… Atrévete a Cambiar tu Vida.