Como Superar El Miedo A Emprender

0
3898
mujer luchando por obtener resultados

Hace diez años dejé atrás el mundo corporativo y empecé mi propio negocio.

Fue absolutamente aterrador. Lo que no esperaba es que, una década después, a veces, sigue siéndolo.

Cada propietario de una pequeña empresa experimenta ese miedo – es parte del paquete emprendedor. No es de extrañar cuando se piensa en los riesgos que tomamos, las cargas que nos ponemos al hombro.

Yo dejé atrás un buen trabajo, un buen sueldo y todo tipo de prebendas y beneficios, y lo que no es menos importante, la tranquilidad de saber que cada mes podría pagar las cuentas. Pero la seguridad del empleo no era suficiente para cumplir mis deseos.

Yo quería más. Quería tener una gran vida haciendo el trabajo que amaba; trabajo que signifique algo para mí; trabajo que hiciera bien en el mundo; una obra que fuera la expresión de mi yo auténtico. Me encanta el coaching y escribir, y me encanta ayudar a los demás a tener una gran vida haciendo el trabajo que les gusta. Eso fue, y sigue siendo, mi propósito, la luz que me guía – algo así como mi Estrella Polar.

Mi Estrella Polar me guía en cada circunstancia. Es una fuente inquebrantable e inamovible de orientación, un punto confiable que guía mi navegación, no importa lo que pase. Es lo que me impulsa a mi y a mi negocio y hace que todo valga la pena. Me da coraje – algo que todos los propietarios de pequeñas empresas necesitamos con creces.

Mi padre – dueño de su propio negocio, al igual que su padre antes que él – me dio el mejor consejo ese día de hace diez años, cuando empecé.

Me dijo:

“Una vez que trabajas para tí misma nunca volverás a tener un trabajo en relación de dependencia de nuevo. Cuando va bien, no hay nada mejor en el mundo Pero déjeme advertirte – estarás despierta a las 4 am preocupándote por saber de dónde vendrá el próximo cliente. Y cuando va mal, es terrible, porque nadie más puede asumir la carga por ti, es sólo tuya. Así que asegúrate de saber por qué lo estás haciendo”.

!Y cuánta razón tenía! Cuando todo marcha bien, cuando hay clientes, cuando el texto fluye en la página, es maravilloso! Me siento una privilegiada y honrada de hacer el trabajo que hago. Es un trabajo duro, pero no tan duro como arrastrarme cada día rumbo a un trabajo que odiaba (al menos esa era mi sensación).

Cuando el trabajo no marcha, sacar adelante el negocio es la tarea mas solitaria del mundo. No tienes a nadie con quien compartir, ninguna otra persona lo entiende y aunque lo hicieran, no te podrían ayudar. Pueden poner la oreja y escuchar tus quejas, pero nadie puede hacer el trabajo por ti y ahí es cuando aparece el Miedo.

Como Superar el Miedo a Emprender

Cuando el Miedo golpea, necesitas tener pasión y propósito.

Por eso es Tan importante saber Por Qué te metiste en esto.

Cuando no hay trabajo esperando y no tienes ni idea de qué hacer al respecto es cuando necesitas tu pasión, básicamente – el núcleo de su marca -.

El miedo susurra: no vale la pena; va a fallar; todo es inútil. Te preguntas ¿Cuál es el punto?. Y esa es la cuestión en el núcleo de tu marca y en el fondo de todo – ¿Cuál es el punto?

El miedo no se preocupa por los KPI (Key Performance Indicators. En español Indicadores Clave de Desempeño).

Confieso que tuve miedo el pasado fin de semana: “qué rayos estoy haciendo?”. La duda se apoderó de mi mente noche y día con interminables listas de todas las cosas que tengo que hacer. Tengo un gran coach de negocios y todo tipo de planes y estrategias, pero todo eso es nada cuando te asalta El Miedo. Cuando te ataca no hay ninguna lógica, ninguna lista, ningún KPI en el mundo que pueda evitarlo. La única cosa que puede contrarrestar el miedo es el amor – cursi, lo sé – y en este caso es su amor por lo que haces lo que cuenta.

Tu estrella polar, esa es la razón por la que lo haces.

Eso que haces, que amas, que hace cantar a tu corazón, que haces como ningún otra/o (sea lo que sea) es lo que hace que todo valga la pena. Esa es tu Estrella Polar, tu guía.

Ya sea que se trate de escribir, hacer consultoría, paisajismo, técnico en computación, moda, artesanías, no importa la actividad que realices, mientras esta sea significativa para ti y te haga sentir que tienes un propósito en la vida. Eso es lo que te brinda la sensación de realización que ningún trabajo en relación de dependencia te podrá dar, porque viene del corazón. Y es el motivo por el que debe estar en el corazón de tu marca. Es central, crítico, vital que lo hagas.

Que hacer cuando el miedo te golpea

Cuando el miedo se apodera de ti, hay dos cosas que debe hacer. La primera es ser muy, muy amable y gentil contigo misma/o; no te maltrates, eso es contraproducente. Disfruta el viaje, piensa que todo va a estar bien y que puedes hacerlo.

La segunda es mirar a tu estrella polar para orientarte – recuerda por qué haces lo que haces, tu propósito, pasión y misión en el mundo. Sintoniza con esa parte de tu alma que recuerda por qué tomaste este difícil, sinuoso camino cuesta arriba hacia el éxito, y escúchate a ti misma.

Porque cuando vuelves a esa verdad inquebrantable, ese punto de orientación, de pronto sabrás qué hacer. Tú no puedes saber todo lo que hay que hacer, pero el siguiente paso de pronto aparecerá claro, te lo prometo.

Pequeños pasos en la dirección correcta

Luego lentamente levántate del piso, respira profundamente, y vuelve a solucionar el problema. No importa lo que hagas, haz algo que te encamine en la dirección correcta. Lenta pero seguramente (aunque a veces ocurre sorprendentemente rápido) estarás nuevamente en carrera y los clientes volverán a fluir.

Vas a prosperar de nuevo, y el miedo se va a calmar, hasta la próxima vez.

Y la próxima vez que golpee, sabrás cómo enfrentarlo y ya no va a ser tan aterrador.

Así que aquí está la gran pregunta: ¿Tú ya sabes cual es tu Estrella Polar?

¿Sabes exactamente qué es lo que te apasiona de tu negocio, qué es lo que te impulsa, le da significado a tu trabajo, te produce esa sensación mágica de satisfacción?