Como Perder el Miedo a Hablar en Público

0 15

Hablar en público es una habilidad que a más de una causa pavor, incluso a algunas que están más acostumbradas.
Aprende en este artículo como quitarte ese miedo.

Siendo mujer empresaria, es normal que en más de una ocasión se nos dé la circunstancia en la que nos debamos dirigir a un público. En esas ocasiones tememos hacer el ridículo, no encontrar la palabra adecuada o quedarnos sin palabras. Todo esto es bastante habitual.
Y realmente lo peor de todo, es el mismo miedo y el nerviosismo. Para evitarlo, es importante estar lo mejor preparada posible para ese momento, y así poner los nervios bajo mínimos.

Lo primero para perder ese miedo es enfrentarte a ello. Puedes comenzar con grupos pequeños de personas, incluso puedes empezar con una sola persona e ir aumentando progresivamente. Te enseñaré unas pautas, para disminuir ese estado de nervios.

Analiza las circunstancias

Antes de preparar una conferencia en público, es importante que analices todos los datos posibles de la situación que se va a dar.

El tipo de público que te va a escuchar, los conocimientos que tenga tu público sobre la materia, el número de personas que va a asistir, la duración de la misma…etc

Si te es posible ir unos días antes al lugar donde se va a celebrar la conferencia, te aconsejo que lo hagas para que examines la situación en la que te vas a ver. Cómo vas a estar colocada con respecto a tu público. Las características y posibilidades que tiene la sala como poner diapositivas, el sonido, amplitud, capacidad etc….

Prepárate bien

Una vez tienes los datos anteriores, ya puedes preparar tu charla.
Haz un esquema, y vas hablando con naturalidad sobre cada uno de los puntos del esquema. Practica en casa para ver el tiempo que te lleva y asegúrate que cubres el tiempo esperado de tu charla.

Procura hablar despacio, alto, claro y vocalizando. Utiliza la sonrisa, (es algo que te va a relajar y va a abrir una buena sintonía con tus oyentes).
Si no tienes experiencia, mejor quédate sentada.

Hasta que no ganes experiencia, te aconsejo que no des lugar a ruegos y preguntas, ya que al ser algo que tienes que improvisar, los nervios te pueden traicionar muy fácilmente. Esto se soluciona con un discurso que ocupe todo el tiempo y con esa excusa no darás lugar a preguntas.
El ir bien preparada, además de quitarte muchos nervios, va a hacer que todo salga perfecto.

Material necesario

Te aconsejo que utilices diapositivas o presentación en power point, ya que animan la charla, distraen la atención del público sobre tu persona y te sirven de apoyo para no quedarte en blanco.

En caso de no tener esa posibilidad puedes utilizar tarjetas, para llevar en la mano durante la charla y no perderte del orden de lo que vas a hablar.
También puedes utilizar videos, que limiten el tiempo de exposición tuyo ante el público y además evitan que la gente se aburra, son un apoyo muy interesante. (puedes utilizar varios en una misma presentación).

Asegúrate de que dispones de todo el material necesario. Ya sea ordenador para la power point, las tarjetas de apoyo (también puedes llevar ambas cosas).
Sigue estos tres pasitos que te indico y en cuanto te hayas expuesto dos o tres veces, ya no habrá quien te pare.

Ana Zabaleta es coach, motivadora y asesora de marketing on line de mujeres empresarias. Está certificada como coach por la International School of Coaching y es Master en Coaching Organizacional por CochingLab. Autora de los bests sellers Guía para Organizar tu tiempo, y Descubre a la Emprendedora que llevas dentro, así como de otros ebooks.