Como Mejorar Tu Relación Con El Dinero

Tu actitud con relación al dinero es súper importante cuando llevas adelante tu emprendimiento. Si eres una mujer con un negocio propio, quién eres tú – incluyendo tu relación con el dinero – se traslada a tu negocio. Como eliminar el estres que produce el dinero y enfocarnos en nuestro trabajo.

0
963

Muchas de las mujeres con las que hablo sienten, en este momento, un gran estrés financiero.

¿Cómo eliminamos el estrés cuando estamos pensando sobre el dinero, así podemos enfocarnos en hacer el trabajo que estamos destinadas a hacer, especialmente en momentos como éste?

¿Cómo podemos reemplazar una mentalidad de “carencia” por una mentalidad de “abundancia”?

Tu actitud con relación al dinero es súper importante cuando llevas adelante tu emprendimiento. Si eres una mujer con un negocio propio, quién eres tú – incluyendo tu relación con el dinero – se traslada a tu negocio.

Unos meses atrás terminé mi capacitación en el programa MBM – Money Breakthrought Method de la mano de Kendall Summer Hawk. Trabajar con nuevas ideas, sugerencias y ejercicios durante el programa, hizo que examinara profundamente mi actitud en relación al dinero. Estas experiencias transformaron mi vida de muchas maneras positivas.

Quiero compartir contigo algunos puntos destacados sobre cómo mejorar tu relación con el dinero.

Cómo Mejorar tu Relación con el Dinero

Re define qué es el dinero

El dinero es una herramienta de intercambio. El dinero es energía pero también es una herramienta de negociación que nos ayuda a obtener aquello que queremos y necesitamos.

El dinero forma parte de la vida diaria de cada uno de nosotros, y no va a desaparecer de nuestras vidas.

El dinero no define nuestro propio valor. Sin embargo, hay una relación muy estrecha entre nuestra autoestima y nuestros problemas de dinero.

Desarrolla una mentalidad saludable acerca del dinero

Una mentalidad saludable funciona para muchas cosas, no sólo con el dinero. Por ejemplo, una mujer que hace dieta y es exitosa manteniéndose en su peso es alguien que cambia sus hábitos de alimentación.

No es alguien que se está privando ni alguien que ve la comida como algo malo. Solamente ha cambiado sus hábitos de alimentación. Esa persona ha desarrollado una mentalidad saludable acerca de su manera de alimentarse.

El dinero, igual que la dieta, es un tema cargado emocionalmente para la mayoría de nosotros. Quizás hemos escuchado mensajes como éstos mientras crecíamos: “No podemos hacer eso”, “El dinero no crece en los árboles”, “Tienes que trabajar duro para ganar dinero”, etc.

En lugar de sentirte mal por no tener dinero, da un paso atrás… examina el origen de tus creencias sobre el dinero y observa de qué manera se manifiestan esas creencias en tus hábitos con el manejo del dinero, por ejemplo al comprar o al contraer nuevas deudas. Hazte la pregunta, “¿Son estos valores heredados de mi familia?” “¿Realmente necesito esto o es sólo un hábito?”

Sé consciente sobre cómo te sientes gastando dinero

Necesitas analizar tus sentimientos tanto cuando estás haciendo una compra como al final del día.

Por ejemplo, a mi me encanta ir a un bar y pedir un café con leche y dos medialunas (croissants). Vamos a decir que tú vas a tomar un café con leche todos los días. Cuando estás allí en el bar tu emoción es “¡Guau! ¡Me siento muy bien! Me encanta el café con leche.” Pero más tarde, ¿cómo te sientes? Si te sientes bien, ¡fantástico! ¡Sigue disfrutando cada día de tu café con leche!

¿Pero qué pasa si sientes culpa y remordimiento? Pregúntate, “¿Por qué sigo poniéndome a mi misma cada día en esta situación si me siento culpable? Si me hace sentir mal, ¿por qué me compro un café con leche cada día?” Analizar tus sentimientos durante y después de las compras es una forma excelente de crear consciencia y hacer cambios.

No evites los problemas de dinero

No hay nada más estresante que una pila de facturas sin pagar amontonadas en tu escritorio. La energía de esas facturas amontonadas por ahí carga tu energía negativamente, especialmente si el dinero es escaso ese mes.

Si estás teniendo dificultades para cumplir con los pagos, tienes que hacer algo al respecto de inmediato. Toma el teléfono y di, “Esto es lo que me está pasando. ¿Hay alguna manera en que podamos solucionarlo?”

Adelantarte y tener estas conversaciones va a aliviar algo el estrés. Otro beneficio es que la mayoría de las empresas quieren arreglar las cosas si tú simplemente estás dispuesta a hacer esa llamada telefónica.

La abundancia llega a ti por medio de emociones

Si realmente crees que tu vaso está medio lleno en lugar de medio vacío, vas a sentir abundancia. Encuentra qué es lo que llena tu corazón de felicidad. ¿Son tus hijos? ¿Cuidar tus plantas? ¿Dar un paseo en la naturaleza? Esas cosas simples que te hacen feliz son la raíz de tu abundancia.

Yo disfruto conectándome con otras mujeres, conversando sobre nuestros desafíos, siempre aprendo algo nuevo y es hermoso conectar con alguien en un nivel más profundo. Hay riqueza en mi vida en la experiencia de compartir y aprender con otras mujeres.

La próxima vez que sientas que el estrés aumenta – quizás cuando llega una cuenta inesperada, en lugar de entrar en desesperación sobre cómo vas a hacer para pagarla, haz una pausa.

Ponte de pie, haz una respiración profunda y evoca tus sentimientos de abundancia, las cosas simples que te hacen feliz. La abundancia viene de muchas maneras, no solamente tiene que ver con dinero.

Si aplicas estas sugerencias vas a comenzar a cambiar tu relación con el dinero. Si encontraste útil esta información, comparte conmigo ¡me encantaría saber qué piensas!