Cómo Llamar la Atención Sin Romper el Clima Laboral

1 605
llamar la atención sin perjudicar el clima laboral

Si hay un momento difícil de abordar en el ámbito laboral, es sin dudas el anuncio del despido. Pero segundo en esa lista, se ubica el momento de llamarle la atención al empleado que se ha salido de los carriles previstos.

Poder efectuar adecuadamente esa reprimenda y hacerlo sin afectar el clima del lugar de trabajo, es el anhelo de todo buen jefe que se precie.

Veamos esto, una reprimenda “toca” al cliente interno, no sólo es un momento ingrato, sino que además es riesgoso. Pero, es la oportunidad para resolver el problema.

¿Cuál es el riesgo?

Bueno, puede ocurrir que el empleado que recibe la reprimenda reaccione de un modo disonante, atribuyendo a la personalidad de su jefe los motivos del llamado de atención.

Además hay que considerar que toda reprimenda repercute, también, en quienes no son “retados”.

La propuesta del llamado de atención

El llamado de atención debe ser entendido como una instancia de aprendizaje, un toque de atención con proyección de futuro, y por cierto, no de un futuro amenazante y vacío, sino de un futuro de cambio y crecimiento.

¿Cómo llamar la atención?

1. Piense qué es lo que desea señalar

Si la reprimenda es sobre la actitud del empleado hacia la tarea, lo que se cuestionará es que la persona no está aportando a la organización lo que la organización necesita de ella. En este caso, pregúntese si el empleado realmente conocía qué se esperaba de su función y de su conducta, revise las constancias que pueda tener al respecto, como manuales de inducción, contratos, etc. Pero si la reprimenda es sobre los resultados obtenidos, se deben analizar exhaustivamente las causas y aportar soluciones. Evalúe la instancia individual, pero no pierda de vista la instancia del trabajo en equipo que llevó a esa situación.

2. Escuche

Es un signo de respeto escuchar la versión de los hechos según el empleado. Pero no lo haga por ser respetuoso y nada más, hágalo para implicarlo en el análisis de la situación y en la búsqueda de las soluciones que él mismo deberá aplicar.

3. Cuide los detalles

Hable a solas, en privado. Tenga todo el cuidado necesario en el modo de transmitir lo que tiene que decir, use palabras conciliadoras y positivas. Evite las interrupciones por un llamado telefónico o una reunión ya agendada. Su gesto marcará el estilo de diálogo, no confunda la seriedad con el gesto adusto.

4. El motivo

Precise el motivo de la charla desde el inicio, desde un punto objetivo, no lo haga personal, de este modo tendrá más chances de lograr una reacción positiva.

5. No se confunda y no confundirá

Recuerde que su intención no es valorar a la persona, sino analizar hechos y/o actitudes hacia la tarea que deben resolverse inmediatamente.

6. Dar una reprimenda no es aniquilar

Su intención al llamar la atención es lograr una solución, para eso debe actuar con un sentido educativo, esto es: orientar, guiar, aportar sugerencias sobre procesos para mejorar. Si el empleado observa que esa es su intención, podrá comprender la situación y ese será el primer paso para tener su apoyo y compromiso.

7. Justicia

Sea equitativo y justo con todos sus empleados. Ya he mencionado que debe evaluar no sólo las instancias individuales, sino también los procesos grupales. La mayoría de los trabajos en la mayoría de las organizaciones, se realizan en equipo. Antes de llamarle la atención al empleado que será motivo de esa reprimenda tan pensada que está a punto de lanzar, evalúe si es realmente el único que necesita un llamado de atención.

8. El reconocimiento esperado

Cuando usted llama la atención, sugiere estrategias para la solución del inconveniente y espera el compromiso del personal implicado. Supongamos que el momento tan esperado llega y que se produjo el cambio deseado en la conducta o en los hechos. Bien… ¿ya está? No, falta una cosa más, falta su reconocimiento. Usted fue implacable para marcar la falta. Entonces sea igual de perspicaz para señalar el reconocimiento por el cambio que ha esperado.

Reconocer al empleado que ha enmendado su error, no sólo le hará bien al empleado, también le hará bien al equipo todo (¿o usted creía que ellos no se habían enterado de nada?) y, por supuesto, le hará mucho bien a usted, después de todo quién tomó la decisión de llamar la atención y qué esperaba de esa decisión.

En toda organización existe un intangible llamado clima, es la atmósfera de trabajo que refleja la moral y el espíritu de equipo y el sentido de cooperación. Llamar la atención sin romper el clima es todo un desafío, pero es un desafío posible.

  • ANDREA

    Buenas tardes, Necesito me ayuden a redactar un llamado de atención a los empleados por no utilizar los protectores auditivos.

    Mil gracias