Como Identificar Nuestros Horarios Más Productivos

0
2469

Hoy encontré un blog sobre productividad que tiene datos y recursos muy interesantes. Se trata de Productive Flourishing de Charlie Gilkey.

Me llamó la atención una nota sobre cómo el hecho de graficar la productividad nos puede ayudar a incrementar nuestra productividad. No se trata de un juego de palabras.

Lo que el autor propone es una idea bastante simple: Si podemos entender como es nuestro ciclo particular de trabajo, qué horas son más productivas y cuales no, entonces estamos en una muy buena situación para planificar el día, asignando las tareas que requieren de mayor concentración en nuestras horas más productivas.

En biología se denominan ciclos circadianos a estos relojes biológicos. Si bien los seres humanos somos en general criaturas diurnas, hay gente que trabaja mucho mejor de noche. Pero más allá de si prefieres trabajar en uno u otro horario, a lo largo de tu horario, todas las horas no son iguales.

Y para entender como podemos sacarle mejor partido a nuestra productividad, el autor propone que observemos la forma en que trabajamos y la grafiquemos en un heat map (mapa de calor). Un heat map es una representación gráfica en la que los datos se representan con colores.

A la izquierda podemos ver un heat map que representa la capacidad productiva diaria del autor.

El rojo representa el período de tiempo más productivo para esa persona. En este caso, de 8 a 11hs y de 14 a 16 hs. (el tuyo puede estar ubicado en otro momento del día).

El naranja representa el estado intermedio entre la etapa de máxima productividad y el relax.

El amarillo indica su estado realmente perezoso, coincide con los horarios en los que el hambre comienza a hacerse sentir o justamente después de comer.

El verde indica el momento en el que gasto más energía tratando de seguir trabajando que en el trabajo mismo.

El gris indica estoy durmiendo, ¡por fin!

La elección de los colores por supuesto es un asunto arbitrario, pero es recomendable no usar demasiados, no sea que resulte más engorroso decir el color que identificar el momento que hacer el trabajo propuesto.

Si quieres probar de hacer tu propio heat map puedes descargar este pdf. Ten en cuenta que para encontrar tu propio ritmo es muy probable que lo debas hacer varios días.

La utilidad del heat map de producividad

La primera utilidad de hacer este heat map es bastante obvia: nos permite identificar nuestros mejores momentos. Conocer nuestro ritmo nos permite planificar las tareas en los tiempos apropiados. La agenda no nos brinda esta información, en general la gente cree que las horas son todas iguales, pero no lo son.

También hay unas cuantas preguntas que nos podemos hacer después de comprender nuestro ritmo:

  • ¿podemos extender nuestras mejores horas?
  • ¿por qué esas horas son más productivas?
  • ¿tiene el tipo de alimentación algo que ver?
  • ¿cuál es la importancia del desayuno y del tipo de desayuno? (los azúcares se queman rápido, necesitas una alimentación que dure más tiempo)
  • ¿podemos pasar de un nivel a otro?
  • ¿cómo planifico el día para que me rinda mas?
  • ¿es posible eliminar el email, el teléfono, las interrupciones en nuestro mejor horario?

Ideas, sugerencias, serán todas muy bienvenidas. Dejar comentarios abajo.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.