Cómo Desarrollar un Estilo Exitoso de Negocios

4
1063

Escribí esta nota para aquellas empresarias que vienen andando el camino de hacer empresa desde hace tiempo y que con certitud no lograron desarrollar un estilo exitoso de negocios, es decir ese estado privilegiado de goce, que a más del dinero, proporcione armonía y plenitud, convirtiendo el trabajo un verdadero placer.

Cada día nuevo que pasa, me convenzo más de que todo depende de la visión y misión en las empresas, sin embargo el problema está, en que muchos de los empresarios forjan un emprendimiento con el único afán de conseguir un fluido sistema de ingresos; esta misión limitada al dinero, en que se basa la filosofía de negocios del empresario, hace que éste, no desarrolle todo su potencial, cayendo en una mortal trampa de la cual solo se libra con la muerte.

He tenido la oportunidad de observar a amigas y amigos que han dejado su vida en el intento, tratando que su emprendimiento les proporcione el dinero suficiente para satisfacer necesidades, sin embargo a medida que los ingresos aumentan, también se incrementan las necesidades, de tal forma que nunca se llega a lo suficiente, e incontrolablemente se dirigen a la insuficiencia, que termina por engullir la empresa y la vida misma del empresario.

ejecutiva_con_carpetaEsto trae a mi recuerdo la expresión frustrada de un apreciado colega de negocios, quien aturdido por los problemas financieros, un día me dijo: “Definitivamente no puedo hacer plata”.

Tenemos que tener claro nuestro propósito y el control sobre uno mismo.

Adquirir estilo en los negocios, significa nuestro modo particular de hacer negocios con mesura, para obtener éxito en cada uno de ellos, pero entiéndase por éxito el excedente de dinero, el tiempo libre y libertad para actuar y moverse.

Lo que da satisfacción y calidad a los resultados obtenidos.

Desde mi punto de vista y de manera muy resumida, la filosofía de negocios es la que determina finalmente el desarrollo de un estilo, que puede ser exitoso o fallido. Creo particularmente que si nos enfocamos solamente en obtener dinero, terminamos con la sensación de que nunca hay suficiente.

Es necesario que nuestro propósito responda a la pregunta: que es lo que quiero de en este proyecto, esto es tener una visión robusta de lo que persigo con mi empresa, tomar las decisiones y hacer lo que se requiera para que se convierta en un ente independiente, que opere sin la necesidad de la presencia física de su mentalizador, lo que da libertad de actuación y movimiento, y que consecuentemente no requiera de la dedicación absoluta de su creador para seguir creciendo y desarrollándose, lo que da: tiempo libre.

Tomar decisiones inteligentes y cambiar el paradigma en los negocios, puede orientar nuestros esfuerzos hacia mejores y satisfactorios resultados, el dinero es nada, si no sabemos enfocar adecuadamente nuestro propósito. De que serviría tener dinero, si no tengo tiempo y vida para disfrutarlo.

Colaboración: Sandra Beatriz Ludeña Jiménez es Doctora en Contabilidad y Auditoría. CPA. Escritora y periodista independiente. Puedes contactarla en: sandraludena@yahoo.com

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.