Como Desarrollar Relaciones Con Los Clientes Cuando Tienes una Empresa Online

En los negocios online no abunda la lealtad por la falta de interacción cara a cara. Como emular esa relación mediante las diferentes tecnologías disponibles.

0
2701
vender en Internet

Los negocios online son uno de los asuntos más difíciles de poner en marcha. A pesar de que en general cuesta mucho menos dinero desarrollar un negocio online que uno offline (no hay locales que alquilar o comprar, instalaciones, permisos, etc.), el problema es que online no hay oportunidades para una interacción cara a cara con tus clientes.

En consecuencia no tienen una imagen en su cabeza acerca de quién eres. De ahí que no abunde la lealtad online. Sólo tienen ir a otra página web más barata y hacer su compra ahí.

Cómo desarrollar relaciones con los clientes online

Una forma de comenzar a solucionar ese problema es tener una imagen de ti misma en tu logotipo o en el mismo blog. No tiene que ser una fotografía o algo así, puede ser un avatar de ti. De esa manera cuando piensan en tu negocio, se vuelve más personal y son más propensos a comprar en tu negocio.

De alguna manera el cliente se hace una imagen en su cabeza del propietario hacienda todo el trabajo por sí mismo. “Poner un rostro” ayuda a los clientes a personalizar la transacción.

Otra manera de conectarte con tus clientes es mediante el envío de una pieza grafica (pueden ser postales) en forma mensual o trimestral. Esto no significa que les envíes postales de tus viajes, sino una postal agradeciéndoles, por ejemplo, una compra y luego darles una oferta especial.

La oferta puede ser en forma de un código personal para que se sienten como si la oferta es solo para ellos, o simplemente un porcentaje de descuento cuando las compras superan cierto valor. Esto les hará sentir apreciados y estarán más propensos a comprar en tu website de forma repetida. Recuerda que el valor de un cliente no reside en la primer compra sino en fidelizarlo y hacer que continúen siendo clientes por mucho tiempo.

Tienes que hacer un esfuerzo para desarrollar algún tipo de relación personal con los clientes de forma que sientan lealtad hacia ti. Si solo se sientan ciegamente frente a su computadora buscando el precio más barato, terminarán comprando en cualquier lugar. Tienes que destacarte entre otros negocios en línea para que vuelvan a hacer negocios contigo.

Puede parecer que mandar postales o cualquier otro material impreso periódicamente es mucho trabajo, sobretodo si tienes una lista de correo masiva. Sin embargo, puedes tercerizar el trabajo, encargando a una empresa o contratando a una secretaria virtual.

Por otro lado si usas una base de datos para llevar el registro, tanto mandar una newsletter como imprimir etiquetas para el correo tradicional es un trabajo muy simple.

En un mundo online donde recibir un email ya no causa ninguna novedad (nada de “Tienes un email”), una simple pieza por correo tradicional puede causar un gran impacto.

En definitiva se trata de emular la relación cara a cara. Es necesario sacar el mejor partido posible de las herramientas de que disponemos. Un buen ejemplo es el uso de videos, ya sea para demostrar un producto, proveer instrucciones de aplicación, una pequeña charla sobre un punto de interés del mercado o directamente para atender al cliente, todo hosteado en YouTube.

Una aplicación como Skype y Skype video es de tremenda utilidad para contactarte cara a cara con el cliente, lo mismo el chat con video de Google Gmail, los hangouts de Google+ y hasta el video en Facebook (una aplicación de Skype).

Conclusiones

Los negocios online son difíciles de construir, pero una vez que están en funcionamiento y tienes una lista con los correos de los clientes, pueden ser más fáciles de mantener que un negocio regular. Sólo tienes que ser un poco creativa/o con tu estrategia de marketing y recompensar a los clientes que te son leales.

Por favor, déjanos tus comentarios debajo.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.