Como Desarrollar Nuevos Hábitos Beneficiosos

0
3852

Hace unos meses mi esposa compró un chanchito alcancía para nuestra nieta. Y cada semana, cuando la visita, deposita su colaboración. A mi nieta, le encanta que pongan moneditas en su chanchito y que la visite la abuela.

Y este es un gran ejemplo de cómo fomentar el desarrollo de hábitos de ahorro desde temprana edad.

Pero hace 20 años cuando recién nos casamos, mi esposa no tuvo tanto éxito conmigo, realmente ofrecí bastante resistencia para apartar algo de dinero destinado a ahorrar o hacer pequeñas inversiones.

¿Por qué? Simplemente porque nunca había desarrollado el hábito de ahorrar o de invertir y eso me ponía muy nervioso y sentía que mi estilo de vida estaba amenazado. Debo confesar que le llevó a mi esposa bastante tiempo y persuasión para convencerme pero ahora afortunadamente debo reconocer que gracias a ella hemos conseguido ahorrar para tener un retiro decente cuando llegue el momento.

Hay 2 formas de desarrollar nuevos hábitos

Evidentemente un buen hábito (o uno malo) es más fácil de adquirir en los primeros años de vida, cuanto antes mejor. Con un poco de apoyo e incentivos puedes aprender prácticamente cualquier cosa que te propongas sin demasiada resistencia. Quizás ahora creas que es un poco tarde, pero ¿es así?

Es mucho más difícil adquirir un nuevo hábito tarde en la vida pero no imposible. Estamos ya encaminados, tenemos cierta resistencia al cambio y muy habitualmente carecemos de alguien que nos apoye y nos de ánimos hasta que conseguimos interiorizar el cambio.

En resumen con el tiempo los viejos hábitos están profundamente arraigados. Para tener éxito en cambiar un hábito se necesitan por lo menos 21 días y hasta 90 días (o incluso más) de práctica constante. ¿Recuerdas la última vez que trataste de cambiar algo que iba en contra de tus viejos hábitos? No fue fácil, ¿verdad? En pocas palabras, es increíblemente difícil cambiar un hábito.

Tratamos de comer mejor, hacer más ejercicio y hacer marketing con más frecuencia, pero los resultados no suelen ser muy resonantes. Y si por casualidad conseguimos hacer un cambio, con frecuencia al poco tiempo volvemos al comportamiento anterior. ¿Hay alguna esperanza de hacer un cambio real? Bueno, sí, afortunadamente hay, aunque no dejo de reconocer que puede ser todo un desafío.

Y ¿por qué ocurre esto? Básicamente porque no queremos cambiar dado que los viejos hábitos son muchos más gratificantes inmediatamente que el nuevo que queremos establecer.

Los 3 enfoques más poderosas y probadas para el desarrollo de hábitos exitosos

  1. Consigue al apoyo de un grupo o comunidad
  2. Consigue un coaching
  3. Crea rituales y sistemas

1. Consigue el apoyo de un grupo o comunidad

Un famoso yogui, Paramhansa Yogananda, solía decir: “el entorno es más fuerte que la voluntad.” Si deseas realizar cambios y desarrollar hábitos positivos, un grupo o comunidad puede hacer toda la diferencia. Tratar de cambiar y alcanzar el éxito en soledad es muy difícil. Y por supuesto, como profesional independiente puedes encontrarte trabajando aislada/o tratando de sacar adelante tu negocio, pero te resulta muy duro.

Aprovecha el apoyo de un grupo si quieres:

  • Aprender una profesión (grupos de estudio)
  • Subir al Everest (equipo de escalada)
  • Aprender habilidades comerciales y de marketing (cursos de formación)
  • Convertirte en músico (formar una banda)
  • Mejorar el éxito de tu negocio en general (grupo de apoyo)
  • Generar nuevas ideas (brainstorming de grupo)

Con el apoyo de un grupo, no dependes únicamente en tu propio conocimiento y voluntad. Sino que estás rodeada por otros que quieren que tu también ganes. Reúnete con las personas que están comprometidos en alcanzar el éxito y hacer una diferencia, no con aquellos que están comprometidos con las protestas.

Los grupos de apoyo no garantiza el éxito, pero sin duda hacen que sea mucho más fácil y mucho más divertido. Siempre me ha parecido que estar en una comunidad de apoyo me ayuda a jugar lo mejor posible.

Con el apoyo de un grupo, no dependes únicamente en tu propio conocimiento y voluntad Clic para tuitear

Luego pasa al siguiente paso…

2. Consigue un coaching personal

Tener un coaching es un método probado para poder llevar adelante los cambios y desarrollar nuevos hábitos. En el coaching, el coach y el cliente hacen un “pacto para el cambio.” Determinan las áreas en las que el cliente quiere trabajar, el trabajo necesario para lograr esos cambios, y los desafíos que tendrás que superar para alcanzar las metas.

Los coach entienden que el cambio es difícil. Pero también saben que, con conocimiento y apoyo, el cambio es posible. Los coach son pacientes, persistentes y creativos. Y tienen un conjunto de herramientas que funcionan para ayudarte a pasar de dar esos pequeños pasos necesarios para arrancar a dar esos grandes hasta que logres formar un nuevo hábito.

De esta forma se pueden obtener resultados muy rápidamente. En los programas grupales, a los participantes se los desafía a salir de su zona de confort. Entonces el entrenador provee la dirección para seguir adelante con más confianza.

El costo de un coach se ve compensado por el aumento de la productividad, los resultados y los ingresos.

El paso final es …

3. Crea rituales y sistemas

¿Recuerdas que en la universidad lo abrumada que estabas con la cantidad de estudios que necesitabas para pasar una prueba, por no hablar de dominar el tema? En algún momento te rendiste ante la necesidad de establecer tiempos de estudio y hábitos – o decidiste improvisar. Pero la improvisación no te llevó demasiado lejos, ¿verdad?

Kelly St. Clair, en Wisdompreneurs, explicaba cómo escribir su blog cada semana: . “Yo establezco un ritual placentero, me preparo un café especial y trato de llegar temprano para tener la casa para mí. Ese es un verdadero placer para mí. Me ayuda a ser constante, porque tengo ganas, me motiva”.

Esto es muy diferente de hacer promesas vacías, tratando de hacer intentos erráticos y aleatorios que nunca parecen fijarse.

Cómo establecer un ritual o sistema:

  1. Sea muy clara acerca de lo que deseas cambiar o qué hábito de éxito deseas establecer. Te recomiendo empezar con algo pequeño.
  2. Escribe lo que ocurriría una vez establecido ese hábito. ¿Qué estarías haciendo de manera diferente?
  3. imagina o visualiza lo que sentirías si estuviera haciendo este hábito constantemente, y también visualiza cómo te sentirías al obtener los resultados que surgieron de este hábito.
  4. Ahora diseña tu ritual o sistema. Por ejemplo: Voy a hacer estos ejercicios cada mañana a las 8:30 de la mañana, voy a hacer esto y lo otro, etc. Una vez más, que sea sencillo. Unos pocos pasos, no 50!
  5. Dile a tu grupo y / o tu coach acerca de su nuevo ritual de éxito o del sistema y da la bienvenida a sus aportaciones e ideas.
  6. Si es necesario explora las creencias limitantes que podrían impedirte hacerlo.
  7. Establecer un premio o celebración para cada objetivo alcanzado en el camino hacia el establecimiento de este hábito. Es decir, el primer mes, 6 meses, 1 año. Por cierto, acabo de alcanzar el hito de los tres meses con mis ejercicios de estiramiento que ha hecho una gran diferencia en mi bienestar general y en el de mi espalda en particular. No puedo dejarlos ahora.
  8. No trates de hacer frente a varios hábitos nuevos a la vez. Eso es una apuesta para el fracaso. Añade otro cuando el nuevo hábito está firmemente establecida y no te puedes imaginar arreglártelas sin el.
  9. Date cuenta que el hábito de establecer nuevos hábitos beneficiosos podría ser el más poderoso hábito de éxito de todos. Por lo tanto crea un ritual para sentarte en un horario regular y seguir los pasos anteriores.

 

Ok, ahora es tu turno para la acción. ¿Cuál es el primer hábito que quieres trabajar?

Te dejo una frase para pensar:

Somos lo que repetidamente hacemos. La excelencia no es un acto, es un hábito - Aristóteles Clic para tuitear
Compartir
Robert Middleton de Action Plan Marketing ayuda a los profesionales independientes a atraer más clientes. Por favor visite el site de Robert para leer otros artículos y recursos de marketing.