Como Crear Una Estrategia de Marketing Que Funcione

0
3371

El problema con el marketing es ser capaz de crear una estrategia de marketing que realmente funcione. !Deja de malgastar tu presupuesto de marketing!

A todas nos ha pasado alguna vez, abrimos una nueva cuenta en una red social, encargamos folletos sin pensar realmente en cómo los vamos a utilizar y en cómo encajan esas acciones en nuestro plan de marketing. Luego nos preguntamos que hacemos mal…

El problema es que si creamos comunicaciones de marketing y además nos involucramos en actividades sin trazar un plan previamente, muy bien podemos estar tirando nuestro dinero por la ventana. Por supuesto que con tantas actividades puedes llegar a tu cliente potencial pero casi siempre es por casualidad.

En cambio con una estrategia de marketing basada en el branding, tienes una tasa de acierto mucho mayor y un mucho mejor retorno a tu inversión.

Entonces lo que necesitas hacer es crear una estrategia de marketing y un un plan de marketing que realmente puedas poner en acción, confiada en que inviertes tu dinero y que conseguirás un buen retorno por tus desvelos.

5 Consejos Claves Para Crear una Estrategia de Marketing Que Funcione:

Estos son los 5 consejos claves que les doy a mis clientes:

1. Conoce lo que haces

Sé que suena obvio, pero te sorprenderías de cómo muchas empresas no pueden comunicar con claridad lo que hacen, para quién lo hacen y por qué. Así que mi recomendación es que emplees el tiempo necesario para tener claro exactamente cuál es el servicio que tu empresa ofrece a sus clientes, el problema que les resuelve y cómo mejora sus vidas.

Recuerda que debes concentrarte en los beneficios, no en las características – y si te quedas atascada en las ‘características’ y no puedes trabajar con los beneficios, simplemente haz la pregunta de oro: “¿Y qué?”

Ejemplo: Tu servicio de limpieza en seco en el día está disponible 06 a.m. a10 p.m. y tienes un stand en la estación local. Esa es una característica. Entonces ¿que? Así los clientes pueden dejar sus abrigos en el camino a su trabajo y recogerlos en el camino de vuelta a casa, para que no tengan que salir y gastar su precioso tiempo en el fin de semana. ESO es un beneficio.

2. Conoce quienes son tus clientes objetivos

target_hitDe nuevo, es algo obvio, pero no siempre es una pregunta fácil de responder, sobre todo si estás en un negocio que podría aplicarse a cualquier persona en cualquier sector. Digamos que eres un/a diseñador gráfico – el servicio puede ayudar a cualquier negocio. Eso está muy bien, pero no te ayuda a resolver quién es el público objetivo, con el que tienes la mayor oportunidad de hacer una venta.

¿Quiénes son los clientes que realmente quieres? Tal vez tienes un área de especialización en un sector determinado, o te gusta trabajar con otros creativos. Tal vez tus mejores clientes son los que hacen negocios repetitivos, ya que necesitan una gran cantidad de nuevos folletos y material impreso sobre una base regular. Tal vez despiertas mucho interés por parte de empresas nuevas, pero no obtienes un buen retorno de tu tiempo, así que tal vez necesitas empezar a centrarte en empresas establecidas.

Piensa en el tipo de trabajo que necesitas para cumplir tus objetivos de negocio y, a partir de ahí, puedes planear hacia atrás a quienes deseas orientar tu negocio.

3. Sabe dónde se encuentran esos clientes objetivos

Éste no es tan fácil, pero si consigues entender bien el punto 2, y sabes a quiénes estás apuntando, entonces ya estás a medio camino. Probablemente tendrás que hacer una investigación, a menos que seas realmente afortunada/o y tengas una forma obvia de llegar a esos clientes objetivo.

Si vendes café desde una camioneta móvil entonces un lugar obvio para encontrar a los clientes es la estación de cercanías de 06 a.m. a 09 a.m.. Pero si vendes diseño gráfico o eres coaching, no es tan fácil deducir donde se encuentran tus clientes ideales.

networkingSi no puedes ubicar a esas personas en el trabajo, piensa en lo que esas personas necesitan, dónde van, lo que leen, lo que hacen en su tiempo libre. Es posible que puedas agruparlos geográficamente, tienes que ser capaz de pensar lateralmente y agruparlos mediante un hobby y/o demográficamente.

Ejemplo: Si tu target son hombres de clase media de más de 35 años, para ubicarlos visita el club de golf, gimnasio, club de tenis o tienda local de bicicletas un sábado.

Piense en otros servicios empresariales que utilizan y crea una red de alianzas que te permitan compartir referidos. Después, piensa en los medios de comunicación de marketing adecuadas para atraer a esas personas. Los hombres de negocios de más de 50 es poco probable que estén en Facebook, pero es más que probable que los encuentres en LinkedIn.

4. Sabe lo que representas y cómo te diferencias de la competencia

Si todavía no has conseguido resolver este punto, deja el plan de marketing en suspenso hasta que puedas resolverlo.

La mejor parte de mi trabajo es ayudar a los clientes a comprender qué es lo destacable de su negocio y utilizarlo para posicionarse en el mercado. No importa lo difícil que puede resultar encontrar tu identidad de marca, tienes un paquete único de habilidades, experiencia, valores, personalidad, enfoque y una forma particular de hacer las cosas que ninguna otra compañía tiene.

Esta es tu marca auténtica, y este es el secreto de tu éxito. Identifica eso y todo lo demás fluirá – sabrás cómo venderte, cómo comunicarte con tus clientes objetivo y exactamente qué estrategias y tácticas de marketing son consistentes con el posicionamiento de tu marca.

Una gran estrategia de marca es la clave para una gran estrategia de marketing, y todo se reduce a identificar lo que te hace diferente, especial y auténtica.

5. Conoce lo que sabes hacer mejor – enfoca el marketing en tus fortalezas

Si recibiera un peso por cada cliente al que le dijeron “tienen que hacer un blog” sería seguramente una mujer rica. Vamos a aclarar esto – si quieres construir y hacer crecer tu negocio auténticamente, y odias escribir, no hay forma de iniciar un blog.

¿Por qué? Debido a que a) no vas a ser muy Buena/o y b) que no vas a disfrutar haciéndolo así que después de una corta ráfaga de actividad, te darás por vencida.

Sólo hay una cosa peor que no tener blog, y es tener un mal blog, uno que tiene dos mensajes obsoletos desde hace un año. Así que piensa en lo que eres buena y en lo que te gusta hacer – no te fuerces a hacer las cosas que te hacen sentir incómoda o infeliz porque no vas a hacerlas bien.

mujer-guante-boxeoJuega con tus puntos fuertes.

Si te gusta conocer personas, céntrate en la creación de redes. Si te gusta hablar en público, encuentra eventos en los que puedas hablar.

Si te gusta escribir, entonces enfócate en el blog, escribe artículos para revistas en línea, publica tu trabajo y hazte un nombre allí. Si te gusta la tecnología y los medios digitales aprovecha Twitter.

Tú no tienes que hacer nada, y al contrario de lo que muchos de los consultores de marketing te dirá, NO tienes que hacer algo que odias.

Es evidente que hay mucho más para hacer un gran marketing que solo seguir estos consejos. Pero en realidad, estos consejos son los más importantes, y aunque puedas pensar que los tienes dominados, tómate un momento y pregúntate, ¿podrías identificar fácilmente a los clientes objetivos si te lo pidiera?

¿Podrías decirme en veinte segundos lo que hace tu negocio, para quién lo hace y cómo se benefician con tus servicios/productos?¿Qué estás esperando? No pierdas ni un centavo en marketing si antes no has resuelto estos 5 puntos.

FuenteEzine
Compartir
Susi es una coach en marketing y branding además de copywriter que ayuda a los propietarios de pequeñas empresas a desarrollar su negocio de forma íntegra y natural.