Cómo Configurar el Correo Electrónico

0
953

Configurar la casilla de correo suele ser una de las partes más misteriosas de todo el proceso de configurar la PC y, las que llegamos con unos años de atraso a “tecnología.com” -o cómo lidiar con las computadoras y esa “cosa” intangible que es “la red”- necesitamos, de vez en cuando -tampoco exageremos-, un empujoncito de alguien que nos enseñe algunos “truquitos”.

En este momento, más allá o más acá del e-commerce, es indudable que el correo electrónico es una herramienta FUNDAMENTAL para las relaciones humanas… incluidos los negocios.

Entonces, manejarlo respetablemente se ha transformado en algo tan práctico como manejar la videocasetera, la licuadora o el auto.

Configurar la casilla de correo suele ser una de las partes más misteriosas de todo el proceso y, a fuer de ser sinceros, la mayoría de nosotros (mujeres y hombres) ha contratado un técnico para hacerlo.

Pero, puede suceder que cambiemos la computadora, el proveedor del servicio o que agreguemos otra cuenta de mail (una webmail, por ejemplo). En ese caso, habría que configurar todo otra vez, y no es tan dificil hacerlo después de todo.

Todos saben ya que las webmails (Hotmail, Yahoo, Gmail, UOL, etc.) son cuentas gratuitas accesibles (vía Internet) desde cualquier computadora (que esté conectada, obvio), desde cualquier lugar del mundo -bárbaras para las que viajan mucho y nos les gusta cargar con la laptop- y que, además, no necesitan configuración. Podemos tener una en forma permanente o para cuando viajamos.

Si decidimos mantener la cuenta en forma permanente, es muy útil configurar (¡si, si…la mala palabra!) el programa de mails (Outlook, Eudora, etc) para que verifique directamente si tenemos mensajes (convengamos que el programa va al sitio, pero lo hace por nosotros automáticamente).

¿Cómo configuramos el programa de correo?

La mayoría utiliza el “Outlook Express” (¡Ay Bill! todos te criticamos, pero….), de modo que nos manejaremos con ese programa.

Primero, abrimos el programa y creamos la cuenta pulsando el menú Herramientas/Cuentas. Una vez en la ventana, presionamos en Agregar y elegimos el tipo de servicio.

outlookexpress1
Seleccionamos el tipo de servicio, en este caso: correo

Las opciones son Correo, Noticias y Servicio de Directorio. A nosotros nos interesa la primera: Correo. Se abrirá un asistente que nos guiará en las acciones a llevar a cabo.

Poner el nombre -que será el que aparezca en el remitente… o sea que si alguna quiere omitir algún segundo nombre ¡adelante!-,

outlookexpress2
Poner el nombre

A continuacón poner la dirección de correo propia -tiene que estar bien, ya que es la dirección a la que van a ir las respuestas-, poner los datos del servidor POP3 (el que recibe los correos) y el SMTP (el que los envía).

outlookexpress3
Dirección de correo lectrónico propia

Esos datos los proporciona el proveedor que nos da el servicio. En el caso de una webmail, el servidor es HTTP y el proveedor será, por ejemplo, Hotmail.

 

Nombre del servidor
Nombre del servidor de correo electrónico

Luego, introducimos el nombre del usuario y la contraseña (ambos datos son proporcionados por el proveedor del servicio).

Intoducir nombre de usuario y contraseña
Intoducir nombre de usuario y contraseña

Por último nos queda incluir qué tipo de conexión usamos para conectarnos. Como bien sabemos, la más usada es la línea telefónica.

La contraseña

Cuando elegimos la contraseña, tenemos que tener en cuenta que es una manera de protegernos contra “miradas indiscretas”. Por lo tanto, es preferible evitar las claves que cualquier curioso provaría primero (nombre o fecha de nacimiento, por ejemplo). Una clave de 6 digitos que mezcle letras y números puede ser una buena opción. Recuerde que para cambiar la contraseña tiene que contactarse con su proveedor.

Las cuentas Web

No necesitan configuración. Simplemente uno se suscribe al servicio entrando al sitio y eligiendo un nombre de usuario y una clave. Así de fácil.

Ahora bien, si queremos incorporarla al Outlook para no ir al sitio cada vez, simplemente vamos a Cuentas en el menú Herramientas, pulsamos Agregar, elegimos Correo y seguimos las instrucciones para decirle al programa que tenemos una cuenta pre-existente y que queremos utilizarla.

VíaAdriana Chauvin
Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.