Como Aprovechar al Máximo Las Redes Sociales Si Tu Negocio Es Pequeño

0
1288

Hoy nos vamos a concentrar en cómo aprovechar todo el poder de las redes sociales cuando tienes un negocio pequeño. Porque las redes sociales pueden hacer una gran diferencia en un pequeño negocio, sin necesidad de gastar grandes presupuestos en marketing.

En los últimos dos años, más del 50% de pequeños negocios confirman que las redes sociales les ayudaron a aumentar sus ventas; en los últimos 5 años, el 70% de pequeños negocios vieron un ROI (Retorno de Inversión) de su presencia en las redes sociales.

Según expertos, los negocios pequeños fallan cuando intentan vencer a las grandes compañías en su propio juego. La mayoría de estos negocios no pueden producir el volumen de contenido que las corporaciones lanzan en sus campañas creadas por las mejores agencias de marketing.

Estos no tienen el dinero, tiempo o capacidad para esto. En su lugar, se recomienda que se enfoquen en expandir el conocimiento de la marca, incrementar el tráfico web y construir una comunidad de seguidores leales.

¿Cómo hacemos eso? Te lo explicamos en los siguientes consejos.

Siete (7) Tips Para Aprovechar las Redes Sociales Si Tienes un Negocio Pequeño

1. Conoce los canales que frecuenta tu público

Dado que No puedes estar en todas las redes sociales, lo mejor es comenzar por averiguar qué canales frecuenta tu público objetivo y así poder concentrar tus esfuerzos en los lugares donde vas a encontrar una audiencia afín a tus objetivos.

Una vez que identificaste esas redes, te toca conocerlas.

2. Conoce las particularidades de cada red social

Sí claro, ahora que ya sabes en dónde concentrar tus esfuerzos es necesario que comprendas las particularidades de cada red social.

Además de lo obvio como por ejemplo que en Twitter debes restringirte a usar solo 140 caracteres mientras que en Facebook por ejemplo puedes desquitarte, la gente se comporta de distinta manera en cada una de ella y hasta tienen diferentes horarios para estar en ellas.

Así LinkedIn es casi estrictamente profesional, Facebook presenta un mix de posts de tipo comercial y de contenido más familiar donde está bien publicar chistes, dichos y temas un poco más particulares, lo que no está bien visto en LinkedIn.

Y Twitter, bueno puede que tu público directo no estee todavía ahí, pero en cambio en Twitter están todos los referentes y líderes de tu industria o sector de negocios.

Así que lo mejor es ir incorporando las redes una a una según el tiempo de que dispones y la importancia de esa red entre tus potenciales clientes.

En resumen: empieza por la red que creas que es más importante para tus clientes y consolídate ahí antes de agregar más redes sociales.

Y ahora que conoces los diferentes canales y cómo actuar en cada uno, seguimos.

3. Corre la voz acerca de tu negocio

Los post en redes sociales para aumentar la popularidad de tu marca son como flyers virtuales o el equivalente online a los anuncios en el periódico. Estos ayudan a que la gente reconozca el nombre de tu marca y que tu pequeño negocio comience a formar una identidad.

Aprovecha las métricas de tus dashboards para llevar el control de tu estrategia en redes sociales.

Usa estos indicadores de desempeño (KPIs) para ver si tus posts están popularizando tu marca.

  • Alcance e impresiones: Una impresión es una vista de tu post o el número de veces mostrado a una sola persona. El alcance mide cuántas personas vieron el post: el mismo post puede ser mostrado varias veces en el feed de una sola persona.
  • Menciones: Lleva el control de cuántas veces tu negocio fue mencionado en las redes.
  • Crecimiento de seguidores: Te muestra el número de seguidores en tus redes y cuántos has ganado en un periodo de tiempo. Si notas que uno de tus posts o promociones atrae muchos seguidores, debes crear más de ese tipo.
  • Lugar: Tener cierta cantidad de seguidores de un lugar/ciudad/país en particular puede mostrarte las oportunidades de expansión disponibles para ti.

4. Incrementa el tráfico a tu sitio web

Hacer que la gente conozca tu negocio es bueno. Hacer que visiten tu página web es mucho mejor.

Comparte artículos de blogs, tus productos online y noticias importantes acerca de tus productos cuando publiques contenido en tus redes sociales.

Busca un buen mix entre artículos propios y artículos de terceros. Un ratio interesante es que de cada cinco contenidos que compartas, uno sea original tuyo.

¿No sabes cómo hacer marketing de contenidos? Visita aquí nuestra guía completa.

Asegúrate de compartir sitios web específicos o landing pages, está demostrado que llevar visitantes a tu homepage no es tan efectivo como enviarlos a páginas para generar ventas o suscriptores.

Empieza llevando el control de qué red social y qué post hizo que la gente haga click en tu web y si alguno generó una suscripción o compra.

  • URL clicks: Dentro de tus estadísticas de tu red social, puedes revisar qué posts tuvieron mayor interacción y las URLs más visitadas por post.
  • Conversiones: Usa Google Analytics para establecer objetivos y ver el comportamiento en tu web de los visitantes que vienen de las redes sociales. Estos objetivos pueden ser desde hacer click en uno de tus posts, llenar un formulario de contacto o suscribirse al blog. Para mejorar tus esfuerzos, analiza cómo ciertos factores como la plataforma, contenido compartido y hora del día afectan a tus objetivos de conversión.

5. Crea una comunidad

Una comunidad crea una red de seguidores fieles a la marca y potenciales clientes recurrentes.

Hacer encuestas, responder preguntas, interactuar o compartir fotos y videos de tus clientes usando tus productos; son solo algunas formas de crear una base sólida de seguidores.

Haz que tus clientes hablen contigo a través de las redes sociales, invítalos a que te escriban en caso tengan preguntas acerca de tu producto. Esto puede beneficiar a toda tu comunidad, ya que puedes convertir una respuesta común en un post y/o contenido para tu página.

Invita a tus clientes a compartir sus experiencias, así los harás sentir parte de una pequeña familia y será más probable que si desean volver a comprar, lo hagan contigo.

6. Modera la comunidad

No se trata de quitar opiniones que no nos convengan o ejercer la censura. Se trata de una cuestión de respeto mutuo. Si una persona es agresiva, insulta o se comporta de una forma inadmisible para el resto de la comunidad, tienes derecho a borrar su comentario o bloquear a la persona.

Nada es más desagradable que encontrar muchos comentarios agresivos o fuera de lugar. Para mi es como entrar en una tienda y encontrar montones de basura, siento que no me respetan como cliente y, por lo tanto, no tendrán mi negocio.

7. No trates de vencer a las grandes marcas

Es recomendable revisar cómo otros pequeños negocios y competidores conectan con su público a través de las redes sociales. Nota cómo alinean sus objetivos y adaptan su estrategia para su negocio.

Deja a las grandes marcas en su propio juego.

En conclusión

En resumen, empezar en las redes sociales como un negocio pequeño también puede tener sus ventajas, tú decides cómo deseas que tus clientes reconozcan tu marca.

Lo importante es que entiendas que tú también puedes poner las redes sociales a trabajar en el desarrollo de tu negocio.

Cuéntanos, ¿ya empezaste a implementar estas técnicas? Y recuerda compartir este artículo en tus redes sociales.