Cinco Formas Efectivas de Organizarte Para Trabajar Desde Casa

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, pero a menudo la gente experimenta muchos problemas para ajustarse a esa nueva realidad. 5 ideas que puedes emprender ya mismo para aumentar la productividad de tu negocio hogareño.

0
1469

Aunque trabajar desde casa tiene muchas ventajas y para muchas personas es un sueño hecho realidad, a menudo la gente experimenta muchos problemas para ajustarse a esa nueva realidad. Por eso es imprescindible organizarte para trabajar desde casa.

De pronto, sos tu propio jefe y estás a cargo de tu negocio y de tu propio tiempo (lo que no es poco). Tienes un trabajo que hacer y objetivos que cumplir, pero no hay nadie que te controle si te quedas dormida o te pones a mirar la TV en vez de hacer esas llamadas de seguimiento.

Si no consigues los resultados que deseas de tu actividad quizás sea tiempo de organizarte mejor.

Veamos 5 pasos que puedes emprender ya mismo para aumentar la productividad de tu negocio hogareño:

  • Planifica tu tiempo por adelantado
  • Haz la tarea más difícil primero
  • Mantén a los chicos ocupados
  • Usa un planificador diario
  • Desarrolla un sistema de seguimiento

1. Planifica tu tiempo por adelantado

Tienes que saber exactamente cuando vas a trabajar en tu negocio cada semana y dedica unas horas de las tardes de domingo planificando tanto como puedas.

Cada semana, pregúntate lo que quieres haber logrado cuando llegue la tarde del viernes.

Revisa tu progreso durante 10 minutos cada mañana antes de iniciar el trabajo, y durante 10 minutos cada tarde / noche después de finalizar el trabajo, así no habrá sorpresas de última hora.

2. Haz la tarea más difícil primero

Si hay algo que debe estar listo para el martes, y que realmente no quieres hacer – házlo PRIMERO!  De lo contrario, pasarás todo el día trabajando de forma ineficiente porque la tarea pendiente te seguirá dando vueltas en la cabeza. No te ponga bajo esa presión! Sólo hazlo y quítalo del camino.

La mayoría de los trabajos no son, ni de lejos, tan temibles como te imaginas.

3. Mantén a los chicos ocupados

Puede ser una pesadilla tratar de ejecutar un negocio en casa mientras tus hijos exigen atención, así que trata de combinar los dos.

Si tu querido bebé duerme una siesta regular durante el día, usa ese tiempo para tu trabajo. Si tus hijos son mayores, trata de trabajar en la mesa de la cocina mientras ellos hacen sus tareas contigo.

Habla con tus hijos acerca de tu negocio, para que entiendan que a veces tienes que trabajar.

4. Usa un planificador diario

Algunas personas gustan de usar planificadores de papel, algunas personas utilizan programas informáticos, otros tienen herramientas de planificación diaria en sus teléfonos! Encuentra un sistema que funcione para ti y saca ventaja del mismo.

5. Desarrolla un sistema de seguimiento

Me sorprendo constantemente por el número de mamás (y papás!) que no tienen un sistema de seguimiento consistente. ¡El dinero está en el seguimiento! Si hablas con una potencial cliente el jueves y no compra de inmediato, ¿cuando hablarás nuevamente con ella? ¿Nunca? ¿Cuando te acuerdes? Decide exactamente cuando vas a dar seguimiento a esas personas.

Conclusiones

La idea general es que tienes que tratar tu negocio como UN negocio. Tú no esperarías que tu dentista decida sus horas de trabajo cada día, o que tu médico retrasara el envío de la muestra de sangre porque tenía que rellenar un formulario muy largo y aburrido. Tan pronto como te se ves que estás al frente de un negocio, verás los resultados que deseas.

¿Tienes otros consejos para compartir? Por favor deja tus sugerencias debajo.