Champagnes: El Maridaje Perfecto

Porque no todo lo que reluce es oro, tenemos que aprender a elegir. No toda marca conocida es buena...

0
1176

Esta es la tercera nota sobre la serie del Champagne: historia del champagne, métodos de elaboración.

Porque no todo lo que reluce es oro, tenemos que aprender a elegir. No toda marca conocida es buena, y en el caso de los espumantes no vale el dicho: “más vale malo conocido que bueno por conocer”…

Actualmente, en el mercado hay una gran oferta y es justamente por este motivo que debemos tener mucho cuidado al elegir.

Están las marcas archiconocidas, que no siempre ajustan sus precios a la calidad que ofrecen.

Bodegas artesanales

Hay nuevas bodegas, artesanales, boutique, familiares, con pequeñas producciones, buenas y nuevas alternativas. Seguramente no las van a encontrar en los hipermercados, pero sí en vinotecas o wine bar.

Si se trata de comprar para estas fiestas o para una ocasión especial, les aconsejo primero, degustarlos en casa con la familia y/o amigos, elegir y luego comprar. Hay muy buenas alternativas calidad-precio. No siempre el más caro es el mejor o el que más nos gusta.

No todos los que hemos tenido la posibilidad de degustar un champagne (francés… obvio, sino no sería champagne!!) hemos quedado “enamorados” de ellos.

Claves para elegir

Al elegir, la característica fundamental para tener en cuenta y observar detalladamente es “la burbuja”. Al servir la copa, ésta abraza el interior. Luego, como por obra de un pase mágico, ocupa el centro de la copa, y se eleva a la superficie en forma constante, cuánto más pequeña sea la burbuja, mejor el espumante.

Debe ser fina y suave al paladar, no tiene que “chocar”. Lo mismo sucede con los taninos y el azúcar, no deben cansar el paladar. Para observarlo mejor, es conveniente utilizar copas flauta. Su aroma, su sabor, su acidez, variará de acuerdo al que hayan elegido, al proceso de elaboración utilizado, y a los varietales que hayan intervenido.

El espumante o sparkling… o como quieran llamarlo -por ahora- es un vino para todo momento, es excelente aperitivo, es sano y es ligero.

Si estamos realizando una dieta para adelgazar esos kilitos que nos torturan, muchos nutricionistas aconsejan beber una copa de champagne a la noche; pues es la bebida alcohólica con menos contenido de azúcar.

El maridaje perfecto

Las comidas que realizan un buen matrimonio, si bien depende del gusto personal de cada uno.

Es bueno saber que: El menú no deberá ser muy condimentado, no carnes con salsas fuertes. Sí con salsas suaves a base de cremas, sí mariscos crudos, sí ensaladas frescas de verano, sí cornalitos fritos en la playa, sí sushi (mi opinión personal, este el maridaje ideal), sí salmón, sí salmón ahumado, sí helado, sí postres en general.

Además, si no son amantes de los dulces empalagosos, el espumante es fantástico para acompañar los postres.

Hoy la idea de los productores de espumantes es hacer que esta noble y maravillosa bebida que alegra el espíritu y estimula los sentidos, sea consumida durante todo el año, no sólo para ocasiones o eventos puntuales.

Llenemos, entonces, nuestras copas de espumante, y brindemos por ella y por muchos años de reinado. Salud!!

VíaMarcela Boquet
Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.