Como Arruinar tu Negocio Por Falta de Claridad en la Estrategia y Tácticas

0
237
la importancia de la claridad en la estrategia y las tácticas

Tú no quieres arruinar tu negocio, ¿verdad? Por eso conocer las causas que pueden arruinarlo te ayuda a estar atenta y no cometer esos errores.

Estaba leyendo un post del australiano Yaro Starak quien afirma que la mejor manera matar un negocio es por falta de claridad en la definición de los “por qué” detrás de la estrategia y de las tácticas.

A veces confundimos los conceptos de estrategia y táctica y los usamos indistintamente, pero no son lo mismo. Conocer la diferencia es muy importante para cualquier negocio pero sobre todo cuando se trata de crear un negocio online. Comencemos entonces por ver las diferencias entre esos dos términos.

Diferencia entre Estrategia y Táctica

La estrategia se relaciona con la dirección que queremos tomar para alcanzar un objetivo. Es de largo alcance. Para definir una estrategia es necesario conocer bien el negocio, la competencia (donde esta tiene más éxito), el cliente y por último pero no menos importante conocernos bien a nosotras mismas, nuestras limitaciones y nuestros puntos fuertes, pues son estos la base de nuestra diferenciación y, por lo tanto, de nuestra ventaja competitiva.

Táctica: Son todos los pasos o acciones necesarias para llevar a cabo la estrategia. Es de corto alcance. Según la RAE, la táctica es el “Método o sistema para ejecutar o conseguir algo”. O sea que las tácticas son tareas concretas que hay que realizar para alcanzar el fin propuesto, o sea la estrategia.

Y en la era de Internet donde muchas personas buscan hacer dinero rápidamente, solemos enfocarnos en las tácticas y olvidarnos de la estrategia. Priorizamos obtener dinero rápidamente a entender cómo funciona el sistema y cuál es la sicología que debemos emplear para atraer un cliente y obtener una venta.

Eso lo veo diariamente en los foros o páginas en FB donde se reúnen novatos y vemos como quieren correr antes de caminar, como no les importa para nada entender el negocio, como antes de armar una estrategia se matan para que les aprueben una cuenta de Adsense y, cuando Google les rechaza la petición, no saben qué hacer.

Entonces nos enfocamos en una colección de tácticas sueltas que podamos aplicar en el súper corto plazo y olvidamos en planificar a largo plazo, en armar un embudo de venta y en crear una ventaja competitiva que nos haga destacar de la competencia y nos ayude a mantenernos en el negocio a largo plazo.

Si bien es muy importante ejecutar rápidamente, es imprescindible primero entender lo que hay detrás, si tuviste éxito, cuáles fueron los motivos del mismo y cómo seguir adelante.

Como No Arruinar Un Negocio

Lo primero: Definición del negocio

Lo primero es definir el negocio que vamos a emprender. Aunque no lo creas el mundo está lleno de gente qué quiere hacer algo y no sabe qué, pero lo peor es que están tan mareados que no atinan a investigar posibles negocios, nichos de mercado cuando se trata de internet y pretenden que alguien les “tire” varias ideas seguras entre las cuales elegir.

Si lo tuyo es armar algo en Internet, consulta las guías que publicamos tiempo atrás para encontrar nichos de mercado en Internet, como encontrar un nicho lucrativo y como utilizar keywords para encontrar un nicho rentable.

Segundo: La definición del cliente

Es crítico conocer lo que quiere tu cliente, pero no sólo lo que quiere sino las emociones que se movilizan detrás de ese deseo y los cambios tangibles que quiere lograr si consigue cumplir ese deseo.

Una vez que tienes este punto en claro, necesitas enfocarte en los resultados que TÚ quieres obtener:

  • Cuánto dinero quieres conseguir con tu negocio
  • Qué roles quieres jugar en el desarrollo de tu negocio
  • Qué quieres conseguir en tu vida con este negocio
  • Cuál es tu visión del futuro
  • Qué estrategia vas a implementar para que eso que ahora sueñas, en realidad suceda

Y para poder responder a esas preguntas necesitas CLARIDAD de conceptos.

Hay un orden que es imprescindible mantener:

  1. Visión
  2. Estrategia
  3. Tácticas

La visión provee el gran panorama. En el mapa del negocio, la visión es el destino. Define cada cosa de arriba a abajo.

Una vez que sabes a donde quieres dirigirte (la visión) formulas una estrategia para llegar ahí.

Las tácticas son los pasos o acciones que ejecutamos para implementar la estrategia. Es el día a día.

Veamos un ejemplo

Anteriormente en esta nota hablamos de la psicología del cliente. Ahora ya has estudiado al cliente y sabes lo que este desea conseguir. Por lo tanto veamos ahora la conexión que hay entre la psicología de ese cliente, tu estrategia y tus tácticas.

Supongamos a título de ejemplo que el resultado tangible que quiere obtener tu cliente es bajar de peso, tiene hijos pequeños y cuando se pone a jugar con ellos en el parque se queda rápidamente sin aliento. Y eso no solo le impide interactuar con sus pequeños, perjudica su imagen y le preocupa por su salud y el impacto negativo que pueda tener largo plazo.

Tu tienes un método muy eficaz que combina ejercicios de programación neurolingüística para controlar la adicción a comer, un programa de dieta elaborado por una nutricionista asociada y unos complementos naturales que no tienen contra indicaciones y que ayudan a quemar grasa y suplementa la nutrición. Además de una serie de videos con ejercicios físicos especialmente preparados para ayudar a perder peso.

Lo que necesitas saber es:

Cómo vender a ese grupo objetivo

Y para venderles a un grupo es necesario saber qué lenguaje usan, que tipo de oferta les resulta más tentadora, qué rango de precios están dispuestos a afrontar, que tipo de información buscan antes de decidir y dónde generalmente la encuentran.

Qué estrategia implementar

Tu estrategia podría ser crear un blog y una lista de correo para vender el proceso como un programa que se entrega en un ebook acompañado por videos educacionales de acceso restringido y los complementos naturales que se envían por correo tradicional.

En el blog publicaríamos periódicamente notas y tips de salud y pérdida de peso y mediante la lista de correo comunicaríamos las actualizaciones del blog y ofreceríamos productos y servicios.

Pero no vamos a avanzar mucho si no nos hacemos una clara noción de cómo funciona todo esto y como funcionan todas las piezas juntas.

Por ejemplo ¿Cómo vas a conseguir tráfico para tu blog? ¿Cómo se arma una página de producto para que funcione y venda? ¿Como escribir para la web? ¿Cómo hacer que la gente se suscriba a tu newsletter? ¿Cómo sementar la lista de correo para mandar ofertas?, etc, etc.

No está de más decir que muchas de las respuestas a esas preguntas se encuentran en este mismo blog y muchas otras pueden investigarse buscando en Google.

Una vez que tienes las ideas claras, es tiempo de implementar, es tiempo de pensar las tácticas.

Qué tácticas implementar

En este punto necesitas decidir qué tácticas necesitas poner en marcha para cumplimentar la estrategia.

Siguiendo el ejemplo anterior podrías:

  • Comprar un dominio acorde
  • Contratar un hosting
  • Instalar un wordpress
  • Planificar una serie de post interesantes que atraigan clientes y luego comenzar a escribirlos
  • Armar cuidadosamente las páginas de productos
  • Armar tu página o perfiles en las diferentes redes sociales que vayas a utilizar según el conocimiento del usuario que ya tienes (Facebook, Instagram, Google +, LinkedIn, etc.)
  • Contratar un servicio de email marketing como por ejemplo, Aweber
  • Armar tu primera lista de correo
  • Armar el formulario de suscripción y ponerlo en tu wordpress en un lugar visible
  • Planificar una serie de emails para mandarle a tus suscriptores y armar una campaña
    etc, etc

Es de destacar que cada una de estas tareas puede a su vez ser descompuesta en distintos pasos.

Por ejemplo al escribir tus artículos debes investigar que palabras claves utiliza tu público para encontrar un artículo como el tuyo, que título es mejor desde el punto de vista de atraer la atención del cliente y de conseguir un buen posicionamiento en Google.

Una vez que el artículo te satisface, lo tienes que publicar y comenzar a “empujarlo” en las redes sociales, ingresarlo manualmente en el Indice de Google, etc. etc.

Por qué la falta de claridad puede arruinar tu negocio.

Para mi hay 2 situaciones extremas que puede experimentar una persona que inicia un negocio:

  • No se lanza porque siempre falta algún detalle que estudiar, conocido como parálisis por análisis, o
  • Se lanza a implementar sin entender como funciona todo y al primer problema no puede resolverlo

Pero las soluciones suelen residir en un punto intermedio: Primero tienes que entender cómo funciona el sistema y luego tienes que lanzarte a implementar, si entiendes como funciona, podrás solucionar algunos problemas sobre la marcha.

El problema de la falta de claridad se relaciona evidentemente con la segunda situación, la de los que quieren acortar camino a cualquier precio.

El post que mencioné al comenzar este, decía que la falta de claridad en la estrategia y las tácticas terminan arruinando el negocio. Y que la palabra clave es “¿Por qué?”

La Clave Para Definir Una Estrategia

“¿Por qué?” es la pregunta clave al definir una estrategia y, por consiguientes, las tácticas a implementar. Si no puedes contestar por qué estás haciendo lo que haces, no lo entiendes y entonces te pierdes piezas del rompecabezas que significa poner un negocio en marcha.

Cuando tienes claridad sobre por qué tomas las decisiones que tomas, por qué eliges ciertas estrategias y no otras, por qué aplicas esas tácticas para cumplir la estrategia, entonces entiendes lo que se supone que va a pasar.

Y eso es muy poderoso, porque implica que estás en una excelente posición para ajustar y responder basado en los resultados que vas obteniendo.

Conclusiones

Hacer se basa en conocer, y aunque la experiencia es un activo invalorable (por eso es importante enfocarse en la acción y no postergarla indefinidamente), si ese hacer no viene precedido del conocimiento de la psicología de nuestro público, del conocimiento de una estrategia que sabemos que da resultados y de la implementación de las tácticas más apropiadas, es muy probable que tu negocio no prospere.

Seguramente conocerás o encontrarás muchas otras formas de arruinar un negocio, hoy quisimos enfocarnos en la falta de claridad al enunciar tu estrategia y en la tácticas a emplear, por considerarlas que son la base del negocio mismo.

Recuerda: la falta de claridad en tu estrategia y tácticas puede arruinar tu negocio.

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.