Accountability: El Asombroso Poder de Tener Que Rendir Cuentas

accountability o el poder de tener que rendir cuentas

Si eres de esas personas que le cuesta cumplir sus metas, que sabe lo que tiene que hacer y aún así le cuesta hacerle frente, esta nota es para ti. Se basa en el poder de la “accountability” un término del idioma inglés que no tiene una traducción directa en español pero cuyo significado se asemeja a “obligación de rendir cuentas”.

Veamos un ejemplo: Me encontré diciéndole a Keith, “OK, iré al gimnasio 3 veces a la semana, comenzando este viernes.

Y desde ese momento, hace casi tres semanas, he ido ocho veces. Hago un circuito de una hora usando las máquinas de pesas del gimnasio.

Ya me siento más fuerte, más enérgico y duermo mejor.

Suena fácil, sin embargo me había resistido a hacer ejercicio durante más de un año y lo más cercano que estuve de un gimnasio fue en mis pensamientos.

¿Qué hizo la diferencia?

La diferencia fue la promesa que le hice a Keith, mi compañero de co-coaching.

Es sorprendente cómo hacerte responsable ante alguien mas, tener que rendirle cuentas, puede producir una tremenda diferencia en nuestra actuación.

Debo admitir que varias veces en las últimas semanas me pareció una buena idea saltear mi entrenamiento del día. Estaba cansado, adolorido y el sofá parecía realmente atractivo.

Pero la idea de decirle a Keith: “Hoy falté al gym” (con alguna excusa poco convincente) me recordó mi promesa y me sacó de mi abulia.

Seamos sinceros. Cuando trabajas para hacer crecer tu negocio, hay cosas que simplemente no quieres o no tienes ganas de hacer, cosas que pospones continuamente.

Las dudas, miedos e incertidumbre sobre lo que debes hacer, cómo hacer que funcione, y saber que podría ser un esfuerzo fútil, te impiden saltar hacia tu meta.

Esto puede suceder tanto si eres nueva en los negocios o lo has hecho durante décadas.

A menudo, la manera más efectiva de llevar adelante alguna actividad de mercadotecnia (o de lo que sea) a la que te has resistido es comprometerte a rendir cuentas ante otra persona.

El hacerte responsable ante otra persona hasta que puedas superar la barrera de la resistencia, puede catapultarte a la acción y crear un tremendo impulso hacia delante.

Pero cuidado: Si le prometes a tu cónyuge o a un amigo cercano que realizarás una acción dada, es mucho más fácil incumplir tu promesa porque sabes que no te criticarán. Después de todo se supone que están ahí para apoyarte…

Como Establecer un Sistema de Accountability

Aquí hay algunas ideas sobre cómo establecer un “sistema de responsabilidad o de rendición de cuentas”.

  • Haz pareja con alguien más y ríndanse cuentas mutuamente. Esto es lo que en mi caso estoy haciendo con Keith. Ambos necesitamos apoyo en diversas áreas de nuestras vidas y negocios, por lo que hacemos promesas para tomar medidas y cumplir nuestros compromisos.
  • Únete a un grupo de soporte / o grupo mastermind. Este es un grupo de quizás cuatro a seis dueños de negocios. Ten cuidado de que este grupo no se convierta en un “grupo de conmiseración” o un “grupo de quejosos”. La clave es hacer promesas de acción concretas y hacerte responsable ante los demás, en otras palabras, rendirse cuentas mutuamente.
  • Contrata a un entrenador profesional. Cuando pagas a un coach para ayudarte a aclarar tu dirección, crear planes y tomar medidas, es mucho más probable que avances. Esta puede ser la mejor inversión en ti misma y tu negocio que puedas hacer.

5 Claves Para Lograr Accountability

Cuando comienzas con un sistema de rendición de cuentas, hay algunas cosas que considerar.

  1. Enfócate en esas acciones que desarrollan habilidades. He hecho presentaciones y presentaciones a lo largo de mi carrera. Cuando comencé, me comprometí a hacer que mi próxima charla fuera mejor que la anterior. Así me convertí en un gran presentador.
  2. Elije actividades de marketing (o del tema que te interese) que puedes hacer semanalmente. Para mí, esto es escribir un artículo semanal para mi blog. Lo que sea que sea para ti, realiza esa actividad como un reloj. Estoy en mi 22º año de escritura y ahora me resulta algo natural, que realizo con poco esfuerzo.
  3. No hagas promesas demasiado grandes. Este había sido mi patrón con el ejercicio. Hace unos años me inscribí a un gimnasio Cross-Fit y me “ quemé” en tres meses. Fue demasiado duro e intenso para mí y mi cuerpo siempre estaba sufriendo. En cambio, deberías …
  4. Seguir esforzándote… . Si dentro de seis meses siguiera levantando las mismas pesas que ahora, nunca construiré mi fortaleza. La clave es aumentar la dificultad de tus promesas gradualmente. Por otra parte…
  5. No hagas promesas demasiado pequeñas. Si prometes “hacer una llamada de seguimiento por semana”, nunca tendrás la capacidad y el ímpetu suficientes para sobresalir.

Un cliente comentó una cita de Michelangelo la semana pasada:

“El mayor peligro no radica en establecer objetivos demasiado altos y quedarnos cortos; sino en establecer objetivos demasiado bajos y lograr nuestra marcas”.

En definitiva, la clave no solo del éxito, sino del crecimiento y la realización personal constituye en comprometerte a alcanzar ciertas metas en tu negocio y luego obtener apoyo para cumplirlas.

Te recomiendo que configures tu sistema de rendición de cuentas lo antes posible.

¿Te ha gustado la nota? Entonces no olvides compartirla en tus redes sociales.

Compartir
Robert Middleton de Action Plan Marketing ayuda a los profesionales independientes a atraer más clientes. Por favor visite el site de Robert para leer otros artículos y recursos de marketing.